Cultura Eventos Sociedad

La DPZ expone en Fuendetodos los grabados que ilustraron los tangos y otras composiciones del Buenos Aires de principios del siglo XX

La exposición ‘Atriles de tango. La litografía a través de la música’ puede verse en la sala Zuloaga hasta el 25 de diciembre y muestra 80 estampas hechas con esa técnica para ilustrar las partituras editadas en aquellos años

La Diputación de Zaragoza expone desde el 14 de julio en la sala Ignacio Zuloaga de Fuendetodos una colección de grabados realizados para ilustrar los tangos y otras composiciones argentinas de principios del siglo XX. 

La exposición ‘Atriles de tango. La litografía a través de la música’ puede verse hasta el próximo 25 de diciembre y muestra 80 estampas a color realizadas con esa técnica para ser portada de las partituras que se editaban en el Buenos Aires de la época.

Todas las litografías pertenecen a una colección particular que ha sido prestada al Consorcio Cultural Goya Fuendetodos de la DPZ para la exposición, pero su propietario ha preferido mantenerse en el anonimato. Además, la mayoría carecen de firma y de pie de imprenta, ya que en aquellos años estas portadas de partituras fueron encargos a los que los propios artistas no les dieron la relevancia suficiente como para firmarlos.

La diputada delegada de Cultura de la Diputación de Zaragoza, Ros Cihuelo, ha explicado que estas obras “dibujan esa música, emociones, sentimientos, arraigo que significaba y simbolizaba el tango antes de cruzar el Atlántico y de estar más aburguesado”. “Fue una manera de poder expresar las partituras, lo que quería decir la música, de esta manera ilustrada y más visual, que se acercaba de forma más directa al público”, ha añadido Cihuelo.

El alcalde del municipio, Enrique Salueña, ha afirmado que “este tipo de actividades demuestran que Fuendetodos es un municipio muy vinculado a la cultura, además promueven el crecimiento del turismo y la llegada de nuevos visitantes está impulsando la actividad económica del pueblo”.

La litografía es una técnica de grabado que consiste en estampar un diseño que previamente se ha realizado sobre una piedra calcárea con lápiz o tintas especiales y al que después se le aplica una tinta que solo se adhiere en las zonas que han sido tratadas con esos materiales.

Desde su descubrimiento en 1796 por Alois Senefelder, este proceso comenzó su andadura como método artesanal de reproducción de la mano de la partitura musical. No obstante, Francisco de Goya fue un pionero y consumado litógrafo que supo a partir de esta técnica inventar un nuevo lenguaje artístico fuera del uso ordinario que se le había dado en sus orígenes en España.

En su desarrollo posterior, la litografía estuvo muy ligada a la Ilustración literaria y, ya a finales del siglo XIX, a la difusión de contenido político y social, dado su mayor alcance entre el público popular frente a manifestaciones artísticas más elitistas.

En busca de un mayor reconocimiento

Como explica la comisaria de la exposición, Leire Mayendía, la colección de partituras de ‘Atriles de tango’ se enmarca en un contexto histórico y geográfico muy específico: la producción editorial de música en Buenos Aires durante las primeras décadas del siglo XX.

Eran tiempos en los que la expresión artística mediante las técnicas de reproducción gráfica empezaba a buscar un lugar de reconocimiento similar al de otras artes más consolidadas como la pintura o la escultura. 

Conviviendo con esta aspiración, capitaneada principalmente por la Sociedad de Grabadores, otros artistas, que no siempre firmaron sus obras, ilustraron mediante técnicas litográficas los contenidos que las casas editoriales consideraron de valor para su publicación, tanto en literatura como en música. 

Dotar a la partitura de una portada ilustrada era sin duda un valor agregado que hacía la obra más atractiva y comercial. La mayor parte de las obras expuestas son partituras del género tango, que en Buenos Aires tuvo raíces, dimensión y expansión colosales.

“El paso del tiempo ha otorgado a estas obras una belleza y significado aún mayores gracias a la alianza entre la creación gráfica, la creación musical y el acercamiento a la historia del tango de la denominada Guardia Vieja y de parte de la Guardia Nueva”, destaca Mayendía. 

“Las imágenes creadas como interpretación de esta música dibujan más que una melodía o una armonía: dibujan un ambiente entero en torno al género, cuajado de historias de seducción, excentricidad, picardía, supervivencia, nostalgia, marginalidad y también, fiesta”.

Fechas y horarios

La exposición ‘Atriles de tango. La litografía a través de la música’ puede verse desde hoy hasta el 25 de diciembre en la sala Ignacio Zuloaga de Fuendetodos en horario de martes a domingo de 11.00 a 14.00 y de 16.00 a 19.00. Los lunes la sala permanece cerrada, excepto los días festivos.

Fuente: DPZ

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.