Empresas, economía y actualidad

Los trenes ya circulan por la nueva estación de Canfranc

El ministro de Transportes y el Presidente de Aragón inauguran la nueva estación y la playa de vías, cuya inversión asciende a diez millones de euros

Lambán confía en el potencial logístico de la Comunidad a través del transporte ferroviario

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, y el Presidente de Aragón, Javier Lambán, inauguraron ayer la nueva estación de Canfranc y la nueva playa de vías, incluidas dentro de las obras impulsadas por el Gobierno de Aragón para la recuperación de la explanada de Los Arañones en la que se ubica la estación internacional de Canfranc.

Un proyecto que busca la recuperación de este espacio histórico ferroviario pero que, además, sirve de impulso hacia la reapertura de la línea internacional que atraviese los Pirineos para conectar Zaragoza – Huesca – Canfranc – Pau.

En la inauguración de estas infraestructuras participaron también, además del consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, la presidenta de ADIF, Isabel Pardo de Vera; el vicepresidente de la región de Aquitania, Bernard Uthurry y el alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, entre otras autoridades regionales.

El Presidente de Aragón puso en valor la relevancia histórica del acto de ayer, recordando que desde el arranque de la autonomía todos los gobiernos se han propuesto hacer realidad la reapertura del Canfranc, si bien ha fechado los pasos más definitivos a partir de 2015 “porque entendimos que era un elemento fundamental para la autoestima colectiva pero también para el desarrollo económico de la Comunidad y lo situamos en el centro de nuestras prioridades”.

Por ello, alabó el trabajo del consejero de Vertebración del Territorio y Movilidad, José Luis Soro, “a quien siempre hemos tratado de acompañar y apoyar para sacar adelante este proyecto”.

Lambán agradeció igualmente la coordinación entre instituciones a lo largo de la pasada y presente legislatura, tanto con el Ministerio como con la región de Aquitania, “cuyo presidente, Alain Rousset, ha sido determinante en el impulso de la reapertura de la línea”.

A  su juicio, la reapertura de la línea tiene triple objetivo: por un lado, sirve para mejorar las comunicaciones transfronterizas entre España y la Unión Europea, recordando la oportunidad que ha supuesto el Mecanismo Conectar Europa para hacerlo efectivo. En segundo lugar, sirve al propósito de convertir a nuestra tierra en una plataforma logística terrestre líder en Europa.

En este momento las conexiones vía ferroviaria con los principales puertos de Barcelona y Valencia, con el Corredor Cantábrico-Mediterráneo, “se están afianzando”.

Y recordó que al día siguiente se presenta un proyecto “muy importante”, el de la autopista ferroviaria con Algeciras y cree que esta conexión por Canfranc con el sur de Francia y por extensión, con Burdeos, refuerza más la posición logística de Aragón que está dando “excelentes” resultados desde el punto de vista económico.

En tercer lugar, cree que el Pirineo va teniendo muchas palancas y posibilidades de futuro y apuesta por sumar todas las sinergias y potencialidades de creación de empleo y de riqueza que se encuentran en esta zona, haciéndolas compatibles, y siempre velando por preservar el medio ambiente.

Por su parte, el ministro de Transportes, José Luis Ábalos anunció el impulso de la reapertura de la línea y ha informado del inicio de contactos para convocar la reunión cuatripartita de las administraciones implicadas: Mitma, Nueva Aquitania, Gobierno de Aragón y Ministerio francés.

También dio a conocer que está próximo a formalizarse el contrato para redactar los estudios de rehabilitación del túnel del Somport y avances en el estudio informativo para la implantación del ancho estándar en el tramo Huesca-Canfranc y, con el fin de conseguir una concepción integral de la línea, propiciar la intermodalidad a través de las conexiones en ancho estándar a las plataformas logísticas de Plaza y Plhus.

Además, avanzó la puesta en marcha del proyecto Mercancías 30 y otras numerosas actuaciones como las ayudas para adquirir locomotoras que funcionan con energías alternativas o la experiencia piloto del tren hidrógeno entre Zaragoza y Canfranc.

Soro agradeció la labor de Suelo y Vivienda de Aragón y de la Dirección General de Urbanismo. Sobre las nuevas instalaciones señaló que “la nueva playa de vías y la nueva estación van a ser un estímulo y un impulso para seguir avanzando juntos en el resto de nuestros objetivos” y entre ellos, destacó la reapertura de la línea internacional de Canfranc.

Soro explicó que “los casi 8 kilómetros de túnel nos conectaban con Francia, pero los 23 centímetros que diferencian el ancho ibérico y el internacional nos seguían distanciando; los trenes llegaban a Canfranc del Norte y del Sur, pero tenían que dar media vuelta”.

Por ello, cree que “en unos pocos años, cuando reabramos el túnel no serán necesarios esos hangares, no serán necesarios los transbordos porque Canfranc sí que será una sola línea ferroviaria internacional plenamente interoperable entre Zaragoza y Pau”.

La nueva playa de vías supone una infraestructura moderna, segura y polivalente que se podrá adaptar a las necesidades de interoperabilidad para hacer posible el tráfico ferroviario internacional.

El haz de vías para el tráfico de viajeros está compuesto por tres vías, mientras que el de mercancías está compuesto por cuatro. Además de la colocación de las vías, se han ejecutado todas las obras de drenaje adaptadas a la naturaleza de la zona, el cerramiento perimetral, enclavamientos, desvíos y las canalizaciones de todos los servicios del sistema de comunicaciones, señalización y seguridad.

También se ha llevado a cabo el desmontaje de las vías en desuso que quedaban fuera del ámbito del uso actual y más próximas al Paseo de los Melancólicos. Una obra que se ha realizado bajo la dirección facultativa y la tutela de ADIF.

La nueva estación de viajeros está ubicada en el interior del hangar Oeste de transbordo de mercancías. En el diseño de la misma se ha respetado la visión de la sucesión de pórticos metálicos de manera que el entramado metálico sigue siendo protagonista.

Se han respetado las cerchas originales y se ha construido una sobreestructura encima de la original que sirva para atender las necesidades constructivas actuales, pero conservando el valor patrimonial del hangar. Las obras se iniciaron en marzo de 2019.

La nueva estación se ha diseñado como una caja depositada en el interior del hangar, y como un recinto transparente en las zonas públicas. En paralelo a la estación se sitúa el hangar Este de transbordo donde se ubican las vías centrales y los andenes laterales, de 200 metros, que están conectados a través de un paso subterráneo.

La nueva estación consta de cuatro zonas diferenciadas:

– Zona de uso público en la que se integran los accesos principales, vestíbulos, venta de billetes, atención al público…
– Zona de uso interno dotado de almacenes, espacios para instalaciones, espacios de control, vestuarios, comedor…
– Zona para el personal de gestión de tráfico.
– Zona de espacio de servicios con zonas libres, cuartos de limpieza, zona de residuos…

La inversión en estas nuevas infraestructuras asciende a diez millones de euros. Tanto la nueva estación de viajeros como la nueva playa de vías han contado con financiación europea a través del Mecanismo Conectar Europa y gracias a la convocatoria de 2019, se presentó el proyecto ‘Superando las conexiones perdidas entre Francia y España: Estudios para la rehabilitación de la sección ferroviaria transfronteriza Pau-Zaragoza. Reapertura del Túnel Ferroviario de Somport’.

En total se han recibido casi dos millones de euros de fondos europeos.

Tren procedente de Zaragoza con destino Canfranc

El tren del servicio ferroviario procedente de Zaragoza y con destino Canfranc que efectúa su llegada a las 12.34 horas fue el primero en parar en la nueva estación de viajeros de Canfranc.

Un tren que partió a las 17.55 horas de la misma estación con destino a Zaragoza.

A partir de ahora todos los trenes usarán la nueva playa de vías y la nueva estación de viajeros, a la que se puede acceder en vehículo a través de un vial provisional o andando atravesando el edificio histórico de la estación internacional de Canfranc.

Con este desvío de los servicios ferroviarios se podrá iniciar ya la obra completa de urbanización en la parte de la explanada de los Arañones ocupada por las vías hasta ahora y que se sitúa frente a la fachada principal de la estación internacional de Canfranc.

Las obras de urbanización de la explanada de Los Arañones suponen la intervención en un total de 131.906 metros cuadrados que serán destinados a uso público. 

La zona se dotará con servicios para el abastecimiento de agua, saneamiento, riego, telefonía, electricidad, alumbrado, pavimentos rodados y peatonales, jardinería, áreas de juegos, etc., siguiendo un criterio básico de reutilización de cuanto material ferroviario móvil posible para su reubicación en el nuevo espacio urbano, de manera que se recuerde su historia.

Tirafondos originales y una compuerta

Durante el acto de inauguración se hizo entrega de un detalle creado a través de tres tornillos tirafondos originales destinados a mantener unidos los elementos de la antigua vía de la línea de Canfranc.

Tal y como explicó el consejero José Luis Soro es “el símbolo de la unión entre el ferrocarril, los lugares que atraviesa y el desarrollo que genera, pero también el símbolo de la unión de las administraciones, los gobiernos de España y Aragón y el ayuntamiento de Canfranc para hacer posible el momento que vivimos”.

El Presidente Lambán, por su parte, también hizo entrega de un símbolo al ministro de Transportes, José Luis Ábalos, al que durante la inauguración del tramo carretero Gallur-Figueruelas ya reclamó la devolución de la réplica de la fuente de los incrédulos que le entregó al comienzo de su mandato.

Como prueba del deber cumplido y de la obra realizada, ayer con Canfranc, así como en reconocimiento y gratitud por su compromiso, le hizo entrega de una réplica de la compuerta accionada por el Rey Alfonso XIII en 1906 con motivo de la inauguración del Canal de Aragón y Cataluña.

Fuente: Gobierno de Aragón

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *