Aragonanda Opinión

Ibón de L’Acherito

Chema Tapia

Montañero y divulgador
chematapia.blogspot.com

Ibón de L’Acherito

Una perla de los Valles Occidentales

Traemos este mes una propuesta por tierras del Alto Aragón, en concreto por la comarca de La Jacetania, para visitar un bello rincón del Parque Natural de los Valles Occidentales, el ibón de L’Acherito. Para ello iremos hasta la misma cabecera del valle de Hecho, a un paraje llamado la Mina, verdadero cruce de caminos, entre el GR 11 (Senda Pirenaica), paralelo al eje de la cordillera, y el GR 65.3.3 (Camino de Santiago, por el puerto del Palo), perpendicular al anterior; también es extremo sur del Chemin de la Liberté, del país vecino. 

Salimos pues de este habitualmente concurrido lugar para introducirnos por la margen izquierda del barranco de las Foyas (derecha de nuestra marcha). Vamos circulando por las faldas del mallo Añarón. A los veinte minutos dejamos a la derecha el primer desvío hacia el Puerto del Palo para, seguidamente, cruzar el barranco y comenzar a tomar altura, haciéndose presente ya con todo su esplendor la imponente silueta de Chipeta Alto y la Peña Forca. 

En poco menos de media hora volvemos a dejar a la derecha otro desvío, que también nos llevaría al mismo paso jacobeo. Una vez se calma la subida, el tránsito se hace más amable, acompañando la curva de nivel de los 1860 msnm, circulando por debajo del mallo las Foyas que, tras un tramo de turberas el sendero nos lleva ya a la cuenca del ibón de L’Acherito, en la que habita desde hace milenios esta joya geológica, como todas las que han dejado los glaciares en su retirada.

Hora y media hasta aquí. La entrada al recinto, y más si eliges fechas de poca concurrencia, es algo que sobrecoge, especialmente si bailan sobre él los vaporosos velos de las nieblas. 

Es un pequeño circo abierto al sur, con una loma de suave trato al oeste, Peñas del Ibón las llaman, y unas altivas ralleras en las otras dos direcciones, con los picos de Lac de la Chourique y Larraille, que también hacen güega con el país vecino, formando parte del circo de Ansabère. Justo en el desagüe del ibón está la continuación del sendero, pero podemos optar por encaramarnos a esa loma para subir los 150 metros de desnivel y llegarnos hasta la divisoria y contemplar dicho circo.

De vuelta al desagüe del ibón para incorporarnos al S-5. A poco que hayamos subido por la loma habremos tenido la ocasión de contemplar este gran ojo de profundo y sereno mirar. Durante la siguiente media hora, el telón de fondo embriaga nuestros sentidos, Chipeta Alta y Petraficha rasgan el horizonte. 

Poco a poco se van ampliando esas vistas, ya que vamos tomando rumbo NW para ir entrando en el circo. Otros son los montes que compiten ya reclamando nuestra mirada. Los Anzotiellos, Gorretas, Gamuetas, con el Mallo de Acherito, el padre de todos, muestran su salvaje porte a la vez que la armonía en su convivencia.

También se hace presente el refugio del Barcal de Acherito, junto al que es fácil ver nutridas cabañas de sarrios ramoneando plácidamente el sabroso pasto. 

Tras algo más de media hora llegamos al refugio, que abandonamos seguidamente para continuar nuestro camino acompañando ya al barranco de L’Acherito, que no hay que confundir con el que lo hace desde el ibón, que se llama así, barranco del Ibón, y que desde nuestro transitar, vemos cómo se despeña por la ladera de enfrente, al tiempo que nos incorporamos al sendero de otro barranco, el de Anzotiello. 

En media hora, y tras cruzar otros barrancos laterales, y con la presencia visual de otro de los grandes del lugar, el Castillo de Acher, llegamos a la Mina, cerrando esta preciosa circular.

 

 

Datos técnicos: Distancia: 12,3 km. Duración: 4h 30’. Desnivel: 800 m D+/-.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.