Opinión RSC

Pyme innovadora

RSC

Juan José Cubero Marín

Exprofesor titular de la Universidad de Zaragoza

jjcooperm@hotmail.com

En el mundo empresarial hay necesidad de hacer más productivas y rentables sus actividades, siempre ha sido así, pero es más necesario hacerlo, debido a al encarecimiento de las materias primas, la energía eléctrica, el gasóleo de automoción y las cargas de la Seguridad Social, los impuestos, etc. Esta situación complicada en estos tiempos hace que las empresas en general, y las PYMES en particular, hagan serios esfuerzos para mantener la estabilidad del negocio. Algo que en muchas ocasiones es muy difícil.

Un camino que disponen las PYMES para paliar los inconveniente enumerados anteriormente, es la innovación e incluso la investigación. Se suele pensar que solo las grandes empresas lo pueden hacer por los costes tan elevados que supone mantener los equipos de investigación.

Las PYMES, también lo pueden hacer y como ejemplo se puede citar a alguien que se le ocurrió poner un palito a una bola de caramelo y, con el tiempo, la pequeña empresa alcanzó el nivel de empresa multinacional; algo parecido pasó con la idea que el aragonés don Manuel Jalón al crear la fregona.

Eso sí, para conseguirlo tuvieron que utilizar la imaginación y el sentido común; siendo así como se puede mejorar la cifra de negocio, mejorando los procesos de fabricación, el diseño, reduciendo la accidentabilidad, minimizando el consumo de materias primas, reduciendo el consumo de electricidad etc. y sobre todo formando al personal de la empresa, para llevar a cabo esos objetivos.

Hoy se dispone de incentivos y ayudas, que siempre vienen bien, para las PYMES INNOVADORAS, de lo que se ocupa la Subdirección General de Fomento de la Innovación, del Ministerio de Ciencia e Innovación y como ayuda dispone de un buzón para informar y aconsejar a las pequeñas empresas.

También hay que señalar que mucho puede ayudar a las PYMES la certificación del cumplimiento de los requisitos de la renovada norma, UNE 166.002 – 2.021, sobre “Gestión de la I+D+i: Requisitos del Sistema de Gestión de la I+D+i”. Incorporar a la gestión general de la empresa , este sistema, supone que estas pequeñas empresas estén en condiciones de alcanzar el Sello de PYME INNOVADORA y que según informa la Subdirección General de Fomento de la Innovación, ya hay en estos momentos, más de 2.000 en presas certificadas con este Sello.

Se trata de llevar a cabo un esfuerzo inteligente por parte de todo el personal de la empresa, bajo el liderazgo del empresario y si es posible incentivando estas medidas. Solo falta tomar la decisión y ponerse en marcha, pronto se verán los beneficios conseguidos y paliar de alguna forma, todas las dificultades e inconvenientes por las que atraviesa, en estos momentos, las empresas españolas. Al menos así lo cree quien ha escrito estas líneas.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.