Empresas, economía y actualidad

Rompen una mota para aliviar el caudal ante la llegada de la crecida máxima a Novillas y proceden al desalojo preventivo de medio centenar de personas

Javier Lambán presidió ayer una nueva reunión en el Puesto de Mando Avanzado de Luceni, junto con alcaldes, la delegada del Gobierno, Rosa Serrano y la directora general de Interior, Carmen Sánchez

A las cinco de la tarde de ayer, el nivel del agua en Novillas ya era superior al alcanzado en 2015 y el agua ha entrado en las piscinas de la localidad, por lo que se procedió a un desalojo preventivo de medio centenar de personas de un total de 23 viviendas.

La UME, a solicitud de los servicios de protección y previa consulta a la CHE, procedió a la rotura de una mota en la localidad de Novillas para propiciar una bajada del caudal.

Durante la tarde, el personal de la Guardia Civil desalojó a vecinos de la calle Pablo Herraz en dirección al río, algunos de los cuales fueron trasladados a los pabellones de Tauste y Luceni, mientras que otros se quedaron en el pueblo en casas de familiares o amigos. A todos se les hizo una prueba de antígenos para confirmar que no están contagiados antes de su traslado.

Personal del 061 se desplazó en dos vehículos hasta la localidad para llevar a cabo estas pruebas.

Según el balance realizado en la reunión en el Puesto de Mando Avanzado de mando de Luceni, presidida ayer por Javier Lambán, se estima que las actuaciones en el tramo medio darán resultados, como los trabajos en una mota para elevarla entre 30 y 40 centímetros, ya que el agua viene a subir 25 cm/segundo.

Con respecto a los animales, se han evacuado unas 600 ovejas, si bien quedan dentro otras 400 y otros tantos corderos. Se ha trabajado en reforzar una mota o murete cercano a la granja de vacuno pero las cabezas de ganado aún siguen dentro a estas horas.

El CECEOPI vuelve a reunirse esta mañana.

Fuente: Gobierno de Aragón

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.