Cultura Entrevistas Sociedad

Patricia García (Fundación Amantes de Teruel):”En relativamente pocos años hemos llegado a ser una Fundación consolidada y uno de los proyectos más completos y dinámicos de Teruel”

Patricia García

Directora-gerente de la Fundación Amantes de Teruel

Dieciséis años lleva Patricia García trabajando en la Fundación Amantes de Teruel, cuya dirección ha asumido recientemente. Llega a este cargo con ilusión y sentido de la responsabilidad en un momento complicado por las restricciones y dificultades generadas por la pandemia. Su objetivo más inmediato: volver a abrir las puertas de la fundación cuando la situación lo permita y retomar poco a poco las actividades que se venían realizando con éxito para ofrecer al visitante una experiencia de calidad, sostenible y enriquecedora

Háblenos un poco de su trayectoria dentro de la Fundación Amantes de Teruel.

Comencé a trabajar en la Fundación en junio de 2004 como Directora del Taller de Empleo, que solicitó esta institución, para durante un año formar a las personas que luego compondrían el equipo que trabajaría en el Conjunto Amantes.

Cuando acabó el Taller, pasé a ocupar la subdirección de la Fundación, dedicándome fundamentalmente al área de organización y coordinación de actividades culturales y documentación. Un departamento en el que he trabajado durante todos estos años hasta finales de 2020.

¿Cómo ha visto evolucionar la fundación desde que comenzó?

La Fundación en estos dieciséis años ha evolucionado del 0 al 10. Cuando comencé a trabajar, todavía estaban terminando de restaurar la Iglesia de San Pedro y el actual Mausoleo estaba en obras. Si empezamos en junio de 2004, ya en agosto de ese mismo año se inauguró la torre y la Iglesia de San Pedro, a la que se trasladaron los Amantes de Teruel para que pudieran ser visitados en el tiempo en el que el nuevo Mausoleo iba a estar cerrado por obras. Al año siguiente, en septiembre de 2005, se inauguró el Mausoleo que hoy se puede visitar, un edificio del arquitecto Alejando Cañada que recoge a la perfección la mezcla de tradición y modernidad, un edificio de vanguardia donde reposan los cuerpos de los Amantes en las esculturas que Juan de Ávalos realizó en mediados del siglo XX. 

En junio de 2008, se inauguró la restauración del claustro mudéjar de San Pedro y en 2015 el jardín de San Pedro, un espacio verde en el centro de la ciudad desde el que se puede obtener una de las mejores vistas del ábside mudéjar de la iglesia de san Pedro. Hoy, podemos disfrutar de un Conjunto Amantes muy completo formado por el Mausoleo y el Conjunto Mudéjar de San Pedro de cuya restauración son responsables los arquitectos Antonio Pérez y José Mª Sanz.

Pero además de conformar todo este conjunto patrimonial, a lo largo de estos años se han llevado a cabo gran cantidad de proyectos que han dado dinamismo a estos espacios. La Fundación Amantes se ha convertido en una institución muy activa y uno de los principales referentes de Teruel. 

Su gerente, Mª Rosa López, puso en marcha y ha desarrollado un proyecto turístico y cultural muy completo por el que cada año pasaban, antes de que llegara la pandemia, más de 135.000 visitantes y se realizaban actividades culturales durante todos los meses con una gran afluencia de público.

Tenemos también un servicio educativo muy activo que ha permitido que muchos centros educativos conozcan el Conjunto Amantes de un modo diverso a como lo hacen el resto de turistas porque se adaptan los contenidos en función del nivel educativo, y también juega un papel muy importante en esta Fundación la red de Amigos de los Amantes que son en su mayoría turolenses y que han apoyado y siguen apoyando a la Fundación en todas sus iniciativas, incluso ahora en los momentos difíciles. 

En definitiva, una fundación que en relativamente pocos años ha llegado a ser una Fundación consolidada, reconocida y uno de los proyectos más completos y dinámicos de la ciudad de Teruel.

Hace dos meses que asumió la gerencia de esta entidad y lo hizo en una situación sanitaria complicada. ¿Cómo asume el cargo?

Lo he asumido con sentimientos un poco contrapuestos. Por un lado, con tristeza por la jubilación de la anterior gerente, Mª Rosa López, con la que he trabajado muy a gusto durante dieciséis años, unos años muy intensos, pero a la vez muy gratificantes por los resultados obtenidos.

Y por otro lado, lo asumo con mucha ilusión por poder continuar con su proyecto, un proyecto que ella ha tenido la habilidad de que todos considerásemos como propio. Como turolense y trabajadora de esta Fundación, desde hace tanto tiempo, es un orgullo asumir un puesto así, pero también una gran responsabilidad.

Para mí este cargo es todo un reto profesional, conozco la institución bastante bien, pero también es verdad que hay muchas funciones propias de la dirección en las que tengo que ponerme al día y trabajar con empeño. Por ello, también afronto esta nueva etapa con humildad y con energía para seguir trabajando por y para una Fundación que tiene ya un gran prestigio.

Soy consciente de que me ha tocado el relevo en un momento difícil, el más complicado de toda la historia de esta Fundación, motivado y marcado por la pandemia y que nos ha llevado a que en el año 2020 tuviéramos que estar cerrados durante seis meses y los meses de verano en los que abrimos tuviéramos una caída en el número de visitantes de más de un 60%. 

El año 2021 lo hemos comenzado con todas las instalaciones cerradas y por el momento no tenemos previsión de apertura hasta que no mejore la situación sanitaria y en consecuencia las restricciones derivadas de la misma.

No es lo mismo comenzar así que lo hubiera sido hacerlo hace un año y medio cuando el número de visitantes crecía mes a mes, pero bueno, cuando esta situación mejore, trabajaremos con todo nuestro empeño para recuperar lo más pronto posible esa época en que la Fundación prácticamente se autogestionaba.

¿Qué planes tiene para esta nueva etapa profesional y cuáles son sus objetivos?

El objetivo más inmediato es abrir lo más pronto posible en cuanto las restricciones sanitarias lo permitan e ir retomando poco a poco la actividad. Nuestro turismo es un turismo de interior, en el que buscamos la calidad de la visita, sin grandes aglomeraciones, sostenible y sobre todo que el turista se lleve una experiencia muy gratificante del paso por nuestras instalaciones. Es un modelo que pensamos que puede tener una pronta recuperación en cuanto esta situación se alivie porque siempre se ha buscado la tranquilidad y el disfrute del patrimonio por parte del turista.

En cuanto podamos abrir, tendremos que ir retomando poco a poco todas las actividades que estaban en marcha y que funcionaban muy bien desde hace mucho tiempo.

Mi idea es continuar con lo desarrollado hasta ahora, adaptándonos a las circunstancias.

Desde el punto de vista turístico, trabajar para que los Amantes y el Mudéjar sigan siendo los principales referentes de Teruel y su provincia. Que todos los que nos visitan, de cualquier edad, se lleven un buen recuerdo de su paso por el Conjunto Amantes, por el trato recibido, por lo contenidos transmitidos, en definitiva, por el patrimonio bien conservado y cuidado.

Desde el punto de vista cultural, que la Fundación Amantes siga siendo un centro dinamizador de la vida cultural de la ciudad, donde también los turolenses tengan un punto de encuentro, se acerquen a ese patrimonio de un modo distinto a como lo hacen los turistas, pero se acerquen a él, lo valoren, lo sientan como propio, se sientan orgullosos y lo transmitan.

Otro objetivo importante es continuar con los proyectos de ampliación del Conjunto Amantes. El edificio que hay junto al Jardín de san Pedro y el de ampliación del Mausoleo. La Fundación y Teruel necesitan esos nuevos espacios para terminar de completar este centro turístico y cultural.

Y por supuesto un objetivo que considero imprescindible es seguir con la colaboración con instituciones, asociaciones, entidades, empresas que la Fundación siempre ha tenido muy presente, una institución dispuesta a colaborar con el tejido social, cultural y empresarial.

¿Tiene prevista alguna acción para atraer a los niños a conocer su historia?

La parte educativa es imprescindible en un proyecto de este tipo. Es necesario realizar una labor didáctica de acercar el patrimonio a las diferentes edades, adaptando los contenidos según el desarrollo evolutivo del niño y que ya desde pequeños se acostumbren a ir a esos espacios, a aprender, a valorar el patrimonio, a cuidarlo, conservarlo y a apreciarlo.

En la Fundación contamos con un gabinete didáctico, formado por Licenciadas en Pedagogía y Humanidades, que se encarga precisamente de esto, de adaptar los contenidos según la edad, de hacer visitas turísticas atractivas, de hacer talleres didácticos sobre contenidos más concretos relacionados con el patrimonio, consiguiendo que los grupos escolares que vienen a visitarnos disfruten de otro modo de todos esos contenidos que aprenden en el aula.

La idea cuando abramos es poner en marcha las visitas familiares. Unas visitas que ya proyectamos antes de esta situación y que se vieron cortadas. Las llevaremos a cabo para que los padres e hijos se acerquen al Conjunto Amantes y pasen una tarde de sábado o de domingo haciendo una actividad en familia. Por supuesto, seguiremos trabajando con centros educativos para que los grupos escolares se sigan acercando a nuestros espacios pero si la situación se prolongase ya tenemos ideas para poder realizar las visitas de manera on line.

¿Cómo ha afectado la pandemia a la fundación y a todos los planes y visitas culturales que ofrecen? ¿Cómo se han reinventado?

Ha afectado muchísimo, como se ha visto afectado el turismo en general. En 2020 estuvimos medio año cerrados completamente y solo abrimos desde julio hasta el 22 de octubre que volvieron a cerrar Teruel perimetralmente. Mientras estuvimos cerrados, desde marzo a julio, seguimos teniendo presencia a través de las redes sociales, aprovechamos para investigar y documentarnos sobre aspectos muy concretos del Conjunto Amantes, que en las visitas generales no se tratan, para darlas a conocer a través de pequeños videos que el propio personal de la Fundación realizaba. 

También realizamos junto con Diario de Teruel concursos para los más pequeños en los que en distintos formatos nos contaban lo que para ellos era la Historia de los Amantes. A partir del último cierre, desde octubre, seguimos teniendo presencia en redes sociales pero de un modo diverso, ya que ahora el personal de la Fundación está al 100% de ERTE.

En los meses de verano que abrimos tuvimos que adaptar todo nuestro sistema de trabajo a las nuevas circunstancias. Elaboramos un plan de contingencia muy completo en el que se hacía especial hincapié en los aforos y en cuidar mucho todas las medidas sanitarias. 

En lugar de hacer visitas cada hora, las hacíamos cada 15 minutos de modo que los grupos eran reducidísimos y comenzamos a guiar también el Mausoleo de los Amantes, que hasta ese momento no incluía visita guiada, para garantizar las distancias de seguridad y que todas las medidas se cumplieran. Los que vinieron a visitarnos en ese tiempo lo vieron todo en unas condiciones de tranquilidad y de seguridad muy cuidadas.

Cuando volvamos a abrir seguiremos manteniendo estas mismas condiciones, adaptándonos a los aforos que se permitan en ese momento.

¿Cuándo cree que podrá retornar a una cierta normalidad?

Ojalá lo pudiéramos saber. La idea, cuando se realizó el plan de actuación a finales de año, era abrir en febrero y todavía seguimos cerrados. Acabamos el año 2020 con la esperanza y la ilusión de que el 2021 iba a empezar mucho mejor, pero poco a poco las cosas se van retrasando y no están siendo tan rápidas como nos gustaría. El Conjunto Amantes abrirá cuando haya una cierta movilidad entre comunidades autónomas porque nosotros tenemos sobre todo visitantes de Madrid, Cataluña y la Comunidad Valenciana y sin esa movilidad interprovincial no tiene sentido estar abiertos. La cierta normalidad creo que se conseguirá cuando haya un porcentaje elevado de población vacunada que permita que la población pueda moverse sin tanto miedo al contagio. Esperemos que en verano se haya llegado ya a esa “cierta normalidad”.

¿De qué partes de España suelen venir mayoritariamente los visitantes?

En el Conjunto Amantes tenemos visitantes de todas las provincias de España, pero podemos decir que sobre todo vienen de Madrid, Valencia y Barcelona. Zaragoza ocupa el cuarto lugar. Por Comunidades Autónomas la Comunidad de Madrid, la Valenciana y Cataluña son los mercados emisores que representan un mayor porcentaje en el total de visitantes de la Fundación.

¿Qué tiene la historia de los amantes de Teruel para seguir gustando y fascinando tanto a día de hoy?

Lo que los Amantes de Teruel simbolizan es el Amor en sentido amplio y ese es un sentimiento universal, un sentimiento que existió, existe y existirá, que no pasa de moda. Es cierto que las manifestaciones de ese Amor van cambiando a lo largo de los siglos pero el Amor bien entendido es algo que todos deseamos vivir y que es muy positivo para todos.

El mural El Amor Nuevo que Jorge Gay pintó para el Mausoleo de los Amantes refleja muy bien ese concepto más actual. Según palabras del mismo pintor: Un amor que sea capaz de trascenderse y hacerse más solidario; un amor trayecto y búsqueda de libertad que fuera siempre una actitud decididamente definida en contraposición a los días convulsos  que nos  tocan vivir: contra la negación o el desprecio del otro, del prójimo, contra la paulatina destrucción de la convivencia pacífica y la demolición de su libertad, contra los odios y las guerras, el amor como exponente de la vida y jardín emancipador, ya no sólo desde el cerrado lugar de la pareja, ni sólo desde la caridad como respuesta sino como actitud trascendente desde la justicia y el anhelo por una sociedad más libre, aquella que suscite la creación de una humanidad nueva”.

Existe la posibilidad de hacerse “Amigo de los amantes”. ¿Qué ventajas aporta?

Sí, de hecho, hay gente, que aun estando cerrados, se sigue haciendo por colaborar con la Fundación Amantes. Se pueden hacer ahora mismo a través de la web www.amantesdeteruel.es. Es una iniciativa que se puso en marcha en 2004, al principio para apoyar el proyecto de la Fundación Amantes y al que poco a poco hemos ido dando contenido. 

Cada miembro paga una cuota simbólica anual y disfruta de ventajas como descuentos en nuestras actividades, una difusión directa de todo lo que programamos, acceso gratuito al Conjunto Amantes, descuento para los acompañantes, y algunos descuentos en empresas colaboradoras. Contamos con más de 1800 Amigos de los Amantes que nos apoyan, colaboran, asisten y participan muy de primera mano en la Fundación.

El mausoleo es ya una pieza fundamental de la oferta turística de Teruel. ¿Se necesitan más inversiones?

Por supuesto. Los proyectos no se pueden quedar estancados y siempre necesitan renovación y crecimiento. Un centro así no puede ofrecer siempre lo mismo, hay que generar contenidos, actividades nuevas y para ello necesitamos nuevos espacios y actualizar lo existente. El Mausoleo este año cumplirá ya 16 años y hay muchas cosas que necesitamos cambiarlas y mejorarlas. 

Tenemos ya previsto en esta anualidad renovar parte de la musealización porque ya los medios técnicos se han quedado obsoletos y porque a lo largo de estos años se han generado más contenidos que deben estar presentes en el edificio. En concreto, se va a cambiar el audiovisual con el que se recibe al visitante y también la sala donde se cuenta la historia de los Amantes, que la vamos a presentar de un modo mucho más visual, con un lenguaje más comprensible y que llegará mucho más al espectador.

Además, estamos también trabajando en dos proyectos de ampliación muy necesarios que vendrán a completar los espacios de la Fundación con los que ahora no contamos y que son imprescindibles para poner en marcha nuevas acciones.

¿Cuándo cree que podrán comenzar a ejecutarse las inversiones en el edificio de la calle Bartolomé Esteban y en el solar del mausoleo?

Ya se ha empezado, los proyectos básicos están ya redactados y presentados. Este año se va a empezar a trabajar en los proyectos de ejecución. Debemos tener todo preparado para buscar luego la financiación necesaria para acometerlos. Hemos empezado por el proyecto de la calle Bartolomé Esteban primero pero se llevan los dos muy a la par. La idea es dar servicio a la zona del jardín y poder crecer primero en completar todos aquellos servicios que nos faltan.

¿Qué usos se les dará a estos edificios?

En el de Bartolomé Esteban está previsto un pequeño salón de actos, del que ahora carecemos; una cafetería que dé servicio al jardín durante todo el año, ya que ahora solo contamos con una pequeña terraza en los meses de verano y una sala de exposiciones. También hay una parte que se podrá dedicar a la realización de eventos, que tanto se nos demanda y ahora mismo solo contamos con espacios al aire libre.

El del solar anexo al Mausoleo servirá de ampliación al mismo, permitirá aumentar la parte expositiva, contar con espacios más amplios de recepción del visitante, hacer entradas y salidas diferenciadas y contar con un aula didáctica grande que permita trabajar con los grupos escolares con comodidad.

¿Hay algo más que quisiera añadir?

El deseo de que pase esta situación lo más rápido posible y animar e invitar a que cuando abramos vengan a visitar el Conjunto Amantes, disfruten de nuestra ciudad de Teruel y de nuestra provincia que tiene bonitos rincones por los que perderse.

Redacción AEA/ LLM

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *