Empresas, economía y actualidad Entrevistas

Benito Tesier (CAAR): «En 2021 esperamos una recuperación de la actividad, y un crecimiento a partir del segundo semestre»

Benito Tesier Sierra

Presidente del Clúster de la Automoción de Aragón (CAAR) y director general de Brembo

Benito Tesier cuenta con una larga trayectoria en el sector de la automoción. Ha desarrollado su carrera en el grupo Brembo -donde ostenta el cargo de director general- y a través del Clúster de Automoción (CAAR), del que es presidente. En esta entrevista charlamos con Tesier sobre la situación de la automoción en Aragón, los diferentes objetivos del CAAR y de cómo la pandemia ha afectado al sector, entre otros temas.

Háblenos brevemente de su formación y de su trayectoria profesional.

Nací en Zaragoza en 1968 y soy diplomado en Empresariales y Master GESCO en Dirección de Marketing y Gestión Comercial– ESIC, Master COEX en Comercio Exterior– ESIC y P.D.G. Executive – I.E.S.E.

Tengo más de 30 años de experiencia en el sector de la automoción y he desarrollado mi carrera con ilusión, pasión y esfuerzo gracias a los que he conseguido consolidar estratégicamente con éxito el aftermarket a nivel mundial dentro del grupo BREMBO; he convertido la planta de Zaragoza en la gran plataforma de BREMBO para el sur de Europa; he trabajado en la impulsión y evolución tecnológica y exportadora de la industria de Aragón de automoción a través de la presidencia del Clúster de Automoción; he defendido los intereses comunes del sector de la posventa español desde mi posición de presidente de la Comisión de Recambios de SERNAUTO y miembro de su junta directiva; he defendido la industria de componentes española y su capacidad de innovación a través de la presidencia del certamen bianual Motortec celebrado en IFEMA, y he tejido lazos sociales y económicos entre España e Italia desde mis distintos puestos de responsabilidad así como consejero de la Cámara de Comercio Italiana en España.

¿Cómo llegó a CAAR?

Brembo fue miembro fundador de CAAR desde su nacimiento en 2008 y también miembro de su Junta Directiva, primero como vicepresidente, apoyando a Juan Manuel Blanchard en el nacimiento de la organización, y desde junio de 2012 como presidente.

¿Cuáles son sus principales funciones en el Clúster?

Principalmente la representación institucional de la organización ante la Administración Regional y nacional, y todos los grupos de interés, pero también estoy implicado en la parte operativa, conjuntamente con los dos vicepresidentes, el tesorero y el resto de la Junta Directiva, para supervisar y apoyar la implantación de nuestro plan estratégico y la hoja de ruta definida por nuestras empresas.

¿Qué es lo que más disfruta de su trabajo?

La posibilidad de estar en continuo contacto con las personas. Ese carácter humano que requiere este trabajo y que es tan necesario, la cercanía. El ayudar y aportar valor al desarrollo de una tierra tan maravillosa como es Aragon. El impulso a través del clúster de todas las empresas de automoción de Aragon, independientemente de su composición accionarial, multinacional o familiar.

En definitiva, poder trabajar en un sector donde todavía las personas tienen un peso específico e importante.

El Clúster de la Automoción es uno de los principales sectores económicos de Aragón. ¿Podría hacernos una breve radiografía del sector?

En Aragón, el sector de automoción industrial, toda la cadena de valor que engloba desde la fabricación de las materias primas, hasta que el vehículo entra en un concesionario, supone más de un 6% del PIB regional, con una facturación que superó los 9.000 millones de euros en 2019, y da trabajo a más de 25.000 personas. Un tercio de las exportaciones de nuestra región son vehículos y piezas fabricadas por nuestras empresas, y la inversión es I+D es constante, con más de 300 millones de euros en el último año.

Actualmente, ¿con cuántos socios cuenta el clúster?

En estos momentos alcanzamos los 95 socios, 85 empresas (55 de ellas PYMEs) y 10 organismos regionales, que completan todo el ecosistema regional: Centros Tecnológicos, Universidades, MOTORLAND…

Una de las patas fundamentales de CAAR es la innovación. ¿Qué acciones llevan a cabo en este sentido?

Cuando hablamos de Innovación o de I+D+i, tenemos que separar producto y proceso. Si hablamos de producto nuestro foco está puesto en ayudar a nuestras empresas en la transición hacia la electromovilidad, para que puedan fabricar los componentes que llevan y van a llevar los próximos vehículos electrificados. 

Para conseguirlo, está siendo muy importante el apoyo del gobierno regional a través de su manifiesto de interés en electromovilidad, con 20 proyectos presentados el pasado mes de octubre y más de 100 millones de euros de inversión, o los 6,5 millones de euros con los que apoyaron 10 proyectos de nuestros socios en 2019, cuyo resultado es que el Opel eCorsa lleva ya componentes made in Aragón.

La otra pata fundamental y más importante si cabe es la mejora de procesos, ya que todas nuestras empresas lo necesitan para mantener su competitividad. Y ahí, es clave la incorporación de los habilitadores tecnológicos de la industria 4.0 en nuestro día a día.: la fabricación aditiva, la sensorización, el IoT, la visión artificial, realidad aumentada…

Son innumerables los proyectos que estamos dinamizando, tanto individuales como colaborativos, con inversiones superiores a los 140 millones de euros en los próximos 5 años.

¿Qué tipos de asesoría se les ofrece a los socios?

Todo lo que necesiten. Nos hemos especializado en la gestión de programas de ayudas para la innovación, en formación y en el desarrollo de negocio, pero lo importante es resolver los problemas de nuestros socios. 

Cuando el año pasado se reactivó la producción en abril tras el primer confinamiento y nuestras empresas nos trasladaron sus problemas para poder proporcionar EPIs (mascarillas principalmente) a sus trabajadores, no lo dudamos y a través de los contactos de varios de nosotros en China, conseguimos en menos de 3 semanas, importar 330.000 mascarillas y entregarlas a nuestros socios.

En CAAR se le otorga un peso importante a la formación. ¿Quién puede acceder a estas formaciones y sobre qué temas versan?

EN CAAR estamos decididos a colaborar en mejorar la competitividad de las empresas de automoción de Aragón, y a que con ello consigan abordar los retos del futuro, contribuyendo así a la sostenibilidad a largo plazo de los proyectos industriales de nuestra región. 

Para ello la formación es clave y buscamos cubrir el hueco existente entra la oferta formativa actual y las necesidades de las empresas. Por ello, nuestros cursos son principalmente técnicos, desde los sistemas integrales de gestión de la Calidad, a los estándares del sector automóvil, pasando, cómo no, por la formación en Industria 4.0 o en Lean Manufacturing.

Los programas están abiertos a todas las empresas: nuestros socios tienen condiciones especiales, pero todas las empresas aragonesas pueden participar. De hecho, nuestro último programa formativo en Industria 4.0 es gratuito y está dirigido principalmente a desempleados y trabajadores del sector metal.

¿Qué nos puede contar de Caar Academy?

La oferta formativa de Caar está concebida partiendo de la necesidad de aumentar el talento de nuestras empresas, como factor de competitividad futura y fomentar la innovación entre los equipos de las organizaciones.

Nuestro plan formativo recoge, tras un proceso de participación de las empresas, las inquietudes y necesidades del sector automoción de Aragón. Siendo nuestro sector un modelo industrial de referencia, pensamos también que otras empresas de otros sectores pueden estar interesadas y aprender y mejorar su competitividad junto a nosotros.

Detectada la necesidad formativa, nuestro reto ha sido cubrir esa necesidad con la mejor entidad o profesional capaz de impartir la materia y así poder presentarles este catálogo de actividades formativas, y si no lo encontramos, diseñamos nosotros mismos el programa formativo como hicimos con nuestro programa de Dirección de Operaciones Industriales.

¿En qué consiste el programa de Dirección de Operaciones Industriales (DOI)?

El programa DOI tiene como objetivo capacitar a sus alumnos, habitualmente mandos directivos con potencial de crecimiento en sus organizaciones, para la dirección de las operaciones productivas y logísticas en empresas industriales, apoyando la estrategia de negocio de empresa. Tiene un vínculo profundo con la realidad industrial ya que el programa ha sido diseñado por las empresas del sector automoción que han trasladado sus retos a los casos prácticos aplicables a la generalidad de las empresas del sector industrial y que serán resueltos durante el transcurso del programa.

¿Cómo afectó la pandemia al sector del automóvil?

Sufrimos un lock down en el mes de abril del 2020  muy duro, donde por primera vez en la historia, muchas de nuestras industrias pararon sus actividades por completo, mientras otras mantuvieron su actividad como actividad esencial, pero sin duda la fuerza de nuestra ilusión y pasión por nuestros proyectos nos llevó a recuperar la actividad de una manera muy rápida a partir del mes de mayo.

La industria comenzó a retomar el pulso a principios de mayo, con importantes “deberes” en materia de elaboración de protocolos de seguridad y sanitarios para adaptarse a esta nueva normalidad que nos acompañará durante meses. 

Nuestra primera obligación ha sido garantizar la seguridad de las personas y proteger a nuestros trabajadores, cuestión que ha supuesto un gran esfuerzo de búsqueda de suministro de equipos de protección, de elaboración de protocolos y de aplicación de medidas en nuestras instalaciones.

El siguiente paso ha sido adaptar nuestros procesos productivos que, recuerdo, son de capital intensivo y están pensados para altas producciones, no para estar parados ni para trabajar a un 30%. Esto nos ha obligado a adaptar nuestras líneas de producción, que se han podido mantener gracias principalmente a las exportaciones (hay que recordar que un tercio de las exportaciones aragonesas provienen del sector automoción).

Con un gran esfuerzo, en este momento la industria de la automoción está ya en modo ON y las empresas de componentes estamos volviendo a la nueva normalidad

¿Qué medidas específicas tuvieron que poner en marcha a raíz de la pandemia desde CAAR?

Lo principal fue adaptar nuestros servicios a sus necesidades. Lo primero que detectamos fue la necesidad de comunicar los cambios normativos que se estaban produciendo continuamente y asesorar a nuestras empresas a través de nuestros partners, del impacto de estos cambios en su día. 

Luego hemos comentado ya que nos convertimos temporalmente en suministradores de mascarillas, acción que fue muy valorada por nuestros socios. Y en los últimos meses, nuestro principal cometido está relacionado con la situación económica de nuestras empresas: necesitan que les ayudemos a identificar y presentar sus proyectos de inversión a las distintas convocatorias de fondos públicos que se están lanzando y cuya culminación la tuvimos el pasado mes de marzo con la presentación de nuestro proyecto MOV&ELEC.

¿Esta situación ha hecho que se revalorice el vehículo particular como medio seguro para los traslados?

Pre-covid teníamos una concienciación en la sociedad en general de buscar la eficiencia y la sostenibilidad medio ambiental en nuestros desplazamientos, priorizando los medios de transporte colectivos por los individuales. La situación post-covid modifica completamente estos hábitos y lleva al ciudadano a intentar en la medida de sus posibilidades a desplazarse en solitario o con su grupo de convivientes; priorizando de esta manera un desplazamiento seguro y libre de contagios. Además, los desplazamientos posibles, son autonómicos por las restricciones a la movilidad, y el medio de transporte más utilizado es el vehículo privado.

Por todo ello, estamos observando un porcentaje de utilización del parque circulante actual en unos niveles nunca vistos anteriormente, así como un incremento del mantenimiento de los mismos.

¿Qué cambios cree que ha provocado la pandemia en lo relativo al automóvil?

El principal es la incertidumbre. Antes, podíamos hacer planificaciones a medio y largo plazo, previsiones de ventas más o menos acertadas, pero con horizontes temporales de meses e incluso años; ahora, cada semana, cada día, tenemos que adaptarnos a cambios en la demanda por el impacto que la pandemia está teniendo en la venta de vehículos nuevos, en las reparaciones, en el uso de los vehículos…

El sector de la automoción es uno de los que más rápido ha podido recuperarse. ¿Cuándo se podrá decir que se ha remontado del todo?

No tenemos una fecha concreta. Los expertos hablan de finales de 2022, pero no sabemos el impacto final que tendrá en la venta de vehículos,

¿Se ha perdido mucho empleo en el sector? ¿Se podrá recuperar?

Afortunadamente, los ERTEs han dotado de flexibilidad a las empresas para poder atender estos cambios de demanda, con meses con las fábricas paradas (abril 2020) o con las fábricas al 120% (noviembre 2020). Ahora mismo, y por la escasez de semiconductores, se están volviendo a utilizar para generar esa flexibilidad que requiere un entorno con tanta incertidumbre. 

¿Qué espera del 2021?

En primer lugar, que la vacunación masiva permita si no someter, sí controlar esta pandemia para que podamos ir recuperando nuestro ritmo de vida anterior, pero, sobre todo, para que las cifras de fallecidos desciendan y casi se reduzcan a 0. 

En el plano profesional, y como partimos de un mal 2020, esperamos una recuperación de la actividad, y un crecimiento a partir del 2º semestre, pero este crecimiento no estará exento de sustos y de problemas que tendremos que ir lidiando día adía.

En un encuentro reciente con el Gobierno de Aragón y la ministra de Industria, Reyes Maroto, usted dio a conocer el proyecto ‘Mov&Elec’, dirigido a impulsar la movilidad electrificada en Aragón. ¿Qué nos puede contar sobre este proyecto? ¿Cómo y cuándo se va a poner en marcha?

Mov&Elec es la suma de proyectos que todo el ecosistema de automoción de Aragón quiere y debe poner en marcha para liderar la transición hacia una movilidad eléctrica y sostenible apoyándose en la Innovación, la reindustrialización y la digitalización y la formación.

 Estamos hablando de 1.075 millones de euros que las empresas, los Centros Tecnológicos y los distintos organismos aragoneses (Universidad, Motorland, etc…) van a invertir para dotar a nuestra comunidad de las infraestructuras de innovación necesarias para desarrollar los nuevos componentes de los vehículos electrificados y conectados, para industrializar los nuevos modelos que deberían ser asignados a la planta de Stellantis en Figueruelas y a otros fabricantes, y los nuevos componentes que llevarán esos vehículos, y para transformar radicalmente nuestra industria incorporando los habilitadores digitales de la industria 4.0 a nuestros procesos productivos y formando a nuestros trabajadores en estas tecnologías.

¿En qué posición se encuentra el sector en Aragón con respecto a la inminente electrificación de los vehículos?

Respecto a la electrificación de vehículos, nuestra planta de Figueruelas, hoy Stellantis, fue pionera en la fabricación del primer vehículo 100% eléctrico, en concreto, el modelo Opel Corsa.

Estamos realizando en la industria de componentes, unos esfuerzos de innovación e inversión en un periodo de tiempo récord nunca visto en nuestra historia, debido a la fuerte anticipación de ciclo tecnológico que está viviendo el sector de automoción.

Todas estas iniciativas persiguen el objetivo de que Aragon siga siendo el referente del sur de Europa también en electrificación. Por todo ello, estoy convencido, que en el futuro defenderemos una cuota de mercado en electrificación de vehículos similar a la que conseguimos en los vehículos de motor de combustión tradicional.

Con los esfuerzos que estamos desarrollando toda la sociedad aragonesa, junto con el Gobierno de Aragon estoy convencido que conseguirán proyectos de implantaciones de empresas en nuestro territorio que tendrán muchos que aportar en esta tecnología, así, como nuevos negocios que propondrán soluciones de movilidad distintas a las actuales, no solo en el ámbito de la movilidad para la ciudadanía sino también a la movilidad de vehículos profesionales de todo tipo. 

¿El futuro de la automoción pasa por el vehículo eléctrico?

El futuro de la automoción pasa por el vehículo eléctrico, por el vehículo híbrido, por el vehículo de hidrógeno, por el de gas…y por el de gasolina y diesel. Debe haber una transición gradual y una introducción de estas tecnologías de manera gradual, no radical, y cuando hablamos del sector automoción, debemos pensar que en el mundo se fabrican al año casi 100 millones de vehículos, y no todos podrán ser eléctricos…

¿Qué importancia tiene el hecho de que se ubique o no en Aragón una planta de fabricación de baterías? ¿Cree que se dan los condicionantes para ello?

Es importante porque trasladamos un mensaje hacia Europa de que Aragón está preparada para la electrificación, y porque entraríamos en un campo (powertrain) donde antes apenas teníamos experiencia (los motores que se montan en Figueruelas venían de fuera de España).

Pero no nos debe obsesionar ser los primeros sino ser conscientes de que, al ritmo actual, probablemente se necesiten varias fábricas de baterías en nuestro país, y que por nuestra situación logística (2,25M de vehículos fabricados en 350 km a la redonda de Zaragoza) y nuestras capacidades tecnológicas, somos uno de los posibles destinos.

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta el sector actualmente?

Los hemos ido desgranando durante esta entrevista: la electrificación de los vehículos, la digitalización de las plantas productivas y de los vehículos (coche conectado), la seguridad y la descarbonización de la economía.

¿Qué soluciones se le ocurren para paliar los crecientes problemas de suministro de semiconductores, o los que presentan las largas cadenas logísticas que opera el sector?

Hay que acercar las cadenas de suministro a Europa. Evidentemente, no del 100% que se necesita, pero sí de parte que permita minimizar estos riesgos de suministros. Pero no sólo hablamos de semiconductores, sino que hablamos también de mascarillas, de piezas plásticas y metálicas etc. Hay que creer y apoyar a la industria europea: no podemos dejar toda la fabricación en manos de los países asiáticos.

¿De qué manera están comprometidos en CAAR con el medio ambiente?

Aquí no hablaría sólo del medio ambiente sino el compromiso de CAAR y de sus socios con la RSC, donde el medio ambiente es uno de los principales pilares. Además de haber obtenido el sello RSA que otorga la DGA, hemos trabajado con varios socios para elaborar sus memorias de RSC y sostenibilidad y tenemos nuestra propia campaña solidaria de recogida de material escolar para distintas asociaciones aragonesas, que, aunque este año se ha tenido que hacer de manera virtual, nos ha permitido recaudar más de 8.000 euros que hemos utilizado en la compra de material.

¿A qué le gusta dedicar su tiempo libre?

En este aspecto siempre he sido una persona muy inquieta, siendo una persona amante de cualquier práctica de deporte en contacto con la naturaleza. Bien sea mar o montaña, por lo tanto, es fácil imaginar que la navegación, el buceo, el golf, bicicleta de montaña y cualquier otra actividad que se pueda realizar al aire libre seguramente la habré practicado. 

Lamentablemente, muchas veces lo que no dispongo es del tiempo necesario para poder realizarlas.

¿Qué nos puede contar de su familia?

Viniendo de una familia de emprendedores, debido a que mi padre fundo una empresa por los años 60 (autoindustrial URPA) que acabó siendo el motivo por el cual Brembo se encuentre en Aragon, y no teniendo ningún hermano se han generado unos vínculos personales y familiares tan fuertes que hace que, no siendo una familia numerosa, sea una familia muy unida compuesta por mis padres y mi esposa.

Habiendo recibido de ellos unos valores y espíritu de sacrificio importante dedicados al reto más importante en el mundo empresarial, que es conseguir que después de 60 años una empresa sea capaz de irse a adaptando a todos los cambios que se producen en un mundo como el actual globalizado y al mismo tiempo manteniendo su espíritu familiar.

Teniendo el orgullo de formar parte de una multinacional como es Brembo, que también pertenece a una familia, que es la familia Bombassei. Con la cual compartimos valores personales y profesionales comunes.

¿Qué recuerdos guarda de su infancia?

Me formé en el colegio Jesuitas, manteniendo una estrecha relación y grandísimos recuerdos con todos mis compañeros de colegio de la generación del 68. Creciendo y madurando en los principios de nuestra actual democracia. 

Teniendo 10 años cuando se constituyó nuestra constitución y sin contar en aquella época con los medios tecnológicos y de entretenimiento actuales, se pueden imaginar que fue una infancia muy orientada a la naturaleza, juegos compartidos y a todo tipo de actividades de grupo que estimulaban la cercanía, amistad, juegos colectivos y relaciones personales continuas. En definitiva, una práctica de unos valores que luego me han servido de mucho en mis relaciones profesionales y personales.

¿Hay algo que quisiera añadir?

Me gustaría añadir que pertenecemos a una Comunidad Autónoma que se ha encontrado posicionada geográficamente entre dos colosos, como es Cataluña y Madrid y que cuenta con los valores más importantes como son el ingenio, el talento, la constancia y la perseverancia que caracterizan a su gente, los aragoneses.

Todo lo que hemos conseguido hasta la fecha no lo podemos considerar como patrimonio del presente, sino en muchos casos, la herencia que hemos recibido de nuestros predecesores y nuestra obligación es seguir trabajando y desarrollando actividades y proyectos que construyan un Aragon mejor, del que sentirnos orgullosos y poderlo legar a las generaciones futuras.

Respecto al presente, considero que nos tenemos que sentir orgullosos de nuestro patrimonio, fruto del esfuerzo y sacrifico de todos.

Termino agradeciendo a Empresas Aragonesas la oportunidad de poner en valor el sector de la automoción en Aragon.

Redacción AEA/ L L M

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.