Covid y empresas Opinión

Covid-19 y las desigualdades

Covid y empresas

Nacho de Blas
Profesor Titular de la Facultad de Veterinaria, Universidad de Zaragoza

http://winepi.net/covid19.htm

Entre los factores fundamentales para estudiar la distribución de las enfermedades en una población se encuentran los demográficos y los socio-económicos. Las enfermedades no golpean por igual a todo el mundo, y suelen afectar con más intensidad a los más desfavorecidos. Covid-19 no es una excepción a esta regla.

Desde el principio de la pandemia se constató claramente que la edad era un factor clave a la hora de establecer un pronóstico de la enfermedad. Aparentemente la edad de los individuos apenas condiciona la probabilidad de infectarse por SARS-CoV-2, pero es determinante cuando se evalúa la probabilidad de enfermar gravemente o morir. 

La letalidad apenas supera el 1% en las personas menores de 50 años, pero se dispara hasta un 10% en mayores de 80 años, siendo mayor en hombres que en mujeres. Por lo tanto, Covid-19 afecta de forma diferente a las personas según su sexo y edad, aumentando notablemente la susceptibilidad a la enfermedad conforme se van cumpliendo años. Esto explica en parte la gravedad de los brotes ocurridos en residencias de mayores.

Pero la edad no es el único factor relevante en la ecuación. Hay otros factores que han marcado diferencias en el riesgo de infectarse que están relacionados con las características del lugar de residencia. Hay que tener en cuenta que la transmisión del coronavirus en el ámbito familiar (es decir, entre convivientes) ha sido la más importante. El Grupo de Estudios de Ordenación del Territorio (GEOT) de la Universidad de Zaragoza elaboró unos mapas sociodemográficos de la ciudad de Zaragoza para cada manzana de edificios considerando distintos factores como el tamaño de la vivienda, el número de habitantes y la convivencia con personas mayores de 60 años. 

Al superponer dichos mapas con los de incidencia por Covid-19 se observa una clara correlación entre ambos, de manera que las zonas básicas de salud más afectadas coincidían con las zonas donde había más hogares de menos de 90 metros cuadrados en las que vivían más de 5 personas. Otro claro ejemplo de cómo Covid-19 se ha podido propagar con mayor efectividad entre la población con menos recursos económicos. Quizás el ejemplo más extremo de cómo influyen unas malas condiciones habitacionales en la transmisión del coronavirus sería el caso de los temporeros que desencadenaron una importante onda epidémica en Zaragoza y Huesca en el verano de 2020.

La actividad laboral desempeñada también es un factor importante. Recientemente el Instituto Catalán de la Salud ha publicado un estudio donde han determinado que las profesiones sanitarias (especialmente médicos, enfermeras y auxiliares de enfermería) han sido el grupo que más contagios han presentado, de manera que desde marzo del 2020 hasta septiembre del 2021 casi el 28% de este colectivo se había infectado de SARS-CoV-2. Un porcentaje que sin duda será mucho mayor tras las últimas ondas producidas por las variantes Delta y Ómicron durante 2022. Este resultado es lógico debido al elevado nivel de exposición a pacientes afectados que conlleva su actividad profesional.

Sin embargo, al revisar el resto del listado vemos que en la parte superior del listado se encuentran trabajadores de mataderos, cuidadoras a domicilio y trabajadoras del hogar y temporeros con incidencias entre el 19 y 23%. En otras profesiones que trabajan cara al público y/o en espacios reducidos y mal ventilados, como peluqueras, profesores, comerciantes y camareros, la incidencia se situó entre el 15 y 17%. Mientras que en el otro extremo encontramos a profesionales que han tenido la posibilidad de teletrabajar (informáticos, ingenieros, matemáticos…) con una incidencia menor del 10%. Aunque es curioso que el colectivo con menor incidencia han sido los fontaneros (9,1%).

Una vez más queda claro que las enfermedades no tratan a todos por igual.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.