Empresas, economía y actualidad Entrevistas Sociedad

Jorge Terreu (Fundador de Maximiliana):»¿Por qué no aprovechar la tecnología para hacerles la vida un poco más fácil también a nuestros mayores?»

Jorge Terreu

Fundador de Maximiliana

Lo que comenzó siendo un dispositivo que creó Jorge Terreu para poder ver más a su abuela, se ha convertido en un servicio del que disfrutan más de 400 personas en España. Maximiliana es un móvil creado para facilitar la comunicación de las personas mayores con sus seres queridos. 

Ayudar a las personas de tercera edad a conectarse con sus familiares y a mitigar los efectos del aislamiento son dos de los motores que guían el trabajo de este joven emprendedor zaragozano que, junto a su equipo, ya trabaja para incorporar nuevas funcionalidades a Maximiliana y ampliar sus usuarios potenciales a las personas con discapacidad intelectual.

Cuéntenos cómo surgió Maximiliana.

Todo surgió gracias a mi abuela, Maximiliana, para mí, un ejemplo a seguir. Hace aproximadamente dos años tuve que irme de Erasmus a Francia durante la pandemia, lo cual me imposibilitaba verla. Yo la quiero muchísimo, y el no poder estar en contacto con ella en tanto tiempo me entristeció bastante. 

Además, ¿cómo iba a tener un nieto graduado en Ingeniería Informática sin poder beneficiarse de ello? No esperé más y me puse manos a la obra, quería verla y nada me impediría hacerlo, ni siquiera 1.000 km de distancia.

Ella era de esas personas que no conseguían desenvolverse con las nuevas tecnologías, así que decidí adaptar un Smartphone para poder verla más a menudo sin que ella tuviera que tocar nada. Eso sí, seguía echándola de menos como a nadie.

Durante la pandemia las cosas se torcieron bastante, ya que mis familiares tuvieron impedimentos a la hora de visitarla tan a menudo por las restricciones, así que les enseñé cómo debían utilizar la interfaz para que así ellos pudieran verla también. 

La verdad es que siempre me emociono recordando lo contenta que se ponía al vernos. Me pareció una pena que la gente no pudiera sentir la misma sensación que mi familia y yo en ese instante. Fue entonces cuando decidí sacar mi vena emprendedora, para poder ayudar a la gente mayor tanto como a mi abuela.

Y bueno, para mi sorpresa, poco a poco la cosa fue avanzando hasta encontrarnos en este punto. Comenzamos con pocos clientes, y una versión inicial de la interfaz, pero todo eso era más que suficiente para hacernos creer en nosotros y en nuestro servicio. Poco a poco, fuimos implementando mejoras y actualizaciones para llegar a lo que hoy es el Maximiliana.

Para concluir, decidí denominar a la empresa Maximiliana, en honor a mi abuela, ya que gracias a ella comenzó toda esta maravillosa trayectoria. Es algo que a día de hoy sigue sorprendiéndome, pero siendo sincero, no cambiaría ninguna de las que hemos tomado.

Lo que comenzó como un regalo para su abuela es ahora una herramienta que utilizan centenares de personas. ¿Cómo está viviendo usted esta experiencia?

Sinceramente, sigo sin creérmelo. Es una experiencia que no pensaba que iba a poder vivir, y ahora que está sucediendo parece surrealista. Estoy más que agradecido de hasta donde hemos llegado y lo que hemos conseguido. 

Es una sensación de respeto por lo que nos depara el futuro, mezclada con un entusiasmo continuo por mejorar constantemente para poder facilitar el uso de la tecnología a los que más lo necesitan. Cada vez estamos saliendo más de nuestra zona de confort, lo que siempre viene bien para superarse a uno mismo.

Lo que comenzó como una idea para poder ver más a menudo a mi abuela, se ha convertido ahora en un servicio del que pueden disfrutar muchas personas por toda España. Pero lo que más me emociona no es el hecho de tener muchos clientes, sino las historias que hay detrás de cada uno de ellos y los mensajes que estos nos mandan. 

Llegar a la oficina y leer mensajes de los clientes diciendo que sus padres están disfrutando como niños pequeños del móvil, nos motiva tanto a mí como a mis compañeros a seguir adelante. Gracias a nuestros clientes un mal día puede convertirse en un día estupendo.

Ahora mismo, tanto el equipo como yo sentimos una mezcla de emociones, creo que no acabamos de asimilarlo todo bien, pero se puede ver la ilusión en nuestros ojos, lo que nos ayuda a seguir adelante cada día.

¿Cómo recibió su abuela este regalo?

Al principio fue un poco reticente, obviamente estaba saliendo de su zona de confort, lo cual es totalmente normal. A todos nos cuesta hacer algo diferente cuando estamos acostumbrados a hacerlo de una manera en especial. La verdad es que fue un choque para ella, ya que se encontró ante un aparato que no sabía ni siquiera cómo funcionaba. 

Pero no lo costó mucho adaptarse, sobre todo gracias a la ayuda de mi familia, que estuvo en todo momento a su lado para ayudarla. Ahora se desenvuelve sin problema con el móvil, y espera ansiosa a que la llamemos para poder vernos.

Mi abuela también es un gran ejemplo de que no siempre es malo salirse de la zona de confort. Muchas veces este acto puede tener beneficios sobre nosotros y sobre las personas que nos rodean. ¿Quién le iba a decir a Maximiliana hace un par de años que estaría utilizando un móvil con su nombre?

Asimismo, usted donó las primeras unidades de Maximiliana al hospital Miguel Servet de Zaragoza, para ayudar a las familias a comunicarse con sus mayores en plena pandemia por el Covid-19. ¿Cómo fue recibida esta donación?

Eso es, sabía que era un gran producto, sobre todo gracias al apoyo que recibí por parte de todos. Es por eso que decidí ver si era un servicio que realmente podía ayudar a la gente y, la verdad, no he visto mejor manera de hacerlo que donarlo a gente que verdaderamente necesitaba apoyo familiar en esos momentos tan difíciles. Fue una temporada dura, pero más dura aún para aquellas personas que no podían ni siquiera ver a sus familiares.

Los productos innovadores siempre suelen hacer dudar a la gente, sobre todo si es algo que no se había oído hablar antes, pero he decir que la donación tuvo una cálida bienvenida, donde los ingresados del hospital pudieron tener un poco más cerca a sus seres queridos. Cuando salieron del hospital recibí gratitud tanto por parte de los pacientes, como de los enfermeros. 

Gracias al móvil que yo doné, muchos de los ingresados se sintieron acompañados en esta trayectoria, que para muchos ha resultado solitaria. De haber sabido que Maximiliana hizo tanto bien a aquellas personas, no habría dudado en donar más unidades. Sobre todo, por la manera en que lo recibieron.

Muchas veces la solución a nuestros problemas está justo al lado, pero la mayoría de veces estamos demasiado ciegos para verla. Es lo que ha sucedido en mi caso, ha hecho falta una pandemia y un erasmus para darme cuenta de cual podía ser la solución para que mi abuela se sintiera más apoyada que nunca por sus seres más queridos.

¿Cómo de importante es acercar la tecnología a la tercera edad para evitar el aislamiento?

En mi opinión, es vital. Estamos en unos tiempos donde la tecnología se emplea para todo, y no podemos negar que hemos llegado a un punto donde no podemos vivir sin ella. ¿Por qué no aprovecharla para hacerles la vida un poco más fácil también a nuestros mayores? 

El aislamiento en las personas de tercera edad no es una novedad, ni algo que deba pasar desapercibido. Con la situación que hemos vivido estos últimos años se ha agravado bastante, llegando a unos niveles espeluznantes. No poder ver a sus familiares, adaptarse a esta nueva etapa de su vida, la dificultad por ajustarse a la tecnología, … son factores que lo proliferan.

Maximiliana tiene la opción de llamada de socorro, por lo que resulta una aplicación de gran utilidad para que los familiares puedan estar pendientes de las personas mayores. También el cargador es magnético y está adaptado para las personas que tengan una psicomotricidad reducida.  ¿Qué otras funciones tiene Maximiliana que lo hacen único?

Hay tantas cosas que hacen especial a Maximiliana… no sé ni por donde empezar. Una de las funciones que más destacamos es la de las llamadas, debido a que son bastante intuitivas y sencillas a la hora de realizarlas. La persona que esté en posesión del móvil tan solo debe dar dos toques sobre la cara del contacto que quiera llamar.

Los contactos más cercanos tendrán una foto asignada, así como también un nombre para que al usuario le sea más sencillo reconocer a quién está llamando. Lo que caracteriza estas llamadas es que se descuelgan solas, evitando así cualquier complicación que pueda surgirle al usuario en el momento de contestar. Ellos no tienen que tocar absolutamente nada.

Pero las llamadas no son la única funcionalidad a destacar de nuestro servicio. También está la función de videollamada, que también se descuelga sola. Es una maravilla, además de que las personas mayores se ponen muy contentas a la hora de ver a sus seres queridos.

¡No nos olvidemos de los mensajes! Son únicos, cualquier mensaje que se le escriba al usuario desde el panel de control se lee automáticamente en voz alta en el móvil. Si no puedes llamar a tu abuela o a tu madre, pero quieres hacerle saber que estás pensando en ella, es lo mejor. Puedes escribir “Abuela, estoy pensando en ti, te quiero” y el móvil Maximiliana lo lee en voz alta.

Hay veces que con tan poco somos tan felices, que una simple llamada o videollamada con las personas que más queremos pueden alegrarnos el día, y es lo que nosotros pretendemos, mejorar el día a día de las personas de tercera edad.

¿Cuántos clientes tienen ya Maximiliana?

A día de hoy Maximiliana cuenta con más de 400 clientes y subiendo. Es un orgullo poder decir que estamos ayudando a tantas personas a adaptarse a las nuevas tecnologías, además de que cientos de familias puedan disfrutar de videollamadas con sus seres más queridos. 

Cada día recibimos más altas y estamos cada vez más motivados de seguir haciendo nuestro trabajo lo mejor posible. Aprendemos mucho de nuestros clientes, ya que nos hacen mejorar mediante propuestas que hacen, además de hacernos crecer como personas. Intentamos tenerlos todo lo contentos que podemos con nuestro servicio y atención al cliente, y hacemos lo posible por resolver sus dudas en el menor tiempo y de la mejor manera posible.

¡Nos encanta que nuestra familia aumente cada día que pasa!  

¿En qué regiones están sus clientes?

Tenemos clientes por toda España, tanto en la Península como en las islas. Además, estamos usando un programa que nos muestra puntos verdes en la zona de España con Maximiliana, y nos emociona mucho ver que el mapa de España hay cada vez más y más puntos verdes. 

Nuestros clientes están prácticamente en todas las regiones: Castilla- La Mancha, Cataluña, Valencia, Andalucía… Islas Baleares, Canarias… ¡incluso Francia, Inglaterra y Alemania! ¡Quién nos lo iba a decir a nosotros hace un año y medio!

¿Podría hablarnos del equipo que hay detrás de Maximiliana?

Actualmente somos 5 personas en la empresa, y somos una gran familia, nos queremos muchísimo y trabajamos de maravilla juntos. Al fundar la empresa tenía una cosa clara, quería que el equipo se sintiera único, y que el ambiente de trabajo fuera más que espectacular.

He de decir que ellos se han encargado al 80% de que así sea, y da gusto ir a trabajar y encontrarte con gente tan optimista, trabajadora, entusiasta, humilde y empática. Nuestros clientes están encantados con ellos, y yo estoy muy orgulloso de lo que hemos conseguido hasta ahora.

A pesar de ser tan jóvenes, hemos hecho todo lo posible por sacar Maximiliana adelante. Hemos sabido organizarnos muy bien todos, y, lo que es más importante, comunicarnos. La comunicación ha sido clave en este largo proceso. Maximiliana somos todos, si uno de los integrantes tiene un problema, todos tenemos un problema. Una vez una persona entre a nuestra empresa, deja de ser un individuo único. Ya no se trata de “tengo que…” si no de “TENEMOS QUE…”.

Nada de esto sería posible sin la ayuda de todos y cada uno de ellos. ¡La verdad es que somos un equipazo!  

¿Qué planes tienen para 2022 (incorporar nuevas funciones…)?

Tenemos muchísimos planes en mente, aunque nuestro principal objetivo es desarrollar una aplicación para que también los responsables de los Maximilianas puedan tenerlo más fácil, no solamente los usuarios. Queremos que, tanto hijos como padres puedan estar a gusto utilizando nuestro servicio, y ambas partes puedan disfrutar al máximo de poder verse.  

Estamos desarrollando también una actualización de las funcionalidades del móvil para que, si la persona mayor grita “Socorro”, el móvil lo detecte como una urgencia y llame automáticamente a su contacto de emergencia.

Otro de los objetivos que tenemos es que queremos llegar a un segmento de la población más amplio. Con esto me refiero a que queremos abrir nuestras puertas y corazones también a la gente con discapacidad intelectual, ya que consideramos que, para algunos de ellos puede ser de gran utilidad el dispositivo.

Una vez hemos visto como reaccionan las personas de tercera edad con el móvil, hemos pensado que podría las personas con discapacidad intelectual puedan ser igual de felices que nuestros queridos mayores.  

¿Está usted trabajando en otros proyectos paralelamente a Maximiliana?

Actualmente hemos fundado AraGo, que es una asociación que hemos creado para unir y crear correlación entre startups aragonesas como la nuestra. Ya somos más de 50 socios y es un placer tener otro sitio en Zaragoza donde comentar iniciativas emprendedoras.

¿Hay algo que quiera añadir?

Creo que somos unos privilegiados por dedicarnos a lo que nos dedicamos. Vamos a seguir trabajando muy duro para seguir ayudando a más y más familias a estar conectadas con sus mayores, combatiendo así su soledad.

En Zaragoza hay mucho talento por explotar y personas jóvenes muy bien preparadas, con muchas aptitudes y, sobre todo, con muchas ganas.

Redacción AEA /L L M

Entrevista incluida en el número 146 de la revista Actualidad de las Empresas Aragonesas, publicado en febrero de 2022. La revista completa se puede consultar aquí

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.