Ciencia y Salud Entrevistas Sociedad

Julio Lambea (oncólogo): «Un exceso de grasa y de alimentos procesados en la dieta pueden romper el equilibrio celular de nuestro organismo y favorecer el desarrollo del cáncer»

Julio Lambea Sorrosal

Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa Zaragoza y Presidente del Comité Técnico de la AECC en Zaragoza

El cáncer de próstata es el más frecuente en hombres en Aragón ya que representa casi un 30% de todos los cánceres que se diagnostican a varones. El 11 de junio se celebra el Día del Cáncer de Próstata para concienciar sobre esta enfermedad y por ello entrevistamos a Julio Lambea.

¿Podría explicarnos qué es el cáncer de próstata?

La próstata es una glándula que se encuentra debajo de la vejiga de la orina y delante del final del intestino grueso. Su función es producir fluido con nutrientes que forman parte del semen y son necesarios para los espermatozoides en la fecundación. El crecimiento incontrolado de las células que forman la próstata genera un tumor que puede invadir los órganos de alrededor, afectar ganglios linfáticos y diseminarse a través de la circulación sanguínea produciendo metástasis con especial predilección en los huesos.

¿Cuál es la incidencia del cáncer de próstata en Aragón?

En 2021 se registraron 1577 nuevos casos de cáncer de próstata en Aragón de un total de 5112 casos de todos los tipos de cáncer que se detectaron en hombres según datos del Observatorio de la Asociación Española Contra el Cáncer. Es el cáncer más frecuente en hombres en nuestra comunidad. Representa casi un 30% de todos los cánceres que se diagnostican en hombres. Este dato es similar a la media nacional.

¿A qué síntomas se debe estar atento?

A veces los síntomas iniciales no permiten diferenciar un crecimiento natural de la próstata que se relaciona con la edad o una infección con un cáncer. El aumento del número de micciones especialmente por la noche, la dificultad o el dolor al orinar, y el dolor entre el ano y los testículos son síntomas muy inespecíficos pero que deben ser consultados al médico de Atención Primaria. La presencia de sangre en la eyaculación resulta más preocupante. Especialmente atentos a estos síntomas a partir de los 40 años o especialmente a partir de los 50, sabiendo que a mayor edad mayor riesgo de padecer un cáncer de próstata y especialmente aquellos hombres que tienen familiares directos que han padecido o padecen cáncer de próstata, mama u ovario.

¿Cuándo hay que acudir a un especialista?

En ocasiones el médico de Atención Primaria deriva al paciente tras haber realizado al paciente un análisis de sangre que mide los niveles de una proteína llamada PSA que puede ser producida por un cáncer de próstata aunque hay procesos benignos como infecciones , una próstata grande (hiperplasia) u otras enfermedades  que pueden elevar falsamente este PSA.  

Ante los síntomas antes referidos, un PSA elevado o el desgraciado hallazgo en alguna prueba radiológica del propio cáncer o metástasis en huesos o afectación linfática, el paciente debe ser valorado por un Servicio de Urología que realizará la exploración correspondiente, pruebas de imagen como una ecografía, TAC o Resonancia Magnética y una biopsia en la mayoría de los casos sospechosos.

¿Cómo de importante es un diagnóstico a tiempo en este tipo de enfermedad?

Un diagnóstico precoz aumenta muchísimo la posibilidad curativa de esta enfermedad. La exploración rectal por el urólogo puede detectar fácilmente la presencia de tumor. La elevación del PSA obliga a descartar la presencia del cáncer, pero es controvertido el realizar un cribado a toda la población masculina del valor de PSA a partir de cierta edad porque se ha demostrado que se realizarían muchísimas biopsias que resultarían negativas para cáncer debido a esa elevación del PSA que puede producirse por enfermedades benignas.

¿A partir de qué edad es importante realizar chequeos regulares?

Si a partir de los 40 años aparecen síntomas como los expuestos anteriormente, especialmente en pacientes con antecedentes de cáncer de próstata, mama u ovario en la familia, debería realizarse un análisis de PSA y si resulta elevado debería ser valorado el paciente por un urólogo.

¿Cuáles son los principales factores de riesgo?

El principal factor de riesgo es incontrolable, se trata de la edad. Todavía no hemos inventado nada para frenar nuestro envejecimiento y nuestras células de la próstata envejecen, acumulan alteraciones de los genes de esas células y dan lugar al cáncer.

Debemos revisar nuestro árbol genealógico oncológico, el padecimiento de cáncer de próstata en familiares y de otros tumores como la mama o el ovario puede estar relacionado con la alteración de unos genes como BRCA 1, BRCA2, etc., que se transmiten de generación en generación y que aumentan el riesgo de desarrollo de cáncer. No se hereda el cáncer pero si el riesgo de padecerlo.

La raza negra también tiene mayor riesgo de desarrollo de este tipo de cáncer.

Otros factores provienen de una vida poco saludable, sedentaria con dietas ricas en grasas, carnes procesadas en exceso y obesidad. Esto puede favorecer la mayor producción hormonal.

¿Cómo podemos evitarlo?

Fundamentalmente, aunque suene a tópico, llevando una vida sana. Evitar el sobrepeso, realizar ejercicio físico frecuente, una alimentación saludable con la base de la dieta mediterránea y evitar excesos de alimentos grasos o procesados. Los pacientes con antecedentes familiares deben estar más pendientes a partir de los 40 años de la posible aparición de síntomas para poder realizar un diagnóstico precoz.

¿Qué vinculación hay entre la alimentación y el cáncer?

Como comentaba anteriormente un exceso de grasa y de alimentos procesados en la dieta pueden romper el equilibrio celular que reina en nuestro organismo y favorecer el desarrollo del cáncer. Hay que comer sano.

El 11 de junio se celebra el Día del Cáncer de Próstata. ¿Qué mensaje le gustaría enviar a la población en esta fecha?

Los avances en esta enfermedad son innumerables en los últimos 10 años. Las técnicas de diagnóstico por imagen cada vez detectan mejor las lesiones. Ha mejorado el abordaje curativo quirúrgico. Nuevas tecnologías como la cirugía robótica se han desarrollado y debe realizarse un esfuerzo desde la Administración Sanitaria para implementar estas técnicas en Aragón. 

Se han conseguido grandes avances en las modalidades técnicas de radioterapia de esta enfermedad. Incluso se han desarrollado técnicas de radiocirugía para lesiones metastásicas. La verdadera revolución ha sido la explosión de fármacos activos que demuestran efectividad en distintos escenarios evolutivos del cáncer de próstata y que se van incorporando al arsenal terapeútico de esta enfermedad. Nuestro objetivo sigue siendo la curación, que es lo que se consigue en la mayoría de los casos diagnosticados en fases iniciales y caminamos hacia la cronificación duradera en los casos más avanzados.

Háblenos de la importancia de la investigación en el cáncer.

La investigación es la base de los avances terapeúticos en el cáncer de próstata. Agradecemos el esfuerzo de nuestros científicos, biólogos, biomédicos que dedican su vida a la investigación básica, la que se desarrolla en el laboratorio, que busca el conocimiento profundo del desarrollo del cáncer y nos da las bases para atacar a la enfermedad seleccionando determinadas dianas terapeúticas o pudiendo manipular con fármacos procesos internos de las células tumorales.

Los ensayos clínicos permiten utilizar fármacos que ya han demostrado su eficacia y que todavía no están disponibles, pendientes de aprobación y también dan una esperanza en algunos casos en los que las alternativas terapeúticas se han agotado.

En España existen sociedades científicas de las distintas especialidades como el grupo SOGUG de Oncología Médica que nacieron con un objetivo de apoyo a la investigación y de conseguir un beneficio para nuestros pacientes.  Debemos apostar por la investigación, las instituciones públicas ayudan pero necesitamos que se dediquen muchos más recursos a la investigación y agradecemos a las asociaciones de pacientes como la AECC su apoyo incondicional económico y humano.

¿Hay algo que quisiera añadir?

Asistimos a un momento dorado en los avances en el tratamiento del cáncer de próstata. Hay muchas posibilidades de curación y motivos para la esperanza en los pacientes con casos más avanzados. Todo un equipo humano trabajamos para conseguir los mejores resultados para nuestros pacientes y avanzar hacia la curación total de esta enfermedad.

Entrevista: Redacción AEA (LLM)

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.