Empresas, economía y actualidad Entrevistas

Luis Gómez: «En Viamed estamos adaptados para convivir con el Covid-19 porque al mismo tiempo es necesario seguir cuidando de otros padecimientos»

Luis Gómez
Director gerente de Hospitales Viamed Aragón

Luis Gómez llegó a la gestión sanitaria en 2004 y actualmente dirige y gestiona los Hospitales Viamed en Aragón. De la sanidad privada destaca la agilidad desde la detección precoz hasta el tratamiento y curación de la enfermedad. Defiende que la pandemia ha servido para poner en valor la necesidad de una colaboración público-privada que se lleva reclamando mucho tiempo. 

Sobre el futuro de los hospitales que gestiona, Gómez expone que continuarán con la apuesta por la tecnología de vanguardia, la innovación e investigación, así como la ampliación de instalaciones y cartera de servicios.

Cabe recordar que Viamed fue seleccionado recientemente seleccionado en el puesto nº 38 dentro del Ranking de los más prestigiosos Hospitales Privados de España, único en la Comunidad Autónoma de Aragón. Asimismo, ADEA reconoció la labor de Viamed con un galardón en la XI Convención de Directivos.

Háblenos brevemente de su formación y de su trayectoria profesional antes de recalar en Viamed.

Una etapa de mi vida que recuerdo con añoranza; comencé mi formación en San Viator y después en el Alto Aragón; posteriormente cursé estudios universitarios en Ciencias Empresariales porque me atraía la economía desde el ámbito de la empresa; centrado en desarrollar cada una de las fases de la cadena de valor.

Soy un ferviente defensor de la mejora continua y el reciclaje formativo; por lo que una vez acabada la carrera y habiendo comenzado a trabajar cursé Master en Dirección de Empresa en CESTE Escuela de Negocios de Zaragoza; diversos programas/master especializados en Finanzas y Alta dirección de empresas (CADF, CADE); el PADEF de la empresa familiar, Licensed Practiticioner of PNL, Programa de Alta Dirección de Empresa (PADE) en el IESE de Madrid, y en la actualidad he concluido un programa de ESADE. Estas dos últimas escuelas de negocios son reconocidas en el ranking mundial por su prestigio.

Después de diversas incursiones en el mundo laboral me incorporé a un proyecto como director financiero en una empresa del metal para, posteriormente, recabar en una empresa del sector construcción como gerente; y después salté al sector sanitario.

¿Cómo llega a la gestión sanitaria?

Corría el 2004 cuando inicié mi andadura profesional en el sector sanitario, en la Clínica del Pilar de Zaragoza, como director financiero y adjunto a dirección dónde estuve unos meses. Seguidamente me ofrecieron el puesto de gerente en la Clínica Santiago de Huesca que por aquel entonces pertenecía a ARESA; fue en el año 2.006 cuando Mutua Madrileña compró ARESA y pasé a formar parte de esta gran corporación; donde ostentaba la responsabilidad territorial de Aragón tanto en el ámbito de la provisión como en la prestación.

Ya a mediados del 2008 me ofrecieron el, para mí, mayor reto que era la Clínica Montecanal, con el compromiso de situarla en el lugar que se merece dentro de un panorama tan competitivo como el de Zaragoza.

A mi favor tenía que el Grupo Viamed es un grupo serio, comprometido con sus valores, misión y visión, y realmente profesional; y con esos mimbres estaba seguro de que, con esfuerzo, altas dosis de trabajo y mucha ilusión, lograríamos hacernos un hueco en la sanidad aragonesa.

A mediados de 2010 adquirimos en propiedad la Clínica Santiago de Huesca, ahora Hospital Viamed Santiago, donde también ocupo la Gerencia.

Ha sido un salto cualitativo para la población oscense al poder contar con un Hospital de referencia en Zaragoza para atender casos que por su complejidad y tecnología en Huesca habíamos de derivar. Se producen sinergias que redundan en la calidad de vida de la población y es lo que da cumplimiento a nuestra razón de ser.

He ostentado la Vicepresidencia y la Presidencia estos últimos ocho años de la Asociación de Empresas Sanitarias de Aragón (AESA), y desde el año 2018 soy el representante en el Consejo de Salud de Aragon por CEPYME. 

¿Qué es lo más importante en la gestión hospitalaria de cara a lograr la excelencia?

No me atrevería a destacar sólo una cualidad dado que la gestión hospitalaria requiere de cierta habilidad para poder encajar muchas piezas; es como si se dirigiera una orqueta con un sinfín de instrumentos y hemos de lograr hacer una sinfonía; cada instrumento es especial y tiene una gran capacidad y potencia, pero hemos de encajar todos ellos para que sea armónico.

Si que diré que la gestión de talento es un área crucial, contar con un buen equipo que este comprometido con el proyecto es fundamental; ponemos el foco en el paciente/cliente cumpliendo la máxima calidad y superando los estándares de seguridad del paciente.

¿Qué les diferencia del resto de centros hospitalarios privados? ¿Dentro de su cartera de servicios hay algún tratamiento que no se pueda encontrar en otros centros aragoneses?

Creo que la mayor diferencia es que tenemos carácter propio, en nuestro desarrollo de negocio detectamos necesidades donde podemos aportar valor a la sociedad; pero no sólo es lo que nos diferencia, prefiero decir que en sanidad estamos para aportar y unir esfuerzos de cara a mejorar el nivel de vida de la población.

Somos un hospital integral, de alta resolución, con más de 50 especialidades y más de 300 profesionales médicos que trabajan como nosotros. El crecimiento en la actividad nos ha llevado a abrir un nuevo edificio de consultas anexo al actual hospital con una superficie cercana a los 1.000 metros cuadrados. 

Entre los servicios, quizás destacaría que somos el centro hospitalario de referencia para la mayoría de federaciones deportivas de Aragón con un potente Servicio de Traumatología, además de ofrecer una Atención integral materno-infantil que nos llevó a convertirnos en el primer hospital en número de partos de la sanidad privada aragonesa.

A ello se suma que contamos con una unidad específica para la atención de accidentados de tráfico y que contamos con Servicios de Urgencias 24 horas, tanto generales, como ginecológicas y traumatológicas con presencia permanente de especialista, lo que constituye un rasgo diferencial de nuestro hospital.

En cuanto a los tratamientos novedosos, entre otros, realizamos cirugía laparoscópica en 3 Dimensiones, con notables resultados en problemas de obesidad; contamos con el láser verde de última generación para abordar problemas de próstata. 

Además, en nuestro hospital también se implantó por primera vez en la sanidad privada aragonesa la primera prótesis personalizada de rodilla, apostamos por el primer balón gástrico ingerible, o por el nuevo test en sangre para detectar el cáncer de próstata; disponemos de la única Unidad de Litotricia Extracorpórea de la sanidad privada aragonesa para pacientes diagnosticados con piedras en el riñón y un equipo multidisciplinar en un servicio específico de Ondas de Choque que, además de poder aplicarse con éxito para desintegrar cálculos en vías urinarias, también se utilizan para tratar patologías del sistema músculo-esquelético; equipo de Cirugía Cardiaca…

¿Cuáles son las mayores ventajas que ofrece la sanidad privada?

La sanidad privada tiene muchas bondades, entre ellas destacaría la fácil accesibilidad, diagnóstico rápido, tratamiento personalizado sin demoras y seguimiento de patología hasta curación.

A su vez dispone de medios técnicos y tecnológicos de vanguardia, confort en sus instalaciones, habitaciones individuales, equipos multidisciplinares conexionados para tratar la patología diversa de manera individualizada, renovación tecnológica, incorporación de últimas técnicas de abordaje quirúrgico…. capacidad de inversión en tecnología y destino de fondos para Investigación y Desarrollo, así como un desarrollo formativo profesional…

Pero sobre todo la agilidad desde la detección precoz, hasta el tratamiento y curación de la enfermedad.

¿Por dónde pasa el futuro de la sanidad privada?

El sector sanitario, bajo mi humilde punto de vista, es un sector en auge y le auguro un futuro inminente prometedor. Nos espera una época de cambios muy interesantes, necesitamos abordar y dar solución a una serie de retos apasionantes empezando por la digitalización, el tratamiento de datos, acceso seguro y personalizado de la Historia Clínica, la ciberseguridad…

Si algo nos ha enseñado la pandemia es que hemos de ser agiles para reaccionar ante amenazas de tal virulencia; los sistemas sanitarios se han sometido a extraordinarias pruebas de presión y de ella tenemos que aprovechar las valiosas, aunque duras, lecciones.

En el Sector Sanitario hay cierta inercia a que los profesionales sanitarios quieran sacarse una plaza fija en la sanidad pública en vez de hacer carrera en el sector privado, ¿ha cambiado un poco esa mentalidad?

Es algo inherente en la mentalidad humana, el sentimiento de “seguridad”; si es cierto que hay cierta tendencia a que profesionales sanitarios todavía tengan la mentalidad de conseguir una plaza fija como personal estatutario en la sanidad pública en lugar de apostar y desarrollar su carrera profesional en la sanidad privada. Afortunadamente, en los últimos años, es algo que está cambiando dado que cada vez hay más profesionales que desean compatibilizar el desarrollo profesional en ambos ámbitos.

¿Cree que cierta parte de la población tiene cierta aversión o recelo hacia la sanidad privada? ¿A qué cree que se debe?

No creo que tanta gente esté en contra de la sanidad privada, lo que ocurre es que a veces se malinterpreta la colaboración pública/privada con la privatización de servicios.

Los Hospitales Privados son absolutamente necesarios para dar sostenibilidad al Sistema Nacional de Salud, somos un Aliado Estratégico fundamental para el correcto desarrollo sanitario español; como no me canso de decir: “Sanidad hay una, la que cura”.

Soy partidario de modelos de colaboración en diferentes modalidades que ofrezcan soluciones asistenciales y de acceso a la población, tenemos retos importantes que atender y una población cada vez más envejecida que necesitará recursos sin importar la titularidad de estos.

Viamed ha sido único hospital aragonés entre los 50 mejores hospitales privados de España según el Monitor de Reputación Sanitaria. ¿Cómo se logra algo así?  ¿Qué aspectos se valoran en este estudio? ¿Qué supone para Viamed tal distinción?

¡Es cierto! y estamos muy orgullosos de ello; ostentamos el puesto nº 38 dentro del Ranking de los más prestigiosos Hospitales Privados de España, único en la Comunidad Autónoma de Aragón.

Se logra haciendo lo que te gusta, trabajando duro y contando con un elenco de profesionales, tanto propios como ajenos, comprometidos e involucrados con un proyecto en el que el paciente está en el centro de todos los esfuerzos.

Es el único estudio independiente que analiza la reputación de toda la sanidad española cuyos resultados son verificados por KPMG.

Asimismo, ADEA reconoció la labor de Viamed en la XI Convención de Directivos. ¿Cómo se recibió este galardón? ¿Supuso un empujón tras un año tan duro?

Con gran orgullo pude recoger el Reconocimiento Especial que se nos otorgó a la labor que desempeñamos en nuestra trayectoria y en la gestión de estos tiempos que nos ha tocado vivir.

Es un reconocimiento a la excelente labor y buen hacer de cada uno de los trabajadores que forman la plantilla del Hospital, así como de todos los profesionales que componen la gran familia Viamed; la verdad es como una bocanada de aire fresco que hace que el esfuerzo que desempeñamos se vea recompensado y nos recargue la pilas para seguir.

¿Cómo se ha vivido la crisis sanitaria provocada por el coronavirus en Viamed?

Este virus puso en jaque a todo el mundo tanto en el ámbito de la salud, económico y social. Pero en mitad de este contexto, nuestros médicos, enfermeras, auxiliares, celadores … una vez más se pusieron en primera línea para ofrecer lo mejor de sí mismos y salvar vidas, pero en esta ocasión con una gran presión añadida. La oleada de enfermos con esta patología era constante y el cansancio de los especialistas iba mermando tras intensas jornadas, fueron sin duda momentos duros y con un stress sin precedentes.

Ha sido un año para poner en valor lo verdaderamente importante de la vida, la crueldad de este virus ha dejado una cifra espeluznante de víctimas en nuestro país y a otros muchos con graves secuelas.

¿Cómo se han ido adaptando en Viamed a los cambios que se han requerido a raíz de la pandemia?

Nuestra prioridad principal siempre ha sido garantizar la seguridad de los pacientes y profesionales del equipo. Por tanto, desde Viamed establecimos diferentes circuitos de circulación dentro del hospital para personas que pudieran ser sospechoso de padecer Covid-19 y el resto de pacientes que acudían al hospital para otras patologías. 

Además, para evitar contagios, el hospital redujo el número de asistentes máximos presentes y el número de consultas de pacientes diarios para espaciar más las horas de las consultas. Asimismo, en Montecanal, hemos incrementado la distancia entre los asientos, de acuerdo a las recomendaciones oficiales, y contamos un alto nivel de desinfección, tanto interna como externa, en varios momentos del día, así como material de protección individual, tanto guantes como mascarillas, y utilizando soluciones hidroalcohólicas para una mayor protección. De hecho, nuestro hospital fue el centro con menos incidencia Covid durante la segunda ola.

Estamos adaptados para convivir con el Covid-19 porque al mismo tiempo es necesario seguir cuidando de otros padecimientos no relacionados con el Covid.

¿Cómo está siendo esta nueva ola? ¿Estamos más preparados que en marzo de 2020 para afrontarla?

El comienzo de año está siendo complicado, los contagios están incrementándose entre la población española y las medidas por el momento no están dando sus frutos. Sin embargo, es cierto que el desconocimiento no es el de marzo cuando no se tenía información sobre el alcance de este virus.  

En estos momentos sabemos cuáles son las claves y contamos con más herramientas para reducir la incidencia, por ejemplo, más equipos de protección, el aumento de pruebas de detección que se están llevando a cabo, y por último la ansiada vacuna.

¿Cómo ha sido la colaboración público-privada durante la gestión de la pandemia?

La pandemia ha puesto de manifiesto de una forma más clara la necesidad de colaboración público-privada en salud. Según el informe realizado sobre ‘la Sanidad Privada, Aportando Valor. Especial Covid-19’ realizado junto con ASPE, UNESPA, Farmaindustria y Fenin, señala que el 42% de los hospitales generales privados atendió al 16% de los pacientes diagnosticados o con sospecha de Covid-19 y asumió el 14% de los ingresos en unidades de cuidados intensivos durante abril y mayo. De hecho, la salida de la pandemia tiene mucho que ver con innovaciones y desarrollos que provienen del sector privado por ejemplo con las pioneras pruebas de diagnóstico o la vacuna.

Recientemente, Viamed Montecanal inauguró un Laboratorio de Biología Molecular. Este avance, ¿cómo ayuda a mejorar las pruebas diagnósticas de Covid-19?

Así es, ante el incremento en la demanda de las pruebas de detección de Covid, el pasado año inauguramos las instalaciones de un Laboratorio de Biología Molecular con equipos de última generación que permite realizar RT-PCR de COVID 19 en Zaragoza obteniendo resultados dentro de las primeras 12 horas desde la toma de muestra.

Esta plataforma de última generación ha sido posible gracias a la colaboración de Eurofins Megalab.

¿Ha afectado el Covid-19 a las citas y operaciones programadas para el 2020?

Sí. En el mes de marzo el Gobierno tomó la decisión de poner bajo el mando único sanitario a toda la sanidad privada, sin tener en cuenta la incidencia del coronavirus en cada zona y la delegación de los acuerdos entre administraciones y empresas privadas a cada una de las 17 comunidades autónomas. Además, todo esto se realizó sin unas directrices claras y un protocolo homogéneo para hacer frente entre todos al virus. 

En este contexto, se cancelaron todas las intervenciones programadas durante varios meses para atender únicamente a pacientes con esta patología, lo que provocó un perjuicio económico importante para la sanidad privada que dejó de ingresar por sus habituales servicios y que todavía a día de hoy seguimos acarreando.

¿Ha habido gente que haya retrasado ciertas pruebas médicas por miedo a infectarse de coronavirus? ¿Corremos el peligro de que se estén detectando tarde algunas patologías?

Durante el comienzo de la pandemia, sobre todo, muchas personas dejaron de asistir a los centros médicos y hospitales por miedo al contagio de la Covid-19. Según datos de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y la Sociedad Española de Neurología (SEN), durante el mes de marzo se detectó una caída del 40% en el tratamiento del infarto desde que comenzó el estado de alarma y en torno a un 33% menos de ingresos por ictus. 

Ambas coinciden en que esos descensos no se deben a que se estén produciendo menos casos, sino a que los afectados están optando por no utilizar los servicios sanitarios. Se da el caso de que pacientes con síntomas ligeros o moderados de cualquier patología que en otros momentos solicitarían atención los relativizan y es posible que muchos estén pasando, por ejemplo, el infarto en casa y que solo pidan asistencia cuando se ha complicado.          

En cuanto a la cancelación de las pruebas, sí que hemos visto casos por temor, pero no ha sido una tendencia al alza.

¿Qué mensaje mandaría a la población en este sentido?

Que no dejen de acudir a los hospitales si se encuentran mal. Es importante tratar ciertas patologías a tiempo. No solo existe el Covid ahora mismo, la vida continúa y los ictus, infartos, etc. están a la orden del día como lo han estado siempre. Los hospitales son sitios seguros ya que se están tomando las medidas necesarias para evitar contagios. Somos especialmente escrupulosos en las medidas de prevención para mantener un hospital seguro.

¿Cree que la sanidad privada tiene que reinventarse tras esta crisis?

No lo creo. Esta pandemia lo único que ha hecho ha sido poner en valor la necesidad de la colaboración público-privada que tanto tiempo llevábamos reclamando, pero no creo que la sanidad privada deba reinventarse. Debemos continuar con nuestra forma de trabajar, siendo la alternativa a una sanidad pública cada vez más saturada.

Como gerente de Viamed Aragón, ¿cuáles son sus mayores desafíos actualmente?

Nuestro planteamiento de cara a futuro siempre es ambicioso. Apostaremos como venimos haciéndolo desde hace años por la tecnología de vanguardia con la adquisición de nuevos equipos pioneros, innovación e investigación, ampliación de instalaciones y cartera de servicio y una atención inmejorable por los mejores especialistas de Aragón.

Con esto quiero decir que seguiremos trabajando para alcanzar el máximo nivel posible con nuestros medios en cuanto a resultado técnico, seguridad, satisfacción de pacientes, clientes, personal, accionistas y sociedad en general.

Estamos seguros de que con esta premisa mantendremos nuestra posición y conseguiremos crecer en este prestigioso y competitivo ranking de cara a los próximos años. Mi mayor desafío es seguir ilusionado e ilusionando.

Hay personas reticentes a vacunarse, ¿qué mensaje cree que se les debería transmitir para que confiaran en las diferentes vacunas que se han logrado gracias a la investigación y la ciencia?

Lo primero que debemos tener claro es que las vacunas, históricamente, son una herramienta de salud pública excelente. Las vacunas evitan 4 millones muertos en el mundo al año por lo que es mucho mayor lo que ayudan que los problemas que generan. 

Además, debemos tener en cuenta que los sistemas de control previos a la comercialización de la vacuna, y los de vigilancia posterior, son muy rigurosos para poder seguir disponiendo de esta excelente herramienta para fomentar la salud de la población.

¿Cómo se lucha contra las fake news relacionadas con la pandemia y la vacuna?

Desde luego que la crisis del coronavirus ha agravado de manera notable la proliferación de las conocidas como fake news. Desde que el pasado mes de enero comenzaran a conocerse los primeros casos de Covid-19 decenas de noticias falsas han calado en la opinión pública procedentes de los medios de comunicación y las redes sociales, generando lo que la OMS ha denominado una “infodemia”.

La población tiene que aprender a informarse de manera correcta. Es importante acudir a fuentes autorizadas siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias de su país y los sitios web de la UE y de las organizaciones internacionales pertinentes: la ECDC y la OMS.

Otra forma de evitar las fake news es que la sociedad no contribuya a enriquecerlas evitando compartir información no verificada que proceda de fuentes dudosas.

¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre?

En mi escaso tiempo libre me gusta hacer muchas cosas, entre ellas valoro hasta aburrirme. Me gusta ir a nadar, jugar al guiñote con mis amigos y compartir un vino en buena compañía, valorar el silencio con mis pensamientos; en ámbito más relajado me gusta leer un buen libro y ver series de Netflix.

Tenemos una joya en Aragón como es el Pirineo; me relaja pasear, largas caminatas ya sea por la montaña o en el campo, visitar lugares y probar su gastronomía.

Háblenos de su familia

¡Mi familia es espectacular! Comparto mi vida y aficiones con mi mujer, Merche, que me complementa y me da gran estabilidad; tenemos largas conversaciones de cualquier tema y su punto de vista siempre me aporta; y, como no, Blanca, que ya tiene 10 años y nos maneja como quiere, es muy lista y le encantan los caballos; de ella aprendo mucho pues su visión de la vida es pura y práctica. Son mis dos pilares, siempre están ahí apoyándome.

También, está mi padre, mi madre nos dejó hace escasos meses y la extraño mucho, hermano, cuñada y sobrina; mi sobrina Leyre tiene 8 años y es un encanto, es la persona más feliz que conozco e irradia esa felicidad ahí donde va contagiando a todos.

¿Hay algo más que quisiera añadir?

Como norma fundamental aspiro a seguir siendo feliz y disponer de tiempo para mí y para los míos y, además, poder hacer lo que me gusta, tanto en el trabajo como en todo lo relacionado con el desarrollo personal. Y todo ello, siendo coherente con mi forma de actuar, pensar y sentir.

 

Redacción AEA /LLM

Fotografías: Pepe Fernández

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.