Entidades Sociales Sociedad

Las políticas de atención a los mayores contarán con un presupuesto de 450 millones hasta 2023

Las ayudas a la Dependencia llegan a 35.353 personas y el presupuesto asciende a 67 millones de euros en 2022

Lambán visita el centro Picarral, uno de los 31 que este mes ha recuperado la normalidad y ha dado comienzo el programa de envejecimiento activo

El Presidente de Aragón, Javier Lambán, acompañado por la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, Mariví Broto, ha visitado el Hogar de Mayores Picarral que, junto con los otros 30 centros del territorio aragonés integrados en la red del IASS, han recuperado la plena normalidad este mismo mes de febrero, además del programa de envejecimiento activo.

Las políticas de atención a los mayores son, según Lambán, una prioridad para el ejecutivo que preside, y más merecido si cabe tras la pandemia, para lo que el Departamento de Ciudadanía, que consigna el 50% del presupuesto del IASS a este capítulo, destinará más de 450 millones de euros a este fin entre este año y el que viene, una cuantía que a lo largo de la legislatura habrá ascendido a casi 760 millones de euros. 

Además, Lambán ha recordado que se impulsan otros programas, como el de Dependencia, que a 31 de enero ya atendía a más de 35.300 personas, el doble que en 2015, a lo que este año se destinan 67 millones de euros.

El presidente aragonés, que no ha olvidado el 50 aniversario de los primeros hogares (Andorra, Alcañiz y El Boterón de Zaragoza), ha aplaudido y agradecido la labor realizada por estos centros durante la pandemia que no dejaron de funcionar durante el confinamiento. 

Aunque las puertas se cerraron por imperativo sanitario, los trabajadores siguieron prestando servicios a los usuarios, efectuando más de 50.000 llamadas y correos electrónicos a los socios de todo Aragón y detectando a todas las personas que estaban solas en sus domicilios, creando redes de apoyo con familiares y socios.

En total, fueron más de 4.000 llamadas de seguimiento a personas en situación de vulnerabilidad, además de darse soporte emocional, ayudando a gestionar citas médicas, administrar la medicación e, incluso, algunos centros con cocina propia, como el hogar de San José, ofrecieron comida para llevar a las casas. Otros muchos hogares elaboraron e hicieron llegar a los socios materiales de ocio, entretenimiento, entrenamiento físico y cognitivo para que los mayores se mantuvieran activos.

En junio de 2020 abrieron sus puertas para ofrecer servicios básicos como el Programa de Promoción de la Autonomía Personal (PAP) para mayores frágiles o dependientes leves y moderados. También se recuperaron los servicios de peluquería y podología.

En marzo de 2021 se reanudaron actividades online y las actividades de grupos socioterapéuticos (para cuidadores de dependientes). En primavera también comenzaron algunas actividades presenciales (que organizan los propios hogares) con todas las medidas de seguridad.

Ya en este mes de febrero de 2022 se ha iniciado el programa de envejecimiento activo, por el que más de 2.500 mayores están inscritos en talleres y cursos de promoción mantenimiento de la salud y formación permanente.

Plan del Mayor. Generación de cambio

El papel de los servicios sociales durante la pandemia ha sido para el Presidente Lambán uno de los que ha sentido mayor orgullo y ha recordado que uno de los ejes estratégicos del Gobierno de Aragón es, precisamente, el Plan del Mayor, sobre el que va a pivotar hasta el final de la legislatura toda la atención que ya se presta a los mayores, así como los nuevos servicios e infraestructuras que se están poniendo en marcha, impregnados por la filosofía de atención centrada en la persona. 

Este plan recoge 49 actuaciones (20 ya asentadas y 29 nuevas); implica una financiación extra de 66,7 millones de euros de aquí a 2023 (que se suma a los 189,8 que anualmente destina Ciudadanía a la atención a los mayores) y persigue llegar a 204.101 aragoneses.

El Plan del Mayor nace para adecuar los servicios sociales a las necesidades de una generación que demanda una nueva atención, para acompañarles en un recorrido que tiene diferentes etapas y para ofrecer a estas personas el papel activo y protagonista que siguen teniendo en esta etapa de su vida. 

“Hablamos de una generación de cambio, artífice de grandes logros sociales, y queremos hacer este cambio con ellos”, ha indicado Lambán, quien ya ha adelantado que próximamente convocará el Foro para concretar los pasos a dar para avanzar en la economía de los cuidados con los agentes y colectivos implicados.

Red de hogares de Aragón

La red de Hogares de Mayores que tiene el IASS cuenta con 31 centros en todo el territorio aragonés, 10 de ellos en Zaragoza capital. Cuentan con más de 100.000 socios en todo Aragón, de los que casi la mitad son de Zaragoza.

Ofrece programas de envejecimiento activo, PAP (Programa de Promoción de la autonomía Personal) y actividades propias de los hogares (diseñadas por cada centro dependiendo de la demanda). Cuentan con servicios de peluquería, cafetería…

Por su parte, el Hogar Picarral se inauguró en mayo del 2010 y en la actualidad cuenta con casi 4.800 socios. Proporciona servicios que ayudan a mantener al mayor en su entorno de una manera autónoma y facilitando su relación. Entre las actividades presenta las de envejecimiento activo (Programa del Gobierno de Aragón); actividades lideradas por socios voluntarios, actividades de la Obra Social de La Caixa; actividades y talleres de tipo cognitivo y emocional, artísticas, ejercicio físico, informáticas, manualidades, culturales (historia, alfabetización, visitas culturales, viajes, etc.

El Hogar cuenta con personal del IASS, funcionarios (personal de servicio auxiliar y dirección) y trabajadores de empresas y contratas que realizan diferentes servicios: cafetería, peluquería, limpieza, servicio de prevención y promoción de la autonomía personal.

Proceso de transformación de los hogares de mayores

Los primeros hogares de mayores cumplieron 50 años en 2021, en concreto los de Andorra, Alcañiz y El Boterón de Zaragoza.
La red de hogares del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) ha cerrado ya el periodo de participación para abordar su transformación, iniciada en mayo de 2021 con el objetivo de adaptarse a las necesidades de los actuales y futuros usuarios.

Los trabajadores y los socios han acordado –a través de los diferentes talleres y jornadas de participación que se han desarrollado estos meses- que su trasformación pivote sobre cuatro pilares: Hacer más atractiva la percepción de los hogares para los mayores; Fomentar las relaciones significativas que potencien el acceso a las actividades de los centros; Extender el concepto de hogares más allá de su espacio físico (para llegar a más lugares de la comunidad en la que se ubican) y empoderar toda la actividad del voluntariado; la conectividad y digitalización como camino para lograrlos.

Programa de Promoción de la Autonomía Personal y Dependencia

El Departamento de Ciudadanía impulsa diversos programas de atención a los mayores, como el de Promoción de la Autonomía Personal (PAP), destinado a mayores frágiles y dependientes de grado I y II. El objetivo es retrasar el deterioro físico y cognitivo y fomentar la autonomía de las personas el mayor tiempo posible. En la actualidad se está atendiendo a 418 personas en todo Aragón (217 en la provincia de Zaragoza).

En materia de Dependencia, los datos a 31 de enero 2022 arrojan un nuevo récord histórico de beneficiarios: 35.353 personas atendidas con prestaciones o servicios, frente a los 17.000 beneficiarios de 2015.

Igualmente, se ha alcanzado un récord histórico relativo al menor número de personas en el limbo (con grado reconocido pero pendientes de prestaciones o servicios), estando por debajo de los 2.500 (en 2016 había de 14.000 personas en el limbo).

En clave de financiación, también han mejorado los datos, ya que Aragón ha recibido del Estado un 54% más de financiación que lo percibido en 2013, año de máximos recortes del Gobierno del PP. Este año, el presupuesto del Gobierno de Aragón para dependencia es de 67 millones, frente a los 25,2 de 2013.

Actualmente, se está trabajando en un nuevo decreto de prestaciones y servicios que permitirá agilizar los trámites, entre otros avances.

Inversiones en Zaragoza con fondos MRR

En el capítulo de inversiones, el peso de la capital es muy destacado por lo que el Departamento de Ciudadanía ha destinado, con fondos europeos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, un total de 25,5 millones de euros a centros y entidades de Zaragoza capital, entre los que destaca el nuevo Centro Residencial del IASS en Valdefierro, cuyo importe asciende a 21,4 millones de euros. 

Se trata de la construcción de un complejo residencial en el espacio del antiguo centro tutelar Buen Pastor. El proyecto comprende una residencia con ocupación de 100 plazas, dos centros de día, espacios comunitarios de servicios y un conjunto de viviendas tuteladas para personas mayores, todas ellas interconectadas y con servicios desde la residencia, con un nuevo modelo de atención centrado en la persona.

Por su parte, la residencia del IASS Romareda cuenta con un presupuesto de 676.947 euros destinado a la creación de unidades de convivencia para adaptar el centro al nuevo modelo de cuidados centrados en la persona (actuación que también se va a hacer en los centros de gestión propia de todo Aragón).

La residencia municipal de la Casa de Amparo tiene un proyecto de 728.445 euros, de los que el importe concedido por el ejecutivo autónomo es de 369.000 euros.

A estos capítulos, se suman los de subvenciones a diversas entidades (mercantiles, sociales, de menores o de discapacidad), que suponen cerca de 3 millones de euros.

Además de los fondos MRR, el IASS mantiene con el Ayuntamiento de Zaragoza diversos convenios, tanto para la financiación del personal de los centros municipales de servicios sociales, el refuerzo de personal para tramitar prestaciones, ayudas de urgente necesidad, que ha duplicado su presupuesto con respecto a 2015, así como la encomienda de gestión para la ayuda a domicilio a personas dependientes, que ha pasado de 2,7 millones en 2016 a 7,6 en 2022.

Fuente: Gobierno de Aragón

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.