Opinión RSC

Agenda 2030: ODS 12. Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA

Juan José Cubero Marín

Exprofesor titular de la Universidad de Zaragoza

jjcooperm@hotmail.com

Para este Objetivo se presentan datos y cifras muy interesantes y abundantes.

Se  calcula que cada año, alrededor de una tercera parte de los alimentos producidos, el equivalente a 1.300 millones de toneladas valoradas en un billón de dólares aproximadamente, acaba pudriéndose en los cubos de la basura de los consumidores y minoristas, o se estropea en el transporte y en los procesos de recolección deficientes.

Si la población mundial utilizara bombillas de bajo consumo, se ahorrarían 120.000 millones de dólares anuales a nivel mundial y si  la población mundial llega a los 9.600 millones para el año 2.050, harían falta casi 3 planetas para proporcionar los recursos naturales necesarios para mantener los modos de vida actuales.

Además de estos datos de carácter general, este objetivo proporciona otros para informar sobre cuestiones relacionadas con el agua, con la energía y  los alimentos. Por razones de espacio nos dedicaremos a la energía y los alimentos: El uso de la energía  seguirá creciendo otro 35% de aquí a 2.020; en los países de la OCDE en el 2.002, había 550 millones de vehículos (el 75% automóviles), se prevé un aumento del 32% hasta el 2.020, (que ya ha pasado),  hay que sumarle la del transporte aéreo que se triplicará en el mismo periodo, sin olvidar a los camiones.

Los hogares consumen el 29% de la energía mundial y, en consecuencia, contribuyen al 21% de las emisiones de CO2 resultantes

El uso de energía comercial y residencial es el segundo sector de consumo energético mundial que más rápido está creciendo, después del transporte. Al mismo tiempo, se espera que el kilometraje de los vehículos automotores aumente un 40% y que el transporte aéreo global se triplique hasta el 2.020, con permiso de la pandemia.

Los hogares consumen el 29% de la energía mundial y, en consecuencia, contribuyen al 21% de las emisiones de CO2 resultantes y en 2.013, una quinta parte del consumo de energía en el mundo procedió de las fuentes de energía renovable. Algunas metas a resaltar:

  • Meta 3: Reducir a la mitad el desperdicio mundial de alimentos per cápita en la venta al por menor y a nivel de los consumidores, reducir las pérdidas de alimentos en las cadenas de producción y distribución, incluidas las pérdidas de posteriores cosechas.
  • Meta 5: Disminuir sustancialmente la generación de desechos mediante políticas de prevención, reducción, reciclaje y reutilización.
  • Meta 6: Alentar a las empresas, para que adopten prácticas sostenibles e incorporen información sobre la sostenibilidad en su ciclo de presentación de informes.
  • Meta 7: Promover prácticas de contratación pública que sean sostenibles.

Como se puede deducir, la responsabilidad de cumplir con este Objetivo 12, corresponde a las instituciones públicas, nacionales e internacionales, al sector Empresarial, a las Universidades en materia de Investigación y formación, a otros y personalmente a todos nosotros.

Artículo de opinión incluido en la edición en papel de febrero de 2021 de Actualidad de las empresas aragonesas

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.