Entidades Sociales

El proyecto ‘Sueños de la infancia’ ha permitido equipar hogares y centros infantiles así como mejorar la empleabilidad de adultos y jóvenes de familias vulnerables

Este proyecto se puso en marcha en 2018 gracias a un convenio firmado por IKEA Zaragoza, IASS, Aldeas Infantiles SOS, FAIM, Fundación Federico Ozanam e Ymca

El proyecto “Sueños de la infancia” ha conseguido su principal objetivo: equipar hogares y espacios residenciales y de ocio para menores e impulsar la empleabilidad de adultos y jóvenes de familias vulnerables.

Este proyecto nació en 2018 con la firma de un convenio entre el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), IKEA Zaragoza, Aldeas Infantiles SOS, FAIM, Fundación Federico Ozanam e Ymca, una colaboración cuyos frutos ahora pueden disfrutar decenas de menores y familias vulnerables.
 
Los promotores del convenio se han reunido hoy para analizar los resultados del mismo en un acto celebrado en IKEA Zaragoza y al que ha asistido la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto; la directora gerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, Noelia Carbó; Fanny Gimenez por parte de IKEA, así como responsables de las entidades sociales que han participado en el proyecto.
 
El proyecto se ha centrado en dos objetivos: mejorar y equipar los espacios destinados a la infancia vulnerable en Zaragoza y mejorar la empleabilidad de jóvenes a partir de los 16 años en su tránsito a la vida adulta y la de los adultos de sus familias.
 
Gracias a este convenio, IKEA Zaragoza ha proporcionado mobiliario, cortinas y ropa de cama para todos los dormitorios de la residencia para menores Salduba del IASS. Asimismo, se encargó de amueblar las dos salas de estar y el comedor de esta residencia.
 
Gracias al convenio, IKEA Zaragoza ha acondicionado espacios de ocio infantiles de las entidades sociales firmantes para ayudarles a los pequeños a ser más creativos, fuertes, curiosos y activos, además de fomentar el trabajo en común entre ellos.
 

Empleabilidad

 
En la línea de empleabilidad, 36 jóvenes vulnerables, atendidos por el IASS y las entidades firmantes, han trabajado en algún momento en IKEA Zaragoza, como parte del programa de empleabilidad de la compañía. Estos programas pretenden empoderar a las personas que están en situación de vulnerabilidad, dándoles herramientas que faciliten su inserción social e independencia económica. De este modo, se mejora su empleabilidad facilitándoles herramientas de mejora ocupacional en el sector retail y motivándoles sobre sus capacidades para su inserción presente y futura en el mercado laboral.
 
La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, ha elogiado la colaboración que se lleva a cabo con las entidades en la protección y en el trabajo con los menores vulnerables y ha destacado “la importancia de que estos niños y niñas puedan vivir en un ambiente acogedor, tanto en lo que se refiere a su vivienda, como en el aspecto educativo y de protección social”.
 
Broto ha recordado que este convenio se enmarca dentro de las líneas estratégicas de actuación del Servicio de Atención a la Infancia y a la Adolescencia del IASS, que incluye sensibilizar a la sociedad de la prioridad de los derechos de la infancia y la necesidad de la implicación de toda la comunidad corresponsable.
 
Fuentes: Gobierno de Aragón
 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.