Entidades Sociales Entrevistas

Natalia Larriba (Escan): “Este proyecto da a las mujeres víctimas de violencia de género un sentimiento de seguridad y repercute positivamente en el ámbito físico y psicológico de las usuarias”

Natalia Larriba

Coordinadora del Proyecto ESCAN de Aragón

El Proyecto ESCAN es un programa de recuperación psico-social y terapia emocional dirigido a mujeres y menores víctimas de violencia de género que se apoya en dos ejes: la terapia psicológica y emocional y el adiestramiento de perro en obediencia urbana. 

Esta iniciativa se complementa con el apoyo en inserción laboral para las usuarias que permite evitar la exclusión económica que habitualmente existe en situaciones de violencia. Recientemente, gracias a una subvención de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), se ha podido poner en marcha el proyecto piloto. Hablamos con la coordinadora del Proyecto en Aragón, Natalia Larriba

¿En qué consiste el proyecto ESCAN y cuánto tiempo lleva en marcha?

Asociación Proyecto ESCAN comienza su desarrollo legal en 2014, cuando, se plasma la experiencia que desde el año 2007 se venía desarrollando en el centro de adiestramiento canino SOLCAN en San Javier, Murcia. Personalmente conocí el Proyecto a través de un reportaje televisivo y de inmediato despertó una inquietud en mí: Proyecto ESCAN tenía que estar presente en Aragón, localicé a Enrique Cruz, coordinador del Proyecto a nivel nacional, gran profesional y mejor persona, le dije que las mujeres víctimas de la violencia de género en Aragón les necesitaban y desde ese momento nos pusimos a trabajar.

No ha sido hasta finales del año pasado, cuando por fin, y gracias a Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) que nos concedió una subvención de 12.000 euros, pudimos iniciar el Proyecto Piloto en el ámbito rural de la provincia de Zaragoza. Proyecto ESCAN es un programa de recuperación psico-social y terapia emocional de las mujeres y menores víctimas de la violencia de género, que se apoya en dos ejes, terapia psicológica y emocional con una psicóloga, María Val, especialista en violencia de género y adiestramiento de perros en obediencia urbana a cargo de nuestra adiestradora Alba Jiménez. 

El programa se complementa con el apoyo en inserción laboral para las usuarias, inserción que permite evitar la exclusión económica presente habitualmente en situaciones de violencia.

¿Qué beneficios aporta este programa a las mujeres que han sufrido violencia de género? ¿Cómo les cambia la vida?

Estas mujeres por regla general presentan un cuadro común: baja autoestima, aislamiento social y económico, depresión, inseguridad… Este proyecto y el acompañamiento del perro les da un sentimiento de seguridad que hasta entonces no tenían, llegando incluso a salir solas a la calle cuando antes esto era impensable. Además, repercute muy positivamente en el ámbito físico y psicológico de las usuarias. Al sentirse seguras, la autoestima y la confianza aumentan lo que en correlación hace que disminuya la depresión y el estrés.

El perro necesita unos cuidados diarios y salir a pasear todos los días, con ello conseguimos acabar con el aislamiento social y que se relacionen con personas nuevas (gente que tiene perros y con los que se relacionan en los paseos, veterinarios, otras usuarias, etc.). Como dije anteriormente, también trabajamos en la reinserción social de las mujeres, tratando de darles una independencia económica que no tenían. 

Tampoco podemos olvidar que el Proyecto no sólo ayuda a las mujeres, sino también a sus hijos y familiares pues todos ellos están interrelacionados.

Los perros no están entrenados para atacar sino para aportar seguridad a las mujeres. ¿Cómo se adiestra a estos perros y cómo se les elige?

Efectivamente, nuestros perros no son entrenados para defensa. Les dan seguridad porque en el adiestramiento se genera el vínculo entre el perro y la usuaria, y ante una amenaza a la mujer, el perro responderá por instinto como cualquier otro perro, pero no ante ninguna orden de ataque porque no la hay. El perro es seleccionado por nuestra adiestradora para una mujer en concreto. 

No hay unas razas determinadas, pero sí deben ser perros de talla medio-grande y muy sociables. También quiero añadir que en nuestro Proyecto no se compran perros, todos ellos son donados por Protectoras, Criaderos y particulares, en Aragón han sido donados por la Protectora Sonrisa Animal de Utebo y por el Criadero Von Turia Drimas de Binéfar.

¿Cuántas mujeres han solicitado este servicio en Aragón? ¿A cuántas se puede llegar?

En Aragón han sido varias las mujeres que han solicitado participar en el Proyecto, pero lamentablemente no podemos llegar a todas ellas pues nuestros recursos son limitados y depende mucho de la fuente de financiación. Es decir, nuestro Proyecto Piloto se ha iniciado gracias a una subvención de la DPZ, por ello sólo podemos llegar a las mujeres que residan en los pueblos de la provincia de Zaragoza, pero no a las de Zaragoza capital o las de las provincias de Huesca y Teruel. 

Pero les puedo asegurar que estamos trabajando en ello y poniéndonos en contacto con diversas instituciones públicas para poder ayudarlas a todas. Actualmente tenemos 3 usuarias y gracias a una donación de Comarca Central y otra de Caixa vamos a incluir a una mujer más.

¿Qué apoyo psicológico presta este proyecto a las mujeres que han sufrido violencia de género?

Las mujeres reciben terapia y apoyo psicológico de nuestra psicóloga especialista en Violencia de Género, María Val, una gran profesional como mucha empatía e implicación. Ella detecta, de forma individualizada para cada mujer, aquellos aspectos que necesitan ser reforzados, los trabaja y les da a las usuarias las herramientas para que se empoderen y vuelvan a ser mujeres seguras e independientes. El Proyecto sin un apoyo psicológico decaería pues son mujeres que han sufrido mucho y siguen padeciendo episodios de inestabilidad e inseguridad que han de ser trabajados.

¿En qué momentos suele solicitarse este servicio? ¿Cómo es el proceso?

Siempre trabajamos con instituciones públicas que son las que ofrecen nuestra ayuda a las mujeres, y si ellas dan su autorización, nos ponemos en contacto, les explicamos más en detalle el proyecto y es la psicóloga, tras una entrevista, la que evalúa si el programa que tenemos puede serles útil o no. También hay otras mujeres que llegan a nosotros de forma directa, llamando al teléfono o escribiéndonos a través de las redes sociales de Proyecto ESCAN.

¿Cómo se logra crear un vínculo entre la mujer y el perro y cómo se consigue que confíen el uno en el otro?

Tiene que existir una conexión inicial y natural entre ellos, a partir de ahí, el trabajo recae en nuestra adiestradora Alba Jiménez, una gran profesional con años de experiencia y muy implicada en el Proyecto, que, junto a las usuarias y sus hijos, consiguen que se genere el vínculo a través de horas y horas de juego, ejercicios, recompensas y caricias.

¿Cómo se prepara a las mujeres que van a hacer uso de este servicio?

Lo primero que nosotros decimos siempre es que no queremos convencerles de nada. No es un perro mágico: “te doy un perro adiestrado y ya está”. No, se requiere mucha implicación y trabajo también por su parte, a la hora de asistir a las sesiones psicológicas y de adiestramiento, las horas de entreno con el perro en el centro y en casa. Todo ello es parte del proceso y del programa. Tienen que estar motivadas e implicadas, eso sí, ante cualquier flaqueza nuestro equipo actúa en conveniencia.

¿Cómo está siendo la colaboración con la DPZ?

Te podría decir que no podría ser mejor. Gracias a ellos pudimos iniciar el Proyecto Piloto y acercar este recurso a Aragón. Y también nos dieron la oportunidad de hacer más visible nuestro trabajo y los beneficios que les aporta a las mujeres con la presentación del Proyecto en las mismas instalaciones de la DPZ. 

Esperamos continuar trabajando con DPZ pues ha sido un verdadero placer y estamos profundamente agradecidos.

Adiestradora Alba Jiménez con su perro Spirit

¿Hay algo más que quiera añadir?

Sólo agradecer a todas las personas que han hecho posible que Proyecto ESCAN llegue a las mujeres aragonesas, vosotros sabéis quiénes sois. Y gracias a nuestras usuarias, mujeres valientes que luchan día a día por salir del pozo dónde un día estuvieron y que cada vez queda más y más lejos pues la luz lo va inundando todo poco a poco. No estáis solas, nuestras Superheroínas.

A continuación se puede ver a la Adiestradora Alba Jiménez con su perro Spirit:

Redacción AEA/ LLM

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *