Ciencia y Salud Entidades Sociales Entrevistas Sociedad

Santiago Gascón: “Existe una percepción clara de que los riesgos psicosociales presentes en el trabajo son un problema de salud pública”

Santiago Gascón

Investigador de la Universidad de Zaragoza, director de la Red de Prevención Psicosocial Permanente RAPPPI+D+i

A finales de 2021 se puso en marcha esta red, concebida como un medio de ayuda e intercambio para poder lograr prevención y compartir modos de gestión. El director de la red nos explica en esta entrevista más sobre funcionamiento de RAPPPI+D+i, sobre los riesgos psicosociales y sobre los factores que afectan a la salud mental de los trabajadores.

Cuéntenos brevemente: ¿Qué es la Red Aragonesa de Prevención Psicosocial?

RAPPPI+D+i es un espacio multidisciplinar dirigido a empresas, asociaciones, investigadores, técnicos y personas implicadas en la mejora de las condiciones laborales. Es un medio de ayuda y de intercambio para avanzar hacia una cultura de prevención y compartir modos de gestión. Me gusta decir que es una plaza de pueblo, a la que cada cual acude con lo mejor de su huerta o de su granja, o buscando precisamente esos productos, y en la que conversas y celebras.

Esta red nació a finales de 2021, ¿por qué se decidió ponerla en marcha?

Desde el equipo de Investigación en Salud Mental llevamos más de dos décadas de estudio de los riesgos psicosociales y su impacto sobre la salud. En los últimos años hemos observado acciones muy interesantes en este campo, desde la universidad, las Administraciones, asociaciones, empresas, etc., acciones que, en ocasiones, quedan desconectadas o sin aplicación futura. Consideramos que era útil crear un foro en el que compartir estas experiencias y beneficiarnos mutuamente.

Hace no mucho tiempo, era necesario realizar una labor casi de proselitismo para que se entendiera que los riesgos psicosociales presentes en el trabajo eran un problema de salud pública. Actualmente existe una percepción clara del hecho y se entiende que es más rentable prevenir que intervenir.

¿Qué son los riesgos psicosociales?

Los factores psicosociales no son, en principio, negativos ni positivos. La carga de trabajo puede ser soportable o convertirse en sobrecarga. Puede existir control sobre la tarea, o no, el sentimiento de comunidad puede tener un papel moderador, o hacer del trabajo una fuente de estrés. 

Estos factores psicosociales pueden llegar a ser un riesgo y, con el tiempo, acabar manifestándose en estrés, agotamiento, depresión, etc. Debemos prestar atención a todo aspecto que tenga relación entre la persona y su trabajo. No olvidemos que en el medio laboral solemos pasar la mayor parte de nuestro tiempo y en él depositamos gran parte de nuestro sentimiento.

Según la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, la mitad de los empleados considera que el estrés está presente en su trabajo, generando pérdidas y accidentes.

¿Cómo pueden prevenirse estos riesgos en el entorno laboral?

Prevenir estos riesgos entraña mayores dificultades que la que pueden suponer los riesgos tradicionales. 

Es necesario determinar, mediante una evaluación, qué aspectos pueden ser fuente de estrés. 

Este es el primer paso. Sin mencionar las dificultades de su medición, hay que tener en cuenta que deben ser abordados desde un enfoque global, entendiendo a la organización, a las personas y a su entorno como un sistema en el que cada elemento interactúa con el resto.

Está más que demostrado que es preferible intervenir sobre las variables de la propia organización (canales de comunicación, distribución de las cargas de trabajo, sistemas de recompensas, etc.), que centrarnos únicamente en la persona. Aunque, pueden combinarse las estrategias organizacionales con las dirigidas a entrenar en el afrontamiento individual.

¿Cómo afecta el estrés en el entorno laboral a la vida y a la salud de un trabajador?

Los riesgos psicosociales surgen de errores en la organización y en la gestión del trabajo, de los desajustes entre la percepción del individuo y la realidad de la organización. Esto puede tener consecuencias negativas, como el estrés, el agotamiento mental y emocional, la ansiedad o la depresión y, a través de un debilitamiento del sistema inmunológico, puede afectar a otros sistemas: musculo-esquelético, dermatológico, digestivo, etc. 

El estrés, como toda psicopatología, tiende a negarse, pero si es enfocado como un problema de la organización, y no como una debilidad de la persona, es posible prevenirlo. Hablamos de agotamiento, cuando las demandas superan las capacidades del trabajador, que se siente desbordado para hacerles frente. Los altos niveles de estrés afectan a un deficiente rendimiento para la empresa, a un incremento del absentismo y a mayores índices de siniestralidad debida a errores.

¿Qué proyectos tienen en marcha actualmente desde la red?

Infinitos. Como grupo de investigación continuamos con nuestros proyectos sobre salud mental en general. Nuestra red acaba de nacer, es un organismo vivo que cada día nos trae nuevos posibles proyectos. Además de los que están aportando los integrantes que se incorporan, ahora mismo, estamos inmersos en un programa para la detección de la depresión mediante dispositivos móviles y también diseñando una formación para agentes en prevención del suicidio. 

Trabajamos con asociaciones, con agentes sociales y con empresas de todo tamaño. Las demandas no cesan y todo está en continuo movimiento, pero resulta alentador comprobar el interés que muestran todos estos colectivos.

Insisto en que no somos un observatorio, somos la “plaza del pueblo”. Comenzar a andar en medio de todo este alboroto está siendo un poco complejo, pero estamos aglutinando por temas.

¿Cómo ha afectado la pandemia a la salud mental y a la salud mental en el lugar de trabajo?

El mundo ha cambiado y va a seguir haciéndolo. No podemos achacar todo a la pandemia. Había cuestiones que ya estaban presentes y, esta situación, las ha puesto de manifiesto o las ha acelerado. Los problemas de salud mental venían creciendo y ahora nos estamos planteando más en serio nuestro bienestar emocional. 

Empresarios, directivos y trabajadores son conscientes de la importancia de una buena organización y de un buen clima de trabajo, porque, reemplazar una máquina es caro, pero sustituir a un ser humano es totalmente imposible.

¿Podría hablarnos del equipo que forma la red?

Tampoco la composición de mujeres y hombres que conforman nuestra red es algo estático. Va creciendo por días. El primer calificativo que me viene es el de “multidisciplinar”. Era necesario contar con psicólogos, médicos, psiquiatras, sociólogos, expertos en derecho laboral, en prevención, etc. Además, es “multicéntrico”, somos una red aragonesa, con profesionales en las tres provincias. Pero, sobre todo, las personas del equipo tenemos una sensibilidad común y una manera creativa y divertida de enfocar los retos diarios.

¿Quién y cómo puede ponerse en contacto con ustedes?

Todo colectivo o particular, toda institución, asociación o empresa, con experiencias para aportar y compartir o con demandas y dudas sobre cómo instaurar una cultura preventiva en el medio laboral.

Nuestra web (https://rapppidi.com/) está abierta para ofrecer asesoramiento y formación a organizaciones de cualquier tamaño en materia de evaluación, intervención, prevención y promoción de la salud psicosocial y generar una base de datos que permita la comparabilidad por sectores, tamaños y métodos empleados. Pero también, insisto, es un escaparate para exponer las experiencias de éxito que se están logrando y que deben visibilizarse.

Redacción AEA: L L M

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.