Sociedad

El Gobierno de Aragón ha invertido más de 180 millones de euros en 86 infraestructuras educativas desde 2016

El presidente Javier Lambán ha visitado hoy el edificio de Secundaria del CIP Río Sena, estrenado este curso y en el que se han invertido 4,5 millones, lo que permite ofrecer a sus estudiantes plazas desde Infantil hasta Secundaria

Educación tiene en marcha obras en ocho centros educativos en la actualidad, con una inversión de 35 millones de euros y una especial atención a las necesidades de los nuevos barrios de expansión de Zaragoza

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha visitado hoy el Centro Integrado Río Sena, uno de los 20 colegios aragoneses que se han transformado para poder albergar la etapa de Secundaria y permitir a su alumnado pasar su etapa escolar desde los 3 hasta los 16 años. 

Durante la visita, acompañado por el consejero de Educación, Felipe Faci, Lambán ha recordado que desde 2015 se han invertido 180 millones de euros en infraestructuras educativas, 130 de ellos en colegios e institutos totalmente nuevos, garantizando así que todo el alumnado de la Comunidad dispone de un centro cerca de su domicilio y dejando atrás los tiempos donde estudiantes tenían que matricularse lejos de sus barrios.

En este sentido, consejero y presidente han recordado que el Gobierno ha construido o está ultimando más de 35 grandes infraestructuras educativas, a las que se suman mejoras y ampliaciones en otros colegios e institutos de la Comunidad. 

Lambán ha puesto el acento en la ciudad de Zaragoza donde las carencias se han ido resolviendo en estos siete años y donde las cifras hablan por sí mismas, ya que son casi 100 millones de euros entre las doce infraestructuras educativas construidas (40 millones) y los 7 nuevos centros en construcción (30 millones de euros). 

A su juicio, este gobierno ha cumplido con los objetivos que se marcó en 2015 para recuperar y reforzar los servicios públicos y entre los que Educación ha incrementado su presupuesto en un 50% y en el esfuerzo inversor en 36 grandes actuaciones y otras 50 de menor relieve.

El presidente ha realizado esta visita solo unos días después de que se haya presentado el proceso de escolarización, que se desarrollará entre los próximos 1 y 7 de abril, y en el que los padres podrán presentar sus solicitudes para la incorporación el próximo curso de sus hijos e hijas en los centros educativos. 

Lambán ha aplaudido que de nuevo se den facilidades a las familias, como la escolarización telemática, la mejora en las puntuaciones o la apertura de nuevas aulas de 2 años.

Javier Lambán ha hecho estas declaraciones en la fase de Secundaria del Río Sena, estrenado este curso y que ha supuesto una inversión de 4,5 millones de euros. Se trata de un edificio construido frente al colegio de Educación Infantil y Primaria, de cuatro plantas, gimnasio y un aulario con un esquema líneas de aulas a los dos lados del pasillo. 

En concreto, el nuevo espacio cuenta con 12 aulas polivalentes, 2 aulas de desdoble y otra de apoyo, además de laboratorio y aulas de tecnología, música, informática y plástica. El volumen se completa con otros servicios como las tutorías, la biblioteca, la zona de administración o una sala de usos múltiples.

De esta manera, Educación ha dotado de todos los servicios educativos necesarios al barrio de Miralbueno, donde en 2006 solo existían un colegio de Infantil y Primaria (Julián Nieto Tapia) y otro de Secundaria y FP (el IES Miralbueno). 

El crecimiento demográfico obligó a la construcción, entre 2007 y 2011, de dos colegios más: el Río Sena y el Julio Verne. Con el paso de los años, la presión de la escolarización se fue trasladando a la etapa de Secundaria y el Departamento de Educación decidió, junto a las asociaciones de padres y madres y con los vecinos de la zona, ampliar estos dos últimos centros para que aquellos que acababan la primaria continuaran su escolarización de Secundaria en ellos.

Durante el recorrido a las nuevas instalaciones del Río Sena, el jefe del Ejecutivo aragonés ha querido remarcar que el Gobierno ha tenido como prioridad la construcción de las infraestructuras educativas necesarias y, así, ha señalado que en la actualidad son ocho los proyectos en marcha, que se elevan hasta los 35 millones de euros de inversión.

En el año pasado, se inició la edificación de nuevos aularios en los barrios de expansión de Zaragoza, entre ellos, el edificio de Infantil del colegio María Zambrano (previsto para septiembre), la fase II de Primaria del Valdespartera III, cuya finalización se espera para comienzo del próximo curso, y la fase de Primaria y gimnasio del colegio Soledad Puértolas, el cuarto puesto en marcha en el barrio de Valdespartera, por un importe de 5,2 millones y que se podrá estrenar en solo unas semanas.

También está en marcha en la actualidad la transformación en centros integrados, mediante la construcción de edificios destinados a impartir Secundaria, en el citado colegio Julio Verne (finales de septiembre), en el Rosales del Canal (finales de octubre), en el Val de Atalaya de María de Huerva (previsto para el próximo mes de abril) y en el San Jorge, situado también en el zaragozano barrio de Valdespartera y que se terminará en enero, aunque se podrá ocupar de forma parcial a inicios del próximo curso.

Por último, también se encuentra en construcción, para su estreno en los últimos meses de 2022, del nuevo colegio Ricardo Mur de Casetas.

Los nuevos centros, uno a uno

En el pasado año se iniciaron los trabajos de conversión de cuatro colegios zaragozanos en centros integrados, lo que les permitirá impartir Secundaria en sus propias instalaciones y albergar alumnado entre los 3 y los 16 años, como ya ocurre en el Río Sena que hoy ha sido visitado por el presidente.

El primero de ellos es el aulario que completará el citado colegio Julio Verne, también en Miralbueno, que costará 3,8 millones. La transformación del CEIP Julio Verne de Zaragoza en Centro Público Integrado contempla la ejecución de un edificio de nueva planta para 12 unidades de Educación Secundaria, así como de un porche en el patio actual. 

El centro existente está formado actualmente por un edificio de Infantil de 9 aulas, otro de Primaria de 18 aulas y gimnasio, y otro de comedor. Para la nueva edificación se adoptará una tipología en torre de planta baja más cuatro plantas alzadas. El acceso al edificio se produce desde la rampa de comunicación de los distintos edificios que componen el centro. 

En la planta baja se sitúa la biblioteca, separada del vestíbulo mediante un tabique móvil que permite conectar ambos espacios resultando un amplio espacio multifuncional. Las plantas superiores se distribuyen en torno a un vestíbulo central desde el que se accede a los distintos espacios. Las aulas se ubican en las plantas primera a tercera. 

En la planta cuarta se ubica el taller de tecnología y el laboratorio, así como los espacios destinados al profesorado. Además, se ejecutará un porche en el patio actual que proporcione sombra y resguardo frente a las lluvias.

Próximo a su finalización está el aulario de Secundaria del Val de Atalaya de María de Huerva, que incluye un edificio de nueva planta para 12 unidades -que se vienen a sumar así a las 6 de Infantil y las 12 de Primaria ya existentes- y que ha supuesto una inversión de 4 millones de euros. El nuevo volumen se ha proyectado en forma de “L” y tres alturas.

La planta baja se ocupa parcialmente con el espacio polivalente, la biblioteca, los núcleos de comunicación y parte de las zonas de administración y servicios comunes. En las plantas superiores los espacios se organizan a ambos lados de un pasillo central que recorre el edificio longitudinalmente y se conecta en su extremo norte con el aulario de primaria. 

Las aulas polivalentes se orientan al sureste, con frente al patio central de recreo. En la planta primera se sitúan la mitad de las aulas polivalentes, el aula de plástica, dos aulas de desdoble, cinco salas de trabajo, la sala de profesores, una tutoría y aseos. En la planta segunda, junto a las seis aulas polivalentes restantes, se dispone el aula de música, el laboratorio, el aula taller de tecnología con almacén, el aula de informática, dos aulas de desdoble, una tutoría y aseos.

También está en construcción el nuevo edificio de Secundaria de San Jorge, en Valdespartera, que cuenta con un presupuesto de 5,5 millones de euros. Este proyecto contempla la ejecución de un nuevo edificio para 12 unidades, que se resuelve en un volumen en L, desarrollado en tres alturas: el nivel inferior se reserva para los espacios de dirección, administración, biblioteca y servicios comunes; mientras que en las plantas alzadas se concentran los espacios de uso docente y los departamentos de profesores, circunstancia que permite introducir, a nivel de planta baja, un porche bajo el edificio que favorece la comunicación entre las diferentes plataformas de los espacios exteriores, dota de una mayor cabida al patio y enriquece los espacios libres. 

El aulario se resuelve con un esquema de pasillo central y doble crujía persiguiendo la mayor rentabilidad en la relación de superficies útiles y construidas. Hacia la fachada sureste se han volcado las aulas polivalentes, reservando los alzados norte y oeste para laboratorios, aulas tecnológicas, zonas administrativas y de servicio y otros espacios de menor intensidad temporal de uso.

También en Rosales del Canal comenzaron los trabajos el pasado otoño para dotar al centro de un aulario de Secundaria, al que se destinarán 4,2 millones. El centro está formado actualmente de un aulario de Infantil de 12 unidades, uno de Primaria en tres alturas de 24 unidades, un edificio de servicios comunes (gimnasio y comedor) y un volumen de usos múltiples que alberga provisionalmente 4 aulas de Secundaria. Con este nuevo aulario, el centro pasará a ser integrado, ya que dispondrá de 12 aulas polivalentes, así como de una de informática, 3 de desdoble, 4 de trabajo, un laboratorio de Física y otro de Biología. 

También dispondrá de 3 espacios para tutorías, biblioteca y zona de estudio, espacios para administración y una sala de usos múltiples. El aulario de Secundaria es un volumen longitudinal con planta en forma de L abierta, y 4 plantas sobre rasante. En la organización interior se disponen los espacios docentes principales orientados al Sur y Sureste, hacia los patios, y los espacios de servicios y circulaciones en las fachadas opuestas, hacia la calle. La planta baja contiene la biblioteca, despachos de administración y aulas de grupo. 

La planta primera y segunda cuenta con un programa similar de dos aulas de desdoble, dos tutorías y cinco aulas polivalentes, aunque en la planta segunda aparece el laboratorio de biología. La planta tercera presenta los laboratorios de física y de informática y cuatro salas de trabajo.

Mientras se producen estos trabajos de Secundaria, los colegios de los barrios de expansión de Zaragoza continúan sumando fases. El esperado colegio María Zambrano, el segundo que se construye en el zaragozano barrio de Parque Venecia, será una realidad en este mismo año. 

Supondrá una inversión de 4,3 millones de euros que se destinarán a su fase de infantil, que además de las clases incluirá un comedor, gimnasio y patios exteriores. Las unidades de infantil se desarrollan en una sola planta que se adapta a la topografía del terreno y se organiza en “L” a lo largo del límite norte de la parcela y parte del oeste. 

Todas las aulas se orientan hacia el sur y este, buscando la mejor orientación y protegiendo de los vientos dominantes el espacio destinado a patio, comunican directamente con él y presentan un porche que las protege del soleamiento y de la lluvia. Además, se llevarán a cabo aseos, sala de psicomotricidad, despachos y sala de profesores, zona de reprografía y almacén.

Por su parte, el nuevo aulario de Primaria del colegio Valdespartera III, con el que se completará el colegio, albergará 12 unidades, que se añaden a las 12 del mismo ciclo y a las otras 12 de Infantil ya existentes. Estas clases se completarán con otras 4 de pequeños grupos, otras de plástica, informática y música, así como 5 tutorías, sala de profesores, aseos y almacén. 

El proyecto, de 2,8 millones, seguirá el lenguaje compositivo de los aularios ya existentes, es decir, un conjunto de volúmenes blancos apoyados en una base gris de hormigón, sobre los que aplica un código de colores (azul, amarillo y verde en distintos tonos), materializados en los huecos de fachada y en los accesos al centro. 

En la fachada sur se situarán las aulas principales de cada uno de los ciclos, reservando la fachada norte para complementarias, grupos, tutorías, administración, aseos… Se pretende dotar de flexibilidad a los espacios educativos mediante la instalación de tabiques móviles y puertas correderas de separación entre ellos.

Además, se encuentra ya en las últimas semanas la siguiente fase del Soledad Puértolas (el cuarto colegio puesto en marcha en Valdespartera) y que, con un presupuesto de 5,1 millones de euros, comprende el aulario de Primaria, la sala de usos múltiples y gimnasio. 

Este nuevo centro, al que le quedan pocas semanas de ejecución, contempla dos edificaciones independientes (aulario y gimnasio), que se conectan entre sí y con el comedor a través de un sistema de porches. 

Las aulas se concentran en el alzado sur, quedando al norte el resto de aulas específicas (pequeño grupo, música, informática, plástica), de apoyo, zonas de administración y de servicio. Al objeto de posibilitar la utilización fuera del horario lectivo, los espacios de uso polivalente (sala de usos múltiples y biblioteca) se ubican en las plantas baja y primera respectivamente, vinculados al hall de acceso.

También en la primavera pasada se iniciaron las obras de 12 nuevas aulas de Primaria en el centro de Parque Venecia, que se estrenaron el pasado mes de enero tras una inversión de 2,8 millones de euros y gracias a las cuales el alumnado del barrio dispone ya de una infraestructura educativa en este barrio de expansión de Zaragoza.

Por último, el nuevo colegio de Casetas, que sustituirá al anterior construido en los años sesenta, se plantea con seis aulas de Infantil y doce de Primaria, así como comedor, gimnasio y sala de usos múltiples. Tiene un presupuesto de adjudicación de 5 millones de euros. 

El aulario de Infantil se organiza en la planta baja con una distribución en forma de “L” abierta al patio de infantil. En la parte posterior se sitúan las circulaciones, zonas para Ampa y asociación de alumnos y acceso directo al aparcamiento. 

El aulario de Primaria se organiza en las dos plantas superiores y reproduce el modelo de organización en “L” del aulario de Infantil. En este sentido, las doce aulas se abren a los espacios exteriores, situándose en la parte posterior las aulas de música, plástica, informática y desdobles.

60 millones para las zonas de expansión de Zaragoza

Con todos estos centros, el Gobierno de Aragón cumple su compromiso con las familias del sur de Zaragoza, tras la inversión de alrededor de 60 millones en la zona desde 2016 para poder garantizar su escolarización en colegios cerca de sus domicilios, ya que hasta entonces la carencia de infraestructuras educativas obligaba a los vecinos de estos barrios a escolarizarlos muy lejos de sus casas. Además, el Departamento de Educación estableció un plan de retorno que permitió que todo aquel en esta situación pudiera matricularse en uno de los nuevos colegios de sus barrios, mejorando su escolarización.

Desde la pasada legislatura, se ha construido el colegio Zaragoza Sur (5,5 millones); se amplió el IES Valdespartera con 8 unidades de Bachillerato y 2 ciclos de FP (2,7 millones); también se extendió el San Jorge (Valdespartera 2) con nueve aulas que supusieron 1,7 millones; se estrenaron los aularios de Infantil y Primaria del Valdespartera 3 (7 millones); se edificó la primera fase de un cuarto centro en Valdespartera, bautizado en homenaje a la escritora Soledad Puértolas (3 millones); echó a andar el colegio Arcosur, que recibió el premio de arquitectura García Mercadal (7,1 millones entre sus fases de Infantil y Primaria) y se pudo estrenar en 2018 el primer colegio de Parque Venecia, zona de expansión que no disponía de ninguna infraestructura educativa hasta entonces, al que se han destinado ya 5,9 millones de euros. 

Por otra parte, se puso en marcha un edificio de usos múltiples en el CPI Rosales del Canal que tuvo un coste de 0,7 millones, que ahora se verá completado con el aulario de Secundaria.

A pesar de este enorme esfuerzo presupuestario, el Departamento de Educación ha continuado con la tramitación de más fases y centros en estos barrios de Zaragoza, donde más ha crecido la población, amén de la mejora de instalaciones, ampliaciones y obras de eficiencia energética realizada en centros educativos de toda la Comunidad.

Fuente: Gobierno  de Aragón

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.