Opinión RSC

La economía circular y los ODS

Juan José Cubero Marín

Exprofesor titular de la Universidad de Zaragoza

jjcooperm@hotmail.com

Desde que comenzó a introducirse la Economía Circular, EC, en las organizaciones y en la misma sociedad, la reutilización, junto a la transformación de residuos en energía, reciclado de materiales y componentes, mercado de segunda mano, ecodiseño, aumento del ciclo de vida y otros, ya se sabía que los recursos disponibles en el planeta eran limitados, por lo que era necesario utilizar los mismos de una manera más eficiente.

EL informe ‘The Circularity Gap Report 2.021’, señala entre otras muchas cosas, que el consumo de materias primas y emisiones para satisfacer las necesidades de la sociedad, reflejan que seguimos en una economía lineal, que podría traducirse en el aumento de la temperatura media global de entre 3 y 6ºC para el año 2.044. 

Esta tendencia solo puede cambiarse si se produce un cambio sistémico que nos lleve a un modelo más circular y regenerativo. Si seguimos así, en el 2.030 necesitaremos 1,7 planetas para satisfacer nuestras necesidades, por lo cual no se podría cumplir con los objetivos de la Agenda 2.030.

Recientemente se ha presentado el informe ‘Máxima ambición circular para la década de la acción’, del grupo de Acción Economía Circular de la asociación Forética, que trabaja en un modelo de EC, basado en la adquisición de conocimientos de la propia EC, colaborando con todo tipo de organizaciones y difundiendo y comunicando el compromiso empresarial con la Economía Circular.

El consumo de materias primas y emisiones para satisfacer las necesidades de la sociedad, reflejan que seguimos en una economía lineal, que podría traducirse en el aumento de la temperatura media global de entre 3 y 6ºC para el año 2.044

En el mencionado informe de Forética, se propone trabajar en los siguientes campos: Educación, ODS 04;  reducción de desigualdades, ODS 10; salud, bienestar y demografía, ODS 03; cero carbono e industrias sostenibles, ODS 08 y 09; sistemas agroalimentarios, ODS 02; uso de la tierra, ODS 15; del agua, ODS 06, y océanos, ODS 14; ciudades y comunidades sostenibles, ODS 11, y por último, la revolución digital por un desarrollo sostenible, ODS 17, metas 06, 07, 08 y 09.

El Pacto Verde Europeo de la Comisión Europea, publicado en 2.020, presenta un proceso a seguir para dotar a la U.E. de una economía sostenible, integrada por primera vez en un cambio sistémico que busca un impacto positivo en la economía, el planeta y las personas, incluyendo, también la gobernanza.

También, en junio de 2.020, se publicó la ‘Estrategia Española de Economía Circular, España Circular’, presentando cinco ejes principales: producción, consumo, gestión de residuos, materias primas secundarias y reutilización y depuración del agua.

Aunque hay muchos que piensan que dedicar esfuerzos a estos objetivos no mejora la cuenta de resultados, les pediría que piensen en la utilización de la vacunas; si queremos garantizar la protección contra los contagios, todos debemos estar vacunados; con esto quiero decir que todos debemos utilizar la lógica más elemental y saber discernir lo que tenemos que hacer y no esperar a que lo hagan los demás, a lo que solemos estar muy acostumbrados; no tenemos otra opción y además, es urgente encontrar soluciones para evitar un desastre irreversible, que más tarde tendríamos que lamentar.

Como se ha visto en todo lo que antecede, algunos ya se han puesto a trabajar.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.