El rincón del asesor Opinión

Terminemos el verano con un ojo puesto en nuestros ahorros

Andrea Carreras-Candi. Directora de EFPA España

El verano llega a su fin, y con el mes de septiembre, una época para buenos propósitos, nuevos proyectos e ilusionantes retos profesionales y personales. El comienzo de un nuevo curso escolar propicia el momento idóneo para todo eso, pero también debe suponer una temporada para la reflexión y para poner en orden todo lo que tiene que ver con nuestras finanzas personales. 

Puede resultarnos aburrido, pero a largo plazo descubriremos que se trata de algo necesario.

Una vez convencidos, ¿por dónde podemos empezar? Nuestra primera tarea será revisar aquellos productos financieros que tenemos contratados, cuyas condiciones a veces cambian en septiembre, y prestar atención máxima a aquellos productos gancho como las tarjetas de crédito o los préstamos, que se multiplican con la vuelta de las vacaciones y cuya finalidad es aliviar la falta puntual de liquidez. 

Son opciones de financiación válidas pero, si tenemos que recurrir a ellas, será muy recomendable realizar un ejercicio de comparación y búsqueda de información. Ante todas estas situaciones, el asesoramiento profesional cualificado será la mejor opción para despejar cualquier duda.

En segundo lugar, debemos elaborar un cuadro que incluya los ingresos recurrentes con los que podemos contar y los gastos fijos que afrontamos cada mes (hipoteca/alquiler, transporte, comida, luz/gas, letras, seguros…). Puede parecer una obviedad, pero no lo es, debemos tener muy presente que no debemos contraer deudas que no podamos pagar ni gastar más de lo que ingresamos.

Otra de las premisas que hay que tener en cuenta son los gastos y hábitos de consumo. Septiembre es un mes perfecto para plantearnos qué gastos son necesarios y cuáles son prescindibles. Entre otros, podemos valorar opciones como ir al trabajo andando, en bicicleta o compartiendo coche, e incluso, llevar la comida a la oficina para ahorrarnos el menú de cualquier restaurante. 

Además, la vuelta de las vacaciones y el inicio del nuevo curso es el momento idóneo para eliminar algunos productos o servicios que no utilicemos, o renegociar o cambiar de proveedor, aprovechando mejores ofertas en el mercado. Incluso, puede ser un buen momento para revisar si merece la pena amortizar alguna deuda o renegociarla con la compañía en cuestión.

Cuando hablamos de planificación financiera en el largo plazo, no podemos obviar el tema de la jubilación. En los últimos años, hemos visto cómo el sistema público de pensiones se encuentra en entredicho ante las evaluaciones de su verdadera sostenibilidad en el presente y de cara al  futuro. 

Gran parte de los expertos valora este régimen como insuficiente y en cierto “peligro” de cara al futuro. Ante la disyuntiva en la que nos encontramos, exacerbada por la crisis de la Covid-19, se potencia la necesidad de todos los ciudadanos de contar con una seguridad financiera a largo plazo. 

El ahorro sistemático nos permitirá acumular un capital final suficiente para complementar la pensión pública y mantener el poder adquisitivo tras acabar la vida laboral.

Por eso, y ante cualquier duda, la mejor estrategia es solicitar una cita con un asesor financiero cualificado. Hoy, mejor que mañana, es un buen momento para acudir a nuestro asesor o entidad de confianza para que resuelva todas nuestras dudas sobre los productos financieros más adecuados, préstamos, hipotecas, ahorro para la jubilación… 

Solo un asesor financiero puede ayudarnos a realizar un correcto ejercicio de planificación financiera, teniendo en cuenta nuestro horizonte temporal, perfil de riesgo y situación personal. La volatilidad de los mercados nos puede ofrecer algunas oportunidades de inversión atractiva y financiación más económica, reduciendo el importe de nuestros préstamos, pero cualquier decisión final debe contar con la ayuda de un profesional cualificado. Cuidemos nuestros ahorros. Después, ellos lo harán por nosotros.

 

Artículo publicado en el número de septiembre de Actualidad de las empresas aragonesas

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.