Empresas, economía y actualidad Eventos Sociedad

Pilar Alegría: “Educar en los valores de convivencia y de respeto es la base desde la que construir una sociedad mejor”

La ministra de Educación y Formación Profesional intervino en la jornada ‘Acoso escolar: ¿Qué podemos hacer desde casa?’, organizada por la Asociación Aragonesa Pro Salud Mental

Alegría recordó que la atención a la salud mental en la
infancia y la adolescencia es una prioridad para todos los agentes
sociales

 “No podemos garantizar una educación de calidad, si en el entorno
escolar hay niños y niñas que sufren acoso”, dijo

La ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, ha participado esta miércoles en la mesa redonda ‘Acoso escolar: ¿qué podemos hacer desde casa?’, organizada por la Asociación Aragonesa Pro Salud Mental. “Educar en el respeto, en valores de convivencia, de igualdad, de resolución de conflictos, de rechazo a toda violencia, es la base desde la que construir una sociedad mejor”, ha señalado.

Alegría ha recordado que la nueva Ley de Educación y las iniciativas del Ministerio plantean un trabajo de prevención del acoso escolar a partir de una atención prioritaria a la educación emocional y la educación en valores. “Cuanto antes se aborde a lo largo de toda la escolarización la formación en valores de convivencia y tolerancia, más beneficioso será para el conjunto de la sociedad”, ha asegurado.

Entre otras medidas, la ley crea por primera vez la figura de coordinador o coordinadora de bienestar, que deberá existir en todos los centros, e incluye la incorporación de contenidos de desarrollo emocional desde la etapa de Educación Infantil. Crea también el área de ‘Educación en Valores Cívicos y Éticos’ para las etapas de Primaria y de Secundaria, en la que se abordarán cuestiones como el respeto de los derechos humanos, el respeto a la diversidad y la igualdad entre hombres y mujeres. 

La ministra ha hecho también especial hincapié en la importancia de velar por la salud mental de los alumnos y alumnas. “La atención a la salud mental en la etapa de la infancia y la adolescencia representa a día de hoy una prioridad para todos los agentes sociales”, ha explicado. 

En este sentido, la ministra ha recordado el Plan de Salud de Mental que anunció hace dos semanas, dotado con 5 millones de euros y que se llevará a cabo en colaboración con las comunidades autónomas. Se centrará en la formación del profesorado y la elaboración de material para los centros.

En España, según los datos de PISA de 2018, el 16,8% de los estudiantes de 15 años han sufrido acoso escolar, frente a un 23% de media en los países de la OCDE. “Este es un dato que, aunque ha mejorado, sigue siendo preocupante”, ha señalado la ministra, quien ha apuntado al aumento de las cifras de ciberacoso.

Alegría ha indicado también que el porcentaje de niños, niñas y adolescentes con trastornos mentales o de conducta ha crecido tras la pandemia. Según la ONG Save the Children, como efecto de la pandemia de Covid-19, el 11% de los jóvenes de 15 a 24 años reportan síndromes depresivos.

Para responder a esta situación, los nuevos currículos de las diferentes etapas incorporan, dentro de la competencia digital, aspectos como la formación en el uso responsable y ético de las redes sociales. A esto se añade la publicación de material para docentes, familias y alumnado y la puesta a disposición del
teléfono gratuito de atención a las víctimas de acoso (900.018.018), entre otras medidas. 

También se ha reactivado el Observatorio Estatal de la Convivencia Escolar. Las consecuencias del acoso escolar son devastadoras para las víctimas, ha recordado la ministra, tanto a nivel personal, como académico y, a la larga, laboral. “No podemos garantizar una educación de calidad, si en el entorno escolar hay niños y niñas que sufren acoso escolar”, ha señalado. 

Por todo ello, la lucha contra el acoso escolar “no puede ser una tarea solo de a escuela, sino que es una responsabilidad como sociedad. Las familias, el profesorado y todo el entorno de los centros educativos están implicados y deben ayudar a nuestras niñas, niños y adolescentes en esta lucha común”, ha dicho.

“Mi mensaje es esperanzador: cuando se aplican planes y medidas eficaces, el resultado es una mejora del clima escolar, una mayor implicación de toda la comunidad educativa en la sociedad, un mejor rendimiento académico y, a la larga, mayor bienestar para el alumnado y sus familias”, ha concluido.

Fuente: Ministerio de Educación y Formación Profesional

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.