Opinión RSC

Día Internacional contra la corrupción 2020

Juan José Cubero Marín

Exprofesor titular de la Universidad de Zaragoza

jjcooperm@hotmail.com

EL 31 de octubre de 2003, la Asamblea General de las Naciones Unidas en la Resolución 58/4 decide que, a fin de aumentar la sensibilización respecto de la corrupción, así como del papel que puede desempeñar la Convención para combatirla y prevenirla, se proclame el 9 de diciembre como el ‘Día Internacional contra la Corrupción’.

Cada año nos cuesta un billón de dólares en sobornos y se calcula que se roban 2,6 billones (americanos), de dólares anuales mediante la corrupción, suma que equivale a más del 5% del producto interior bruto mundial. Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, se calcula que en los países en desarrollo se pierde, debido a la corrupción, una cantidad de dinero diez veces mayor que la dedicada a la asistencia oficial para el desarrollo y que no es poca. La corrupción es un delito grave que frena el desarrollo económico y social en todas las sociedades. Ningún país, región o comunidad es inmune.

Aviso para “navegantes”: Delia Ferreira Rubio, presidenta de Transparencia Internacional, nos dice: “Los gobiernos deben abordar urgentemente el papel corruptor del gran dinero en la financiación de los partidos políticos y la influencia indebida que ejerce en nuestros sistemas políticos”.

El pasado año 2.019 se utilizó como lema “Unidos contra la corrupción para el desarrollo, la paz y la seguridad”. Este año y en el momento de escribir este artículo no se conoce qué lema se va a utilizar  aunque esto no es lo más importante; lo transcendente es que debemos asumir la responsabilidad de que nuestras actividades sean más éticas y que la corrupción, en cualquiera de las formas: Soborno, prevaricación, cohecho, malversación, tráfico de influencias, extorsión, enriquecimiento ilícito, blanqueo de dinero, engaño, fraude, coacción y un largo etc., que desaparezca de la faz de la tierra, o al menos se reduzca, con lo que conseguiremos muchos beneficios, algo que todos tenemos asumido.

Este recordatorio de ‘El Día Internacional contra la Corrupción’, no tiene otra misión que la de señalar que  la corrupción, es un “virus”, tanto o más dañino que la pandemia que estamos padeciendo.

El IPC, Índice de Percepción de la Corrupción, que elabora la entidad Transparencia Internacional, T. I., nos ofrece todos los años datos muy interesantes, que nos permite conocer la evolución de la corrupción en una mayoría de los países del mundo. Veamos una breve comparación: España en el año 2.000, ocupaba el puesto número 20, con una valoración de 70 puntos sobre 100; en 2.019, se sitúa en el puesto número 36 y 62 puntos sobre 100. Se ve claro que en los últimos 20 años, ha empeorado la percepción que se tiene de nuestro país, respecto a la corrupción.

Como una información complementaria,  T.I. nos ofrece el ranking mundial del IPC, con los cinco mejores y los cinco peores y de menor a mayor corrupción: 1º y 2º, Dinamarca y Nueva Zelanda con 87/100; 3º, Finlandia: 86/100; 4º, Singapur: 85/100; 5º, Suecia: 84/100. En cuanto a los cinco más corruptos, encontramos a Venezuela, Yemen, Siria, Sudan del Sur y el más corrupto, Somalia.

Este recordatorio de ‘El Día Internacional contra la Corrupción’, no tiene otra misión que la de señalar que  la corrupción, es un “virus”, tanto o más dañino que la pandemia que estamos padeciendo. Algún día tendremos una vacuna contra el coronavirus y se solucionará el problema sanitario, pero la corrupción no admite vacunas; aunque, si los principios éticos se van aplicando en todas las actividades que desarrollan las diferentes organizaciones: Administraciones Públicas, privadas, asociaciones empresariales, sindicatos, universidades, organizaciones políticas, medios de comunicación e incluso nosotros mismos, asumiendo la necesidad de crear una sociedad más justa y respetuosa con las personas y con el mismo planeta en que vivimos, la corrupción desaparecerá. Al menos, así lo cree el autor.

Artículo incluido en la edición en papel de la revista Actualidad de las Empresas Aragonesas en diciembre de 2020

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.