Entrevistas Sociedad

Entrevista a Adrián Gimeno, director del IAJ

Adrián Gimeno, director gerente del Instituto Aragonés de la Juventud (IAJ)

Un total de 157 jóvenes han vuelto a Aragón en un año gracias al Plan Retorno de Talento Joven de Aragón. ¿Con qué objetivo se puso en marcha este plan?

Desde la crisis de 2007/2008 se vio como una cantidad importante de jóvenes emigró de nuestro país por falta de oportunidades. La gran mayoría con una alta cualificación. Algo ha fallado en este tiempo cuando no hemos sabido ofrecer un futuro en nuestra sociedad. De alguna manera en Aragón hemos querido intentar enmendar e intentar revertir esa situación. De ahí nace el Plan Retorno. Nuestro principal objetivo es ofrecer oportunidades y mantener el vínculo con Aragón. Tomar la decisión de regresar no es fácil. No se decide de un día a otro. Y desde el Plan Retorno acompañamos en todo ese proceso. Nuestra mayor satisfacción es cuando se establecen en Aragón con un contrato de trabajo.

¿De qué países o comunidades autónomas vuelven principalmente?

Hay una gran diversidad de países de procedencia, más de 30. Pero desde el inicio del programa se han consolidado Reino Unido, Alemania y Francia como los países con el mayor número de usuarios con los que trabajamos.

Foto : Laura Latorre

¿De qué modo el IAJ ayuda a estos jóvenes a volver? ¿Qué recursos pone a su alcance?

Desde el principio hemos creído que tenía que ser un plan flexible, cambiante, que se adaptara a las necesidades del momento y de nuestros usuarios. En estos momentos, además del objetivo principal que consiste en encontrar trabajo para poder regresar, trabajamos a través de 5 asesorías: la laboral, la emocional, la movilidad exterior, la vivienda y el emprendimiento. Además, llevamos dos años convocando ayudas para los propios retornados para sufragar los gastos de desplazamiento, enseres, alquiler de vivienda o local de trabajo.

¿Qué empresas colaboran con el Plan Retorno? ¿En qué sectores trabajan los jóvenes que han retornado?

Sin empresas no hay plan retorno y solo podemos tener palabras de agradecimiento hacia el tejido empresarial de Aragón. Hay una gran conciencia de captación de talento, por lo que más de 110 empresas ya se han adherido y trabajan de manera activa para poder contratar a nuestros usuarios. Respecto a los sectores principales encontramos 4 grandes grupos: perfil investigador, sanitario, ingeniería y marketing.

Las asesorías más demandadas son la laboral y la emocional, ¿en qué consiste esta última y por qué se demanda tanto por estos jóvenes?

Desde el principio son las dos las asesorías más demandadas. Obviamente, la asesoría laboral es la esencia del plan. La gran mayoría de los usuarios regresan si encuentran una oferta laboral estando todavía en otro país, aunque se están dando cada vez más casos donde primero regresan y una vez instalados en Aragón comenzamos el itinerario de búsqueda de empleo.

La asesoría emocional en un principio no estaba contemplada en el plan. Surgió como propuesta en el primer desayuno con retornados que realizamos. Nos dimos cuenta de su necesidad ante lo difícil que es tomar la decisión y volver a iniciar tu proyecto de vida otra vez más. En concreto, nos hemos especializado en el duelo migratorio y choque cultural inverso. Este fenómeno hace que uno se sienta extraño en su tierra, se sienta extraño entre sus amistades y familiares. La última imagen de la sociedad, amistades y familia que tienen es de cuando se fueron. Y cuando regresan todo ha cambiado, todo ha evolucionado. Y es complicado asimilarlo, ocasionando en algunas ocasiones el regreso al país del que han regresado.

¿Cómo ha afectado el coronavirus tanto al Plan Retorno como al resto de actividades del IAJ programadas para 2020?

El impacto ha sido total. Los procesos de selección y contratación se paralizaron, estábamos en un escenario de fronteras cerradas, de miedo y desasosiego. Tuvimos claro que teníamos que reenfocar nuestras acciones y atender los casos más urgentes, aquellos en los que nos demandaban regresar de una manera inmediata. No fue nada fácil. Y aquí ha tenido un papel fundamental la asesoría de movilidad internacional.

¿Qué protocolos han puesto en marcha en las residencias del IAJ para evitar contagios este curso?

Las residencias Juveniles son un servicio esencial para garantizar la igualdad de oportunidades y el acceso a estudios superiores de cualquier joven aragonés. Para este curso académico se han ofrecido todas las habitaciones en modalidad individual. Del mismo modo, solo permitimos el acceso al centro a nuestros residentes y personal. Extremar la higiene, uso obligatorio de mascarilla en zonas comunes, así como el establecimiento de aforos en las distintas zonas son otras de las medidas tomadas. Pero sin duda alguna, lo que más nos preocupaba antes del inicio del curso era el servicio de comedor. Para ello, se ha eliminado el autoservicio y se han establecido varios turnos de desayuno, comida y cena.

Llevan a cabo, junto con Dirección General de Gobierno Abierto e Innovación Social,  la escuela formativa Social Impact Academy, ¿en qué consiste? ¿Quién puede participar y cómo en esta escuela formativa?

Es una escuela de formación y capacitación de líderes y lideresas juveniles. Podemos observar que la juventud viene demandando mejoras en áreas tan transcendentes como el cambio climático, los derechos LGTBI o la igualdad. Por eso queremos dotar de herramientas a través de charlas inspiradoras y sesiones teóricas. Además, tras su finalización crearemos una bolsa de proyectos para que las propuestas desarrolladas se puedan materializar. El único requisito es tener entre 18 y 25 años. Y fundamental: ganas de cambiar el mundo.

También suelen colaborar con el IAM para la prevención de violencia de género desde las edades más tempranas (concurso microrrelatos, escuela de formación permanente, etc.). ¿Qué acciones realizarán próximamente en este sentido?

Llevamos ya cuatro años trabajando de la mano del IAM con el objetivo de caminar hacia una igualdad real. Por desgracia, las cifras de violencia de género entre jóvenes no mejoran, por lo que tenemos que seguir invirtiendo en este ámbito. En este año 2020, desde el IAJ estamos gestionando fondos del Pacto de Estado contra la Violencia de Género. A través de este fondo estamos trabajando la prevención con distintos talleres y formaciones a jóvenes y profesionales de juventud. Además, estamos preparando un documental con material didáctico para trabajar en los distintos espacios juveniles. Estamos adaptando los contenidos de los diplomas de monitor/director/informador de tiempo libre con perspectiva de género.

Recientemente el IAJ lanzó la campaña #JuventudInfluencer para fomentar la responsabilidad personal para evitar contagios. ¿Cómo surgió esta campaña y en qué consiste? ¿Habéis recibido un buen feedback?

Tenemos que ver a la juventud como parte de la solución y no como parte del problema. Esto es fundamental. Por ello, hemos lanzado esta campaña en positivo. #JuventudInfluencer busca tejer alianzas entre toda la juventud. Buscamos crear referentes y por imitación que todos y todas cumplan con las normas y recomendaciones sanitarias. Este virus no entiende de edad.  Hemos lanzado, además de vídeos, 11 carteles temáticos con recomendaciones y peticiones. Más de 10.000 carteles en soporte físico están expuestos por todo Aragón. Cualquier persona los puede descargar en nuestra web. En general ha tenido buena acogida, y lo más importante: el mensaje está llegando a todas partes y ayudar a que cale la idea positiva, la que incide en la responsabilidad individual y colectiva. Esto no ha acabado, por lo que debemos seguir siendo precavidos y cumplir las medidas establecidas por sanidad.

El Carné Joven de Aragón cumplió 30 años en 2019 y llevaron a cabo diferentes acciones para conmemorarlo, ¿cuántas personas disponen de él? ¿Cuántos nuevos socios hubo el año pasado?

El Carné Joven es un programa consolidado y conocido por toda la población joven aragonesa, tiene su historia; pero también se reinventa constantemente. De ahí las altas cifras de usuarios que tienen. Oscilan entre 60 y 70 mil. El Carné Joven es la seña de identidad del joven, en donde se puede beneficiar de más de 2000 ventajas que ofrecen las empresas aragonesas. Quiero recordar dos aspectos más desconocidos del carné. El ser usuario ofrece un seguro de viaje y una asesoría jurídica gratuita. Durante el Estado de Alarma ofrecimos este servicio de asesoría jurídica gratuita a cualquier joven aragonés. Además, desde el pasado año, tanto el carné clásico como el financiero se puede adquirir hasta los 30 años.

Vivimos en un momento de gran concienciación por el cambio climático, y el Gobierno de Aragón ha mostrado su compromiso con la Agenda 2030. ¿Qué iniciativas han puesto en marcha específicamente desde el IAJ para involucrar a los jóvenes en la Agenda 2030 y los ODS?

La agenda 2030 es un compromiso global y la juventud está exigiendo que nos lo tomemos en serio. En primer lugar, desde el IAJ estamos trabajando para que todos nuestros edificios sean sostenibles. Tanto zonas de oficinas, como nuestras residencias y albergues. Además, el año 2021 lo vamos a dedicar a la agenda 2020, por lo que todas nuestras acciones tendrán en cuenta los compromisos de la misma. A través del ocio educativo trabajaremos no solo la difusión de los ODS, sino que a través de la mirada juvenil queremos concienciar al resto de la sociedad.

¿Hay alguna cosa que no le hayamos preguntado y que quisiera resaltar?

La pandemia nos ha hecho reflexionar sobre muchos aspectos. Como cada vez que hay una crisis, el colectivo juvenil es afectado de manera más cruenta que otros colectivos. La emancipación juvenil me preocupa. Aunque Aragón está mejor en este aspecto que la media estatal, no debemos bajar la guardia y favorecer mejores condiciones para que la juventud pueda formar un proyecto de vida independiente. Los próximos años los vamos a dedicar a trabajar en esta línea.

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.