Ciencia y Salud Empresas, economía y actualidad Sociedad

El Gobierno de Aragón trabaja en un nuevo modelo para mejorar y agilizar la financiación de los grupos de investigación

El objetivo es simplificar el proceso escuchando las necesidades de la comunidad científica e investigadora. Una comisión de trabajo en el seno del Consejo Asesor de Investigación y Desarrollo, que se ha constituido hoy, propondrá mejoras en las actuales bases

El Departamento de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento trabaja ya en un nuevo modelo para mejorar y agilizar la financiación de los grupos de investigación en la Comunidad. El objetivo es que el futuro sistema se adecúe lo más posible a las necesidades de la comunidad científica e investigadora aragonesa, por lo que durante todo el proceso se va a contar con su participación y asesoramiento.

Para ello, se ha creado una comisión de trabajo en el seno del Consejo Asesor de Investigación y Desarrollo (CONAID), donde están representados investigadores y centros de las diferentes áreas de conocimiento, y que se ha constituido hoy. 

El grupo abordará diferentes recomendaciones y elaborará una propuesta para tratar de reducir la burocracia, simplificar el proceso de reconocimiento y financiación de los grupos, así como alargar el periodo de reconocimiento.

La vocación final del futuro nuevo modelo deberá ser, en palabras de la consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Maru Díaz, “una gestión más efectiva y óptima de los recursos que se dedican a dar soporte a la actividad investigadora en Aragón”.

Las bases actuales para la financiación de grupos de investigación datan de 2017 y también se elaboraron con la participación de investigadores y tecnólogos del CONAID. El marco aprobado entonces buscaba la mejora continuada y la excelencia, mediante la evaluación, y aspiraba a potenciar las sinergias entre grupos para crear estructura y multiplicar la acción investigadora.

Pero su aplicación a lo largo de estos años ha puesto de manifiesto la complejidad del sistema, con hasta tres evaluaciones externas en caso de discrepancias que demoran el proceso, y que ha dejado fuera a algunos grupos en la última convocatoria de ayudas. Con la experiencia acumulada en este periodo, se trata ahora de mejorar algunos aspectos para reducir plazos y atender las peticiones del sector sin perder su carácter garantista.

En el seno del Consejo, se ha creado también otra comisión de trabajo para evaluar el III Plan Autonómico de Investigación, Desarrollo e Innovación 2022-2027, que se está ultimando desde el Ejecutivo autonómico con la colaboración de numerosos actores del sistema aragonés de I+D+i, y que tiene que ser informado por el Consejo.

Este plan define las áreas que se podrán financiar en los próximos años y las relaciona con las infraestructuras disponibles en la Comunidad y su potencial de desarrollo. Se trata de un documento de análisis exhaustivo que aporta un retrato actualizado del sistema aragonés de I+D+i y que será referencia en los próximos años tanto para canalizar inversiones cómo para analizar y conocer la evolución de la I+D+i, actividades clave para el desarrollo y sostenibilidad económica, social y ambiental de Aragón.

Constitución del nuevo Consejo

Durante la reunión de hoy, se ha puesto fin al mandato del Consejo anterior, que se encontraba en situación de prórroga en el ejercicio de sus funciones, y se ha nombrado a las 17 nuevas vocalías. A propuesta de la Universidad de Zaragoza, han tomado posesión del cargo Rosa Bolea, Concepción Lomba, Luis Miguel García Vinuesa y Pablo Laguna. Por la San Jorge, su nueva representante es Beatriz Giner.

Por parte de los dos sindicatos mayoritarios de la comunidad universitaria, CGT y Somos, entran al Consejo Millán Díaz y María Pilar Goñi, mientras el CSIC ha propuesto a María Jesús Lázaro y Blas Valero Garcés.

Juan Cruz Larrasoaña pasa a representar a los organismos públicos de investigación de la Administración General del Estado; y Alberto Bernués, José Luis Núñez y Enrique Bernal lo hacen en nombre de los centros autonómicos de investigación, desarrollo tecnológico y transferencia de conocimientos.

María Bernechea ha sido nombrada a propuesta de las fundaciones del sistema aragonés de I+D+i y los clústeres de innovación y las agrupaciones empresariales han designado a Noelia Sanz y Ángel María Gil. Por último, María Ángeles Rueda representará a la Comisión Asesora Mujer y Ciencia.

La nueva composición del Consejo cumple con el principio de representación equilibrada entre mujeres y hombres e incorpora a expertos de Ciencias Agrarias y Veterinaria; Ciencias Humanas; Experimentales y Matemáticas; Tecnología, Ciencias Sociales, y Ciencias Biomédicas. Su mandato será de 4 años, renovable por solo una vez.

Fuente: Gobierno de Aragón

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.