Cultura Entrevistas Sociedad

Sara Jotabé (ilustradora): «Para mí, el cómic es la suma de todas las grandes disciplinas artísticas»

Sara Jotabé

Ilustradora

Sara Jotabé lleva más de seis años haciéndose un hueco importante en el mundo del cómic y la ilustración. Colabora con entidades y medios importantes -como Amanixer, Aspanoa o Cruz Roja- y acaba de publicar su cuarto cómic propio ‘Quiero Ser Como Tú’. En AEA hemos querido entrevistarla para acercarnos más a su obra.

¿Podría hablarnos brevemente de su trayectoria?

Ya de pequeña me fascina el arte y el dibujo, y fantaseo con dedicarme a ello. Desde entonces, todo ha sido una carrera de fondo… Estudio Bellas Artes, y un Master de educación en la especialidad de Dibujo (UNIZAR) durante el cual publico mi primer y único fanzine ‘Una Chica Rara pte.1’ en el Salón del Cómic de Zaragoza del 2015, y hace que la editorial Letrablanka se fije en mi trabajo. Un año después, publico con ellos mi primer cómic ‘Pajas Mentales’. 

Durante el año 2017 realizo campañas, trabajos y colaboraciones con diversos medios y publico mi segundo cómic ‘Diario de una Vida de Mierda’ (Letrablanka), ganador de un accésit en los Premios CREAR 2018. A su vez obtengo el Premio Tran a Mejor Viñetista de Aragón, y la presidencia de la AAAC. En 2019 gano el Concurso del cartel anunciador de las Bodas de Isabel de Segura, y participo en la obra coral de Planeta ‘Diferente’.

 En 2020 colaboro en el cómic ‘El Don’ de Isaac Sánchez (Loulogio) (Dolmen editorial) y comienzo a publicar mi tercer trabajo, el webcómic, ‘Tupper para Tres’ (Fandogamia), mientras trabajo con medios como el Huffington Post, Cruz Roja Juventud, IAJ, ENISA (agencia europea de ciberseguridad), Weloversize, Amanixer… En 2021 -tomo aire- entre otras cosas, realizo los carteles para la VI Feria del Libro y el Cómic de Teruel, el III Salón Hispano-Francés de Cómic de Jaca y el XX Salón del Cómic de Zaragoza. Además de sacar a la luz mi cuarto cómic propio ‘Quiero Ser Como Tú’ (Panini).

¿Qué le atrae del cómic como formato para contar historias?

Para mí, el cómic es la suma de todas las grandes disciplinas artísticas. Narrativa fotográfica, color, dibujo, el propio guion, la organización de las viñetas (de haberlas como tal) … Da cabida a todo tipo de historias y a todo tipo de lectores, pues las formas de contarlas son múltiples y están muy abiertas a la experimentación.

¿Cómo ha ido cambiando su estilo desde que comenzó?

Siempre he tratado de ser muy libre en cuanto al tema “estilo”, y es que creo que es algo que debe fluir y crecer de forma natural. En mi caso, mi trabajo me pedía cada vez más color, más brillo, más detalle… En definitiva, más mimo. Cada vez tengo un trazo más pulido, más dinámico y menos tímido. Y eso también se nota en la narrativa y en el guion, que están cuidadas y guiadas para no dejar ningún fleco.

Para mí no hay nada más importante en mi trabajo que la verdad

El mes pasado se publicó ‘Quiero ser como tú’, su nuevo trabajo en el que aborda temas con los que resulta fácil la identificación generacional. ¿Cree que vivimos en un mundo superficial? ¿Cree que, en una sociedad tan hiperconectada, es necesario “huir”, desconectar, incluso reivindicar una vuelta a la naturaleza?

¡Sí a todo! Nuestro mundo se basa en la superficialidad; en convencerte de que si no eres perfecto o feliz durante todo el día estás fracasando como persona, o si no estás petándolo en todas las redes sociales no mereces la pena. Es tan rápido y ajetreado que nos obliga a ir en contra de nuestro ritmo vital natural, y eso es muy peligroso. Todos requerimos de tiempo y cuidados. Y a veces, para llegar a eso, hace falta apagar el móvil, aunque sea un ratito.

Es la presidenta de la Asociación Aragonesa de Autores de Cómic (AAAC). ¿Cómo de importante es asociarse entre autores?

Para mí ha sido imprescindible. En este caso, y en el caso artístico en general, considero que tener compañeros de diversos sectores (libreros, editores, coloristas, guionistas, divulgadores…) es esencial, ya que compartiendo vivencias y experiencias se puede allanar mucho el camino y facilitar la trayectoria tanto a los noveles como a los experimentados. Ya se sabe que vivir del arte es complicado, ¿por qué no hacérnoslo más fácil entre todos?

¿Cree que al cómic se le otorga la importancia que merece?

Considero que, en el cómic, como en cualquier otra forma artística, existen obras maravillosas, increíbles a todos los niveles, y que en muchas ocasiones se pasan por alto al estar reunidas bajo el propio término, muchas veces erróneamente asociado a algo infantil o de carácter vacuo y meramente ocioso. Y no debería de ser así. El medio de expresión no le otorga mayor valor a la obra, sino el propio carácter que el autor da a la misma.

Háblenos de la situación de la mujer en el mundo del cómic. ¿Es mejor que en décadas anteriores? ¿Queda mucho por avanzar?

En el mundo del cómic la situación de la mujer sigue avanzando hacia buen puerto. No obstante, debemos de ser conscientes de que aún nos queda un buen camino por andar, y es que hasta relativamente pronto, el trabajo de la mujer en el cómic (como en muchos otros campos) quedaba reducido a un par de figuras y a un tipo de historias en concreto. 

De hecho, aún hoy en día se siguen dando comentarios o juicios de valor sobre obras de autoras, o las mismas, dando por hecho que hablarán de ciertos temas o los tratarán de x forma en particular por el mero hecho de ser autorAs.

Extracto del nuevo cómic de Sara Jotabé, 'Quiero ser cómo tú'

Otro de los factores que marcan su obra es la perspectiva de género.

Siempre he dicho que uno no puede hablar de aquello que desconoce, pues entonces estaría mintiendo, y para mí no hay nada más importante en mi trabajo que la verdad. 

Aquello que cuento, y la forma en que lo cuento, sale directamente de mí. Por lo tanto, está impregnado de mis vivencias y perspectivas, y es por eso que toda mi obra tiene siempre cierta perspectiva de género. 

A mi pequeña niña interior siempre le ha gustado cuestionarse las cosas, y ahora que la entiendo más que nunca ¿cómo no voy a permitirle guerrear?

Colabora con Amanixer, Weloversize, Aspanoa, Cruz Roja… ¿Qué le ha aportado trabajar con estas entidades e iniciativas y qué buscan ellas en la colaboración con usted?

Trabajar con gente tan maravillosa me ha traído tanto beneficios a nivel profesional como personal. Al fin y al cabo, tu perspectiva es tuya, y muchas veces no terminas de ponerte en los zapatos de los demás, o ni siquiera llegas a planteártelo. Es una de las facetas que más me gusta de dedicarme a lo que me dedico.

Aborda su trabajo con humor, ¿cómo de importante es para usted incluirlo en su obra?

Siempre digo que humor y amor suenan muy parecido, y para mí lo son. En mi trabajo trato de ser veraz y cercana, y no hay verdad sin amor. Así pues, es algo inherente a mí.

¿Cree que el humor es la mejor manera de transmitir un mensaje? ¿De qué manera cree que el humor nos ayuda a afrontar temas difíciles, reivindicativos…?

Lo cierto es que el humor es un catalizador para todo lo bueno y todo lo malo de este mundo. Te ayuda a reflexionar, a plantearte ciertas cosas o comportamientos, a ser más dialogante, y a reaccionar mejor y de forma más sosegada a cualquier tema.

¿Debería haber límites en el humor? Si es así, ¿dónde considera que están los suyos?

Humor es aquello que te hace sonreír, disfrutar, reflexionar… puede picar a veces, pero nunca escuece. Si daña, no es humor. Si agrede, no es una broma. La broma se basa en la complicidad e interacción entre el emisor y el receptor. A veces se dan casos en ocasiones donde la intención es buena, pero el mensaje se traslada de la forma equívoca. Por ello, hay que plantearse a quién va dirigida, en qué contexto y entorno, y la intencionalidad de la misma.

Redacción AEA/ LLM

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.