Empresas, economía y actualidad

Expertos en patrimonio culminan en Rumanía la primera fase del proyecto europeo MOMAr liderado por la DPZ

Responsables de la institución provincial han viajado hasta el condado de Mehedinti para realizar una visita de estudio. Esta zona rural les ha servido de inspiración para conocer casos de buenas prácticas

El proyecto europeo MOMAr (‘Models of Management for Singular Rural Heritage’), liderado por la Diputación de Zaragoza, ha concluido su última visita de estudio, en esta ocasión en el condado de Mehedinti en Rumanía. Esta zona rural del país ha servido de inspiración para 24 expertos europeos que han podido conocer de primera mano casos de buenas prácticas en modelos de gestión patrimonial.

La Diputación de Zaragoza ha estado representada por el coordinador del Área de Ciudadanía, Juan José Borque; la jefa de Sección del Área de Cultura y Patrimonio, Lorena Laga; y la técnico de cultura y miembro del equipo de coordinación de MOMAr, Isabel Soria. Los han acompañado como entidades colaboradoras del proyecto el alcalde de Gotor, José Ángel Calvo, el alcalde de Quinto de Ebro, Jesús Morales, y la directora de la Asociación Territorio Mudéjar, Victoria Trasobares, junto con los representantes de dos municipios pertenecientes a dicha Asociación: la alcaldesa de Velilla de Ebro, María Rosario Gómez, y el técnico de Cultura del Ayuntamiento de Utebo, Walter Espada. Igualmente, representantes de los socios europeos han acudido al viaje procedentes de la región de Sajonia-Anhalt (Alemania), Bohemia del Sur (República Checa), la Provincia de Groningen (Países Bajos), así como el comité técnico asesor del proyecto, formado por Irene Ruíz y Marisa Sebastián.

Esta visita de estudio pone punto final a la primera fase del proyecto europeo en la que se ha trabajado el intercambio de buenas prácticas en gestión del patrimonio en áreas rurales de Europa. El fin último ha sido el de importar casos de éxito de otros territorios participantes que, a través de planes de acción, pondrán en práctica nuevos proyectos de gestión del patrimonio a nivel local o bien mejorarán iniciativas ya en marcha.

En este sentido, el coordinador del Área de Ciudadanía de la Diputación provincial, Juan José Borque, ha reflexionado sobre el impacto del proyecto MOMAr en cada territorio participante: “tenemos un enorme patrimonio cultural en aquellos territorios que forman parte de este programa europeo. MOMAr surge de la necesidad de gestionar este patrimonio para que produzca tanto bienestar cultural como beneficios a la sociedad, tales como económicos, turísticos y de conservación. Los diferentes países que conforman este programa europeo cuentan con diferentes modelos de gestión y el fin último del proyecto MOMAr es aprender, intercambiar experiencias, y mejorar la gestión de nuestro patrimonio cultural. La diversidad de cada uno de los territorios hace que la experiencia esté siendo extraordinariamente interesante”.

 

Acciones para conservar y promover el patrimonio

En lo que concierne al último viaje de estudio, este ha estado marcado por la voluntad de promover la historia, la cultura y las tradiciones del condado de Mehedinti, a través del conocimiento de entidades abiertas al público y destinadas a dar a conocer el patrimonio de la región.

El primer día de viaje empezó en el Museo Regional de las Puertas de Hierro, situado en la ciudad de Drobeta Turnu Severin. Allí se realizó un encuentro, grabado y difundido por la televisión local, en el que se presentaron las buenas prácticas del museo, así como sus planes para el futuro. La Diputación de Zaragoza, como socio líder de MOMAr, tuvo la oportunidad de presentar las principales líneas del proyecto, además de enfatizar la importancia del conocimiento del pasado y de la conservación y modernización del patrimonio europeo. A continuación, el grupo de expertos visitó las exposiciones del museo dedicadas a explicar la historia y la manera de vivir de las comunidades del condado de Mehedinti.

A esta actividad le siguió un crucero por el Danubio para observar la gran diversidad natural del entorno, además de enclaves históricos alojados en las márgenes del río. Los expertos de MOMAr visitaron a continuación un ejemplo de buena práctica en gestión del patrimonio: el pueblo checo de Eibenthal en las montañas Banat, habitado por una comunidad checa y que se ha convertido en un lugar de encuentro y festividad. Para concluir la jornada, se presentó otro caso de éxito: la iniciativa DiGiParks, encargada de reproducir modelos en 3D de lugares patrimoniales destacados de la región.

El segundo día se inició con la visita al museo de la estación de energía hidroeléctrica de Rumania, un punto clave para el país ya que produce el 15% de la energía eléctrica y el 40% de la energía hidroeléctrica de toda Rumania. El museo, por su parte, está centrado en dar a conocer la historia de dicho lugar, así como el patrimonio natural y cultural de esta parte del Danubio.

La siguiente parada fue la cueva Balta, en la que se combinó naturaleza y cultura a través de un concierto interpretado por una escuela de música local en un escenario innovador y de lo más original. Otro espacio natural al que acudió el grupo fue el llamado ‘Puente de Dios’, el puente natural más grande de Rumania, ubicado en el pueblo de Ponoarele. La última etapa del recorrido tuvo lugar en la iglesia de Selistea, construida hace más de 200 años y que se encuentra ahora inmersa en un proyecto de renovación con fondos públicos, muestra de la voluntad de las administraciones rumanas para con la conservación del patrimonio local.

Este último viaje del proyecto MOMAr concluye la primera fase de trabajo de una forma enriquecedora para los expertos involucrados, dando a conocer buenas prácticas en los modelos de gestión patrimonial del condado de Mehedinti, las cuales seguro inspirarán nuevas iniciativas en el resto de los territorios socios del proyecto.

 

Sobre MOMAr

Modelos de Gestión para el Patrimonio Rural Singular (MOMAr) es un programa de Interreg Europe financiado por la Unión Europea. Concretamente, el presupuesto del proyecto es de 1.082.471 euros cofinanciados al 85% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional. MOMAr significa aportar pensamiento estratégico al uso de los recursos naturales y culturales. El proyecto destaca la existencia de territorios con problemas -despoblación, envejecimiento, infrautilización de recursos- cuya identidad está sin embargo marcada por un rico patrimonio, excepcional en algunos casos -patrimonio de la UNESCO- y cuyas entidades gestoras no han terminado de definir sus modelos de actuación en términos de recursos culturales y naturales o directamente han tomado prestados modelos que no corresponden a la realidad territorial.

Fuente: DPZ

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.