Opinión Viajes extraordinarios

Islas Maldivas, el cielo no puede esperar

Javier Lozano Pérez

MARKETING & DISEÑO DE VIAJES Y EVENTOS
@javierlozanozgz
www.javierlozano.net

Uno de los destinos más seguros y exclusivos del mundo ahora más cerca gracias al vuelo directo de Iberia.

¿Dónde están las islas Maldivas  y cómo llegar?

Situadas en el Océano Índico, al sur del subcontinente indio del que forman parte, las islas Maldivas están compuestas por un conjunto de 1.190 islas coralinas distribuidas en 26 grandes atolones de coral separados por lagunas, de las cuales tan sólo 202 están habitadas y 87 son islas dedicadas exclusivamente al turismo.

Como dato geográfico curioso destaca que de los 820 kilómetros que ocupa el país de norte a sur tan sólo el 1% de la superficie total de su superficie está situada por encima del mar, con una altitud media de 2 metros.

Para los meses de julio y agosto, la compañía Iberia ha programado un vuelo directo desde Madrid a Malé, la capital de Maldivas con una duración de once horas de vuelo.

Otras compañías llegan haciendo escala a Maldivas, siendo para mí, las mejores y más cómodas Emirates o Turkish Airlines llegan hasta Maldivas, haciendo escala en Dubái o Estambul permitiendo pasar unos días en estas apasionantes ciudades.  

Para los meses de julio y agosto, la compañía Iberia ha programado un vuelo directo desde Madrid a Malé, la capital de Maldivas con una duración de once horas de vuelo

El clima de Maldivas, otro tractivo que las hace únicas

Maldivas goza de un clima privilegiado con temperatura comprendidas entre 29 y 32º C  durante todo el año.

Si bien la mejor época del año, y la más cara, es entre diciembre y marzo  podemos decir que todo el año es propicio para visitarlo, aunque son los meses de junio y julio cuando aparecen las lluvias que aunque intensas son tormentas de corta duración que afectan especialmente a los buceadores que pierden visibilidad al estar las aguas más revueltas.   

¿Qué puedo hacer en Maldivas?

Los hoteles organizan actividades como yoga o clases de cocina, algunos como el Cocoon cuentan con discoteca, aunque no es lo habitual, y en todos se pueden practicar actividades relacionadas con el mar como hacer windsurfing en la ola “Ying & Yang” una de las más famosas en el mundo, hacer travesías en velero, pescar en alta mar, visitar una isla deshabitada, navegar a bordo de un dhoni, el tradicional barco de pesca de madera maldivo  y por supuesto bucear para descubrir un mundo multicolor e inimaginable como la excitante y a la vez divertida actividad de jugar con el simpático tiburón ballena, que a pesar de su colosal tamaño de hasta 21 toneladas es un animal pacífico y juguetón.

Son muchos los viajeros que se preguntan: ¿Me aburriré en un islote donde solo hay un hotel, que puedo recorrer a pie en un unos minutos y sin la animación habitual que se suele encontrar en otros resorts como los del Caribe?, La respuesta, si lo que buscas es tranquilidad, belleza y una excelente gastronomía, es rotundamente no.

Si la serenidad y la calma son fruto de la sabiduría podemos decir que el pueblo maldivo es pero que muy sabio

Si Maldivas posee la merecida fama de tener algunas de las playas más bonitas del planeta también cuenta con algunos de los mejores hoteles del mundo y con estilos muy diferentes, todos ellos de lujo.

Son muchos los resort considerados excelentes, tan diferentes unos de otros que podríamos decir que hay un hotel para cada tipo de viajero, desde el elegante Four Seasons para el que busca exclusividad sin límite, el Soneva para Robinsones de hoy que disfrutan del lujo desenfadado, el Conrad para vivir una experiencia única en sus villas y  restaurante submarino, el divertido y alegre Cocoon ideal para familias y grupos de amigos o mi preferido por su altísima calidad a un precio razonable hotel Baros premiado desde hace años como el hotel más romántico del mundo.

Y no sería justo decir que Maldivas es un destino perfecto si no hacemos alusión al carácter amable y cordial de sus gentes, que llegan a considerar el mal humor como una manifestación del demonio. Llevan esta actitud positiva al punto que para presentarse como candidatos a las elecciones se debe demostrar que se poseen ciertas dotes esenciales como la bondad de espíritu, la sociabilidad y el sentido de la belleza.

Si la serenidad y la calma son fruto de la sabiduría podemos decir que el pueblo maldivo es pero que muy sabio.

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.