Empresas, economía y actualidad

Consumo Aragón recomienda revisar el etiquetado y las instrucciones de seguridad de los flotadores infantiles

El Gobierno de Aragón ha analizado diez modelos de producto, de diferentes establecimientos y marcas, en el contexto de una campaña nacional

Los elementos de flotación analizados cumplen con una correcta seguridad y las deficiencias se centran en aspectos como documentación o etiquetado

Consumo Aragón recomienda revisar el etiquetado y las instrucciones de seguridad de todos los artículos de flotación infantiles que se adquieran durante este periodo vacacional para las piscinas o la playa. “Hablamos de un colectivo al que hay que prestar especial protección siempre, y más en periodos vacacionales y en una actividad como la acuática. 

Por eso, en manguitos, flotadores o artículos similares, el comprador debe comprobar la presencia del marcado CE, la identificación del responsable, su domicilio y las advertencias de seguridad del etiquetado estén en castellano”. Así lo explica el director general de protección de Consumidores y Usuarios, Pablo Martínez, tras las labores de inspección que se han llevado a cabo en Aragón el contexto de una campaña nacional.

En total, la inspección de Consumo Aragón ha tomado muestras –dentro de una iniciativa promovida por el Laboratorio del Centro de Investigación del Control de la Calidad del Ministerio de Consumo- de 10 modelos diferentes de artículos destinado a la flotación infantil (como chalecos, flotadores o manguitos). En ellos se ha comprobado el etiquetado y documentación y también su seguridad. “Se ha comprobado su resistencia a la tracción, la presencia de bordes o elementos salientes inadecuados o la resistencia a la perforación y presencia de piezas pequeñas”, ha detallado el director general.

La conclusión a la que se ha llegado es que, todos los artículos controlados cumplían con las medidas de seguridad. En un 15% debían subsanar deficiencias en aspectos informativos en el etiquetado (en algunos faltaban las advertencias de seguridad en castellano) o la falta de información relevante obligatoria, como la dirección de internet donde se pueda acceder a la declaración de conformidad o la identificación del organismo que haya participado en la evaluación del producto.

Tres años de garantía

Además de las recomendaciones para comprobar la seguridad de estos artículos ya referidas, Pablo Martínez ha recordado que “todos los productos conllevan una garantía legal de tres años, plazo que se aplica a los adquiridos a partir del 1 de enero de este año” y ha reiterado la importancia de guardar el justificante de compra.

Desde Consumo Aragón se recuerda que cualquier consulta puede plantearse ante las oficinas municipales y comarcales de información al consumidor, asociaciones de consumidores y dependencias de la Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios del Gobierno de Aragón de las tres provincias. Además, está a disposición de los consumidores la dirección de correo electrónico consultaconsumo@aragon.es y el teléfono 900 12 13 14, accesible desde cualquier teléfono fijo de la Comunidad.

Fuente: Gobierno de Aragón

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.