El rincón del asesor Opinión

A vueltas con la inflación

Pilar Barcelona
EFPA ESPAÑA (ASESORES FINANCIEROS)

Todos tenemos la sensación de que el dinero nos cunde menos que antes. Vamos a comprar el pan y pensamos “con el dinero que antes compraba 2 barras de pan, ahora solo compro una”. Y lo peor es que no pasa solo con el pan, sino que es el pan nuestro de cada día.

La causante es la inflación. Pero no debemos alarmarnos porque se produzca, puesto que es una característica natural de la economía.

La inflación, el aumento generalizado y sostenido del nivel de precios durante un periodo de tiempo, provoca que, con la misma cantidad de dinero, ahora podemos adquirir menos productos. Esto no significa que se pierda dinero, pero sí que vamos perdiendo lo que se denomina poder adquisitivo.

Con los ahorros nos pasa lo mismo, si no hacemos nada van perdiendo valor poco a poco. La mejor forma de protegernos es invertir en activos financieros que sean capaces de tener una rentabilidad media superior a la inflación en el largo plazo.

Los últimos datos que hemos conocido de inflación en España y resto del mundo son realmente alarmantes, con unos niveles que hacía mucho tiempo que no veíamos, en España superior al 5%, y en Estados Unidos por encima del 6%.

Eso nos hace plantearnos muchas cosas con respecto a nuestros ahorros, especialmente si lo tenemos abandonado en una cuenta corriente o incluso en activos de renta fija. Con los tipos de interés en negativo en Europa, muchos años tienen que pasar para superar este entorno de tipos reales negativos. 

Bien es verdad que la inflación debería ir remitiendo, en la medida que se vayan superando la falta de algunos insumos y los problemas energéticos, pero en el futuro más inmediato, la realidad es que la renta variable es de los pocos activos capaz de cubrirnos ante esta situación.

Pero ojo, debemos tener cuidado porque ya sabemos que la Bolsa no siempre sube y estamos viviendo un entorno de complacencia en el que se ha perdido bastante el miedo. Por otra parte, esto no es malo, si ha servido para ayudarnos a incorporarnos al mundo de la inversión. 

Pero hay que tener siempre presente que la amenaza está ahí y que, cuando caigan los mercados, debemos mantener la calma y esperar a que escampe, porque en el mundo del ahorro y la inversión, el tiempo siempre juega a nuestro favor.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.