Entrevistas Sociedad

Susana Ruberte (Bodegas Ruberte): «Hemos hecho de la elaboración tradicional una de nuestras señas de identidad»

Susana Ruberte

Gerente de Bodegas Ruberte

Susana Ruberte es la primera mujer enóloga de Aragón y está al frente de Bodegas Ruberte, una bodega que siempre ha apostado por la uva Garnacha y que ha hecho de la elaboración tradicional una de sus señas de identidad. Estas navidades, Ruberte sacará a la venta su cava Monasterio de Veruela Gran Reserva, fruto del intenso trabajo que llevan a cabo en Bodegas Monasterio de Veruela, una iniciativa que tomó impulso cuando se incorporó la hija de Ruberte, Ana Salvador, a la empresa.

¿Cómo nace Bodegas Monasterio de Veruela? ¿Qué nos puede contar de este proyecto?

Es un proyecto que tomó un impulso importante con la incorporación de mi hija Ana a la bodega. Realmente es un proyecto con el que yo había soñado, pero me faltaba el apoyo y este llegó con la incorporación de Ana.

¿Podría contarnos brevemente su trayectoria profesional? 

En 1977 cursé una formación profesional de química en Barcelona y dos años después, en 1979, comencé los estudios de Enología. Durante tres años me formé en la Escuela del Vino de Madrid. Posteriormente, en 1995 me gradué en la Universidad Rovira i Virgili.

Mi padre, Andrés Ruberte, fue quien me inculcó desde bien pequeña la pasión por el vino y el amor por a esta profesión. En 1982, me incorporé a trabajar en la empresa familiar, La Magallonera. Junto con mis hermanos empezamos a elaborar vinos con D.O. Campo de Borja, formando Bodegas Ruberte donde he ejercido como enóloga hasta el día de hoy.  

Ahora ha sido mi hija pequeña, Ana Salvador, la que ha “heredado” nuestra pasión por la enología. He sido capaz de llegar a ilusionarla y es ella la que está siguiendo con el negocio familiar. Con el impulso de una nueva generación, en 2015 nos embarcamos en la compra de una nueva bodega para la elaboración de cava.

Usted es la primera mujer enóloga de Aragón, ¿sigue siendo este un mundo muy masculinizado?

Cuando yo comencé en la enología era un “mundo de hombres”. Eso sí, yo siempre tuve claro que era mi pasión e iba a luchar por hacer mi sueño realidad. Fue una apuesta personal y siempre conté con el apoyo de mi familia, por eso fue mucho más fácil. 

Actualmente es un sector en el que cada día estamos más mujeres. Somos muchas las que trabajamos a diario en las bodegas.

Háblenos de Bodegas Ruberte y de su filosofía como bodega.

Desde un primer momento apostamos por la variedad de uva Garnacha, poniendo en valor un producto de la tierra a la que tan ligados estamos. Además, hemos hecho de la elaboración tradicional una de nuestras señas de identidad. 

Elaboramos los vinos en tinos de madera de 10.000 a 17.000 litros. Después, estos mismos depósitos nos sirven como almacenamiento. De esta forma conseguimos que el vino vaya envejeciendo poco a poco, ya que por el poro que tiene la madera favorece la oxigenación del vino se va oxigenando. Es como si lo conservásemos en barricas, pero de mayor volumen; así la superficie de contacto es menor.

Tras más de medio siglo de andadura, ¿cómo ha ido cambiando la empresa en ese tiempo y cómo se ha ido adaptando?

Como empresa hemos ido evolucionando y nos hemos adaptado a los nuevos tiempos. Por ejemplo, han aparecido nuevos canales de comunicación y distribución y siempre hemos tenido claro que son una apuesta de presente y futuro.  Como bodega siempre hemos querido mantener y apostar por las tradiciones. Hay muchas cosas que, con el tiempo, se ha demostrado que nuestros antepasados hacían muy bien. 

Tal vez entonces no sabían por qué. Ahora son muchos los estudios que han demostrado que las técnicas tradicionales son un acierto. Ellos ya las hacían porque les funcionaban y nosotros hemos querido continuar con ese legado y los conocimientos que han pasado de generación en generación.

¿Cómo combinan tradición e innovación?

En los sistemas de elaboración lo que hacemos es adaptar la tradición al momento actual. Trabajamos con tecnología y maquinaria que nos ayuda a mejorar y facilita nuestro trabajo, pero no queremos perder de vista la elaboración tradicional y artesanal. Tratamos de aplicar nuevas técnicas para mejorar las elaboraciones y obtener la mejor calidad para nuestros productos.

¿Cómo nace Bodegas Monasterio de Veruela? ¿Qué nos puede contar de este proyecto?

Es un proyecto que tomó un impulso importante con la incorporación de mi hija Ana a la bodega. Realmente es un proyecto con el que yo había soñado, pero me faltaba el apoyo y este llegó con la incorporación de Ana.

Están preparando el Cava Monasterio de Veruela Gran Reserva. Háblenos de este producto.

Estas navidades queremos sacar un cava Gran Reserva de la Cosecha del 2015, que fue nuestra primera elaboración. Hemos realizado la crianza sobre sus lías durante más de 65 meses.

Lo hemos conservado en nuestra bodega subterránea que tiene 540 metros cuadrados. Está repartida en distintas cuevas y el Gran Reserva se encuentra en la cueva de GOYA. Es un producto que hemos estado cuidando con mucho cariño y mimo.

En la presentación van a llevar la fecha de degüelle para que el consumidor tenga más información a la hora de su consumo. También van a ir envueltas en papel de celofán para conservar mejor el producto. Y es que este lo protege de factores externos como la luz. Esta técnica se llevaba haciendo décadas en los licores de nuestra empresa la Magallonera para una mejor conservación del producto.

¿Cómo prevén la campaña de Navidad?

Estamos convencidos de que va a ser más animada que el año pasado. Se está viendo una recuperación en todos los sectores y esto anima al consumo. Además, creo que todos tenemos ganas de celebrar y de reunirnos con familia y amigos y qué mejor que brindar con un buen vino y un cava aragonés.

Recomiéndennos una selección de vinos RUBERTE para animar la cena de estas Navidades. 

En la línea de vinos jóvenes, Aliana Garnacha, siempre es un acierto. Para quien prefiera vinos con un poco de crianza, mi recomendación es Ruberte Tresor. Y quien busqué vinos de crianzas más largas, le animo a probar Ruberte Crianza, Reserva y Gran reserva.

Redacción AEA / LLM

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.