Entidades Sociales Eventos Sociedad

“Llevábamos nuestra relación en secreto pero pese al miedo dimos el paso y ahora en nuestro pueblo nos sentimos libres”

En la II jornada ‘online’ sobre las personas LGTBIQ+ en el medio rural de la Diputación de Zaragoza se ha destacado la mejora de la situación del colectivo. Además, se ha incidido en que pese a la reticencia de las víctimas es importante denunciar los delitos de odio

Se puede vivir libremente la diversidad sexual en un pueblo y para ello trabajan los cuerpos y seguridad del estado así como las entidades locales a través de diferentes medios. Son dos de las principales conclusiones de la II jornada ‘online’ sobre las personas LGTBIQ+ en el medio rural organizada este lunes por la Diputación de Zaragoza para conmemorar el Día del Orgullo que ha podido seguirse en directo a través de la web de la DPZ y de El Periódico de Aragón.

A lo largo de la jornada los diferentes ponentes han puesto de manifiesto la necesidad de trabajar para que se normalice la situación del colectivo LGTBIQ+ en el medio rural así como para acabar con los delitos de odio. Para ello, han apostado por la educación y las denuncias.

El evento ha comenzado con la intervención de la diputada delegada de Igualdad de la Diputación de Zaragoza, Pilar Mustieles, que ha destacado que este foro nació el año pasado “con vocación de continuidad”. “Como el objetivo de Diputación de Zaragoza en este ámbito no ha variado este año volvemos a encontrarnos con el mismo fin: visibilizar que la diversidad sexual también existe fuera de las ciudades y que tiene sus propias circunstancias y peculiaridades”, ha resaltado Mustieles, quien ha insistido en que la Diputación de Zaragoza “tiene por bandera la igualdad porque entendemos que es el único camino para conseguir que las personas puedan ser libres, también en nuestro medio rural y puedan amar a quien quieran amar y mostrar su orientación sexual sin prejuicios ni discriminación”.

Tras la bienvenida por parte de Mustieles, la jornada ha continuado con la ponencia ‘La Guardia Civil y los delitos de odio’ de Francisco Val, capitán de la Guardia Civil especialista en delitos de odio de la Comandancia de Zaragoza, quien ha realizado una explicación de qué es un delito de odio así como de la situación de estos. Val ha informado que los datos recabados por la Oficina nacional contra los delitos de odio apuntan que solo un 10% de estos delitos se denuncia, hecho importante par comenzar a ayudar a las víctimas.

El comandante ha admitido que “los matices del medio rural son diferentes” aunque ha resaltado que “el medio rural ha cambiado mucho, no es lo mismo que en los 90, ahora es mucho más abierto y tolerante”. Val ha lanzado un mensaje de tranquilidad a las víctimas, insistiendo en la ayuda que la Guardia Civil siempre les presta desde los cuarteles de seguridad ciudadana. En este sentido ha destacado la figura del interlocutor social territorial, cuya labor se centra en evaluar la situación para poder trazar una estrategia, así como la formación que en delitos de odio que reciben los agentes.

A continuación ha tenido lugar la ponencia ‘Delitos de odio y diversidad sexual’ a cargo de José Antonio Jiménez Giménez, policía nacional interlocutor en delitos de odio de la Jefatura Superior de Policía de Aragón, quien ha coincidido con el comandante en la importancia y necesidad de denunciar para hacer frente a los delitos de odio. “Tratamos de luchar contra estos delitos sirviendo de soporte a las víctimas y a los testigos e incluso resolver dudas desde el área preventiva”, ha asegurado Jiménez, quien ha puesto en conocimiento los recursos disponibles, entre los que ha destacado la oficina de atención a las víctimas y la app alertcops, que permite que desde el 091 contacte con la víctima y dar cuenta en directo de delitos de odio.

Por su parte, el alcalde de Salillas de Jalón, Jesús Subías Pericas, ha contado su propia experiencia en la ponencia ‘El colectivo LGTBIQ+ en el medio rural: la visión de un alcalde’. Él vive en su municipio, está casado y ha asegurado sentirse “orgulloso” de su condición sexual aunque ha admitido haberse encontrado con personas que le han odiado por ello.

“Salir del armario es más difícil en un pueblo que en una ciudad pero para eso estamos los alcaldes, para ayudar. Los alcaldes debemos intentar que la gente viva en libertad en nuestros pueblos y para eso es muy importante la visibilización, la educación en el entorno familiar y amar con libertad”, ha insistido Subías, quien ha destacado que los vecinos “son gente muy respetuosa y no hay problemas de homofobia”.

De sus propias vivencias ha dado cuenta también el matrimonio formado por María Pilar Jariod García y Marta Albareda Mompel. La primera es profesora en el IES Mar de Aragón y la segunda maestra en el CEIP Alejo Lorén, ambos centros de Caspe. En su ponencia ‘Orgullosas e ilusionadas’ han explicado que son caspolinas de nacimiento y decidieron casarse y quedarse a vivir en su municipio, donde han formado su familia. Se conocieron en la propia localidad, al principio llevaron su relación en secreto pero al cabo del tiempo decidieron contarlo pese a sentir mieditis”. “Piensas o te imaginas que van a reaccionar mal pero no queríamos ocultarnos. Afortunadamente todo fue bien y por fin nos sentimos libres. Una vez que lo cuentas sientes alivio. Estamos orgullosas de nuestras familias, de nuestros amigos y de nuestro pueblo. En nuestro pueblo nos sentimos tranquilas, seguras y libres con calidad de vida y menos estrés. Siempre lo hemos tenido claro: es una cuestión de actitud. La tierra es de todos y cada uno elige donde quiere vivir”.

“Reconocemos que hemos tenido suerte porque haya situaciones terribles. Después de la boda muchos nos dieron la enhorabuena por haber dado el paso. Ahora somos una familia más, como otras, con sus derechos y sus obligaciones”, han asegurado, al mismo tiempo que han reivindicado la necesidad de vivir libremente y con respecto la diversidad sexual y han apostado por la educación: “Mañana no es un día de carrozas, se celebra el amor y la diversidad, que enriquece a la sociedad”.

La última intervención ha corrido a cargo de Yolanda Matas Serrada, técnica del servicio de Igualdad de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias, con la ponencia ‘Aragón Diversa: municipios acogedores con la diversidad afectivo-sexual’. En su intervención Matas ha explicado la función de Aragón Diversa, la Red de entidades Locales aragonesas acogedoras con la Diversidad afectivo Sexual, una iniciativa reciente consistente en una red de entidades locales acogedoras con la diversidad afectivo sexual de la que forman parte 40 entidades locales de la comunidad.

Tal y como ha explicado, esta red se configura “como un punto de encuentro” permite a las entidades locales “cumplir con los derechos de las personas independientemente de su orientación afectivo sexual”. Para ello, desde la entidad realizan diferentes acciones, entre las que se encuentran la organización de actividades para impulsar el conocimiento y compromiso con la igualdad y la no discriminación, el asesoramiento en la puesta en marcha de acciones que normalicen estas situaciones y en poder visualizar otros modelos de familia igual de válidos que los tradicionales.

Fuente: DPZ

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.