Empresas, economía y actualidad Entrevistas Sociedad

Miguel Cendegui (Colegio Británico): «Hemos crecido más de un 10% el alumnado del centro en los últimos dos años y este año hemos obtenido los mejores resultados de selectividad»

Miguel Cendegui

Director del Colegio Británico de Aragón

Miguel Cendegui Gimeno es el  director del Colegio Británico de Aragón, centro educativo que en los últimos dos años ha visto crecer su alumnado más de un 10% gracias a un proyecto diferente, motivador, digital e internacional. Una institución educativa de excelencia con eje central en la innovación a través del desarrollo de proyectos y espacios de aprendizaje inteligentes en la búsqueda de un perfil del alumno comprometido y adaptado a la demanda de la sociedad y de la educación actual.

Son uno de los colegios más innovadores en educación ¿Cómo enfocar esta innovación dentro del aula?

Un cambio sin visión no es una innovación. Nuestro propósito está enfocado al mundo real, a la empresa, a las habilidades del trabajador. En nuestro caso hemos abordado tres áreas fundamentales.

La innovación en el área didáctica: la forma de entender la relación entre el profesor y el alumnado en la clase, donde el rol del alumno es el protagonista de su aprendizaje a través de proyectos motivadores que les aportan estrategias para desenvolverse en el mundo actual, fomentando las competencias personales y el emprendimiento. Los alumnos aprenden, pero también el profesorado aprende de ellos. 

Por otro lado la innovación en el ámbito tecnológico: gestionamos el proceso de aprendizaje, desde hace más de siete años, con ipads y macs de uso personal para cada alumno desde 1º de primaria, con recursos tecnológicos y nuevas herramientas educativas, dispositivos muy “potentes”, pero siempre con un uso muy ético y reflexivo, potenciando las STEAM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Artes y Matemáticas).

Y, por último, la innovación en espacios: nuestros nuevos espacios de aprendizaje son abiertos, versátiles, entornos sugerentes y amigables, donde ya no existe “la última fila” y la exclusividad en la memorización, y que dan respuesta a nuestra forma de entender la educación, porque además son catalizadores muy positivos de las emociones. La neuroarquitectura escolar favorece la creatividad, la reflexión, la colaboración, el emprendimiento y contribuye a desarrollar ese perfil del alumno como el del Británico, que resuelva los retos de futuro y se sepa desenvolver en el mundo profesional.

¿Qué resultados está teniendo esta gestión  y la innovación en el Colegio?

Hemos crecido más de un 10% el alumnado del centro en los últimos dos años y este año hemos obtenido los mejores resultados de selectividad: número uno de nuestro tribunal y con primeros puestos en muchas de las asignaturas, gracias al esfuerzo de nuestros alumnos y familias y, por supuesto,  a la labor del fantástico equipo de docentes que tenemos en el Británico.

¿Cómo definiría el perfil de los alumnos y alumnas de su centro?

El de una persona inquieta, imaginativa, autónoma, emprendedora, que sabe trabajar en equipo, donde el concepto de trabajo colaborativo ha trascendido al de clase, con equipos con libertad de acción. Nuestras claves son la flexibilidad y adaptación al alumno, disponiendo de horarios dentro de la jornada escolar para que puedan planificar su propia agenda de trabajo.

Además, nuestros alumnos son ciudadanos del mundo. Uno de nuestros slogan es “talk to the world”, porque creemos que la comunicación internacional y global es uno de los pilares de desarrollo personal y por eso nuestros alumnos aprenden en cinco idiomas. Una educación que se complementa con viajes, experiencias e intercambios en las etapas de secundaria a Europa, Estados Unidos, Canadá y China, que esperamos retomar en cuanto la pandemia nos lo permita. 

¿Qué supuso el confinamiento y cómo se han adaptado a la pandemia?

La pandemia ha puesto a prueba el proceso de enseñanza y aprendizaje, evidenciando cual es la apuesta real del sistema educativo por la innovación. En nuestro caso, nuestra experiencia, de más de siete años en entornos digitales, se ha puesto en valor durante esta crisis permitiéndonos desde el primer día de confinamiento continuar con nuestro proyecto digital desde las casas.  Para nosotros ha sido una satisfacción el comprobar que todo funcionaba igual que en clase, y así nos lo hicieron saber las familias.

Son el único centro en Aragón que imparte el Bachillerato Internacional en inglés. ¿Qué valoración pueden hacer ya en este primer curso?

Es sin duda un reto ilusionante y motivador para los alumnos, las familias y los docentes del Británico. En un mundo global debemos potenciar en nuestros alumnos una mentalidad internacional y abierta que no sólo consiste en saber idiomas. Pasa por aceptar otros puntos de vista, saber trabajar en equipos multidisciplinares, tomar decisiones de manera compartida, escuchar y ser flexibles, comunicativos, resolutivos y solidarios. De esta forma conseguimos difuminar las distinciones entre lo local, lo nacional y lo global, preparándonos para nuevos desafíos que no se definen según las fronteras tradicionales.

El Colegio Británico está adherido desde 2018 al Pacto Mundial para conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible. ¿Cómo se refleja este compromiso en el centro?

Somos, junto a otras doce empresas e instituciones, miembros del grupo impulsor de la Agenda 2030 en Aragón y en nuestro último informe al Pacto Mundial el colegio se compromete a trabajar 7 de los 17 ODS. 

Nuestra sensibilidad hacia lo social incorpora en nuestro centro proyectos de aprendizaje y servicio de participación activa, la utilización de

los espacios naturales, reducción de residuos y reciclaje, la utilización de energías limpias, en definitiva, un centro sostenible y un compromiso firme por parte de toda la comunidad del Británico con los ODS de las Naciones Unidas.

Hemos hablado de cursos superiores, pero ¿qué es lo que distingue al Británico respecto a otros centros en la etapa de infantil?

Un profesorado comprometido y preparado, con un objetivo fundamental: que los niños en infantil disfruten de una infancia feliz a través del juego, la autonomía y la responsabilidad, aprendiendo por descubrimiento con proyectos y de forma colaborativa, desde los 4 meses de edad en nuestra guardería British Baby hasta 3º de infantil. Además, implicamos a las familias participando en el aula con proyectos y charlas (ahora las haremos online) y trabajamos la educación emocional para el desarrollo de habilidades sociales. El profesor nativo acompaña desde los 3 hasta los 5 años, aprendiendo inglés de forma natural y divertida, logrando que desde bien pequeños tengan un inmejorable acento.  Nuestra metodología emociona a los niños con juegos y rutinas sencillas que hacen del inglés una parte de su vida como otra cualquiera, en un entorno único, en contacto con la naturaleza y con amplios espacios donde desarrollan su psicomotricidad. 

¿Cómo están llevando a cabo este año el proceso de matriculación?

La pandemia ha hecho que las tradicionales jornadas de puertas abiertas del Británico se hayan visto adaptadas a las restricciones que marca la ley, por lo que este año se ofrecen visitas personalizadas y citas online con todas las medidas de seguridad. Las citas se pueden solicitar a través de la web, por correo electrónico o por teléfono contactando directamente con el Colegio. 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.