Opinión

¿Cumplirán los equipos aragoneses su objetivo?

Celia Gimeno

Periodista || celitagimeno@gmail.com

La situación de la SD Huesca ha sido más negativa que positiva, o por lo menos eso dicen sus números, 5 victorias en 32 partidos. A su favor tengo que decir que, en muchas ocasiones, da gusto ver jugar al equipo altoaragonés, ya que han logrado demostrar mucha calidad y un gran juego, pero les ha faltado el factor “suerte”.

El conjunto de Pacheta ha vivido una temporada muy dura, mentalmente, ya que no había vivido lo que era estar fuera del descenso. Sin embargo, en la jornada 29 y 30 frente al Levante y el Elche, dos de sus máximos rivales, consiguen dos victorias que le hacen conseguir el principio de su objetivo, salir de la zona baja de la clasificación.

La primera división es muy complicada y esta alegría no duró mucho. La SD Huesca vuelve a caer en el descenso después de tres derrotas consecutivas y dos de ellas frente a rivales directos.

Pacheta sigue tan positivo como siempre, pero el tiempo se agota y solo quedan 5 jornadas por disputar. Además, no son jornadas demasiado sencillas, quedándole enfrentarse a la Real Sociedad, al Cádiz, al Athletic Club, al Real Betis y al Valencia. Lo único “positivo” que se puede sacar de estos rivales, es que casi ninguno se está jugando grandes cosas ya, lo que hará que vengan menos necesitados de puntos.

Con 27 puntos y a 3 de la salvación, el Huesca necesita sacar lo máximo de estos partidos, para lograr el objetivo de mantenerse en la máxima categoría española.

La situación de la SD Huesca ha sido más negativa que positiva, o por lo menos eso dicen sus números, 5 victorias en 32 partidos

Por otro lado, el Real Zaragoza vive una situación parecida, en cuánto al objetivo se refiere, el de la salvación. Aunque se encuentra fuera del descenso, los dos últimos partidos le han hecho recortar distancias, estando a tan solo 4 puntos de caer de nuevo en la zona baja.

El conjunto de Jim depende de sí mismo para mantener la categoría y tiene por delante 6 jornadas muy complicadas, enfrentándose a cuatro de los mejores equipos de la categoría y a dos de sus rivales directos, el Lugo y el Castellón.

Todo apunta a que la permanencia se conseguirá con 51 puntos, teniendo el Zaragoza 42 necesitará, como mínimo, sacar 9 puntos de los 18 que hay en juego. En esta cuenta atrás, el Real Zaragoza no puede fallar.

Además se ha podido ver una gran mejora en el equipo blanquillo, aumentando el nivel de juego gracias a la ayuda de Jim, entrenador que ha revolucionado al equipo desde su llegada. Por lo que se espera ver del equipo un nivel parecido o mejor de aquí hasta final de temporada para conseguir la permanencia en la Segunda División española.

La comunidad autónoma aragonesa, cuenta también con tres equipos en la 2ª división B. En primer lugar y en mejor posición se encuentra el CD Ebro. Parecía que tenía las cosas fáciles para optar a la nueva categoría del futbol profesional 2ªB “PRO” pero se le está resistiendo la victoria al conjunto arlequinado.

Esta última derrota frente al Racing deja al Ebro muy  tocado en su lucha para conseguir su objetivo de ascender a la nueva categoría profesional, dejándoles a 10 puntos del ascenso y a falta de pocas jornadas.

La SD Tarazona ya ha conseguido la permanencia en 2ª División B, siendo ese su principal objetivo. Aunque está en la fase de ascenso a la categoría PRO, no cuenta con los puntos suficientes para poder alcanzarlo. El club, tras estar recién ascendidos de la Tercera División, ya se sienten satisfechos con la temporada que han hecho sus jugadores.

Para terminar, Aragón cuenta también con la SD Ejea en esta categoría, siendo el equipo más flojito de los tres y quedando en peor posición. Además a día de hoy tiene un objetivo diferente, conseguir la permanencia, algo que ya ha logrado el equipo tras conseguir 10 de los 12 últimos puntos disputados. A falta de varias jornadas, el Ejea seguirá jugando la próxima temporada en la Segunda RFEF.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.