Empresas, economía y actualidad

Una empresa aragonesa crea la cerradora en alto vacío más innovadora del sector, galardonada con un premio nacional

Ayrtac, constituida en el año 2000, tiene sus oficinas centrales en Utebo y hace un año abrió un nuevo centro tecnológico en la localidad de Calahorra, en Logroño 

La máquina desarrollada por la compañía zaragozana, especializada en procesos de envasado de alimentos, permite alcanzar niveles de vacío 5.000 veces más altos que los sistemas tradicionales

Aumentar la fecha de caducidad de los alimentos, envasarlos sin líquido de cobertura o generar nuevos sistemas de conservación son solo algunas de las posibilidades que la industria alimentaria tiene en su mano gracias a una empresa aragonesa.

La compañía Ayrtac, cuyas oficinas centrales se encuentran en Utebo (Zaragoza), está detrás de un nuevo sistema de cierre de envases en alto vacío, único en el mundo en envasado de vidrio. En estos momentos, la empresa está diseñando toda una gama de máquinas cerradoras en alto vacío basadas en esta tecnología. 

El sistema, al que han bautizado como Oxyneg, recibió el Premio Liderpack 2021 a la mejor innovación en proceso de envasado. Un reconocimiento que sus responsables recogerán durante la celebración del salón de packaging Hispack, que tendrá lugar a finales de mayo en la Fira de Barcelona.

Los Premios Liderpack, buscan envases y embalajes innovadores, sostenibles y creativos dirigidos al consumidor final, a sectores industriales o al uso en el transporte y la logística. Fueron creados en 1995 y son los galardones más importantes que se conceden en España en este ámbito.

Entre los avances de la herramienta galardonada, destaca que permite la configuración digital de seguridad de cierre y del nivel de vacío, adaptándolo a cada uno de los envases y productos. Además, admite un alto nivel de cierre en productos colmados en el envase y se trata de una tecnología de envasado apta para productos incompatibles con vapor. 

A todas estas bondades hay que sumar también los beneficios que este nuevo sistema de envasado tiene para la conservación óptima de los alimentos. Y es que, con la tecnología desarrollada por Ayrtac, esta máquina puede alcanzar niveles de vacío 5.000 veces más altos que los sistemas de envasado tradicionales.

Ayrtac se constituyó en el año 2000 de la mano de un equipo con más de 25 años de experiencia en el sector agroalimentario. Sus oficinas centrales están ubicadas en Utebo, y su centro tecnológico en Calahorra, empleando a un total de 24 personas. 

La compañía cuenta con delegaciones comerciales en Estados Unidos, Colombia, Portugal, Reino Unido, Alemania, Polonia, Rumania, Lituania, Grecia, Filipinas, Marruecos y México; y exporta a países de Europa, América, Asia y África.

Cerró 2021 con una facturación de siete millones de euros y están inmersos en una fase de internalización. En su cartera de clientes se encuentran reconocidas firmas como Conservas Ortiz, Cidacos o Grupo Celorrio, entre otros. 

Ayrtac ofrece un servicio integral personalizado en los procesos de producción y envasado para la industria alimentaria, cosmética, productos químicos de uso doméstico y sector salud. Es líder en innovación en sistemas de llenado y cerrado de envases, dispone de la mayor gama de cerradoras de tapa twist del mercado y es pionera en tecnología de cerrado en alto vacío. Además, es el mayor distribuidor de tapas twist de España y Portugal.

Nuevas posibilidades en la conservación de los alimentos

Gracias a la cerradora de Ayrtac, por primera vez se hace posible el cocinado a baja temperatura en alto vacío y en frasco de vidrio, material totalmente reciclable y reutilizable, manteniendo intactos los valores nutricionales y organolépticos de los alimentos. 

Al mismo tiempo, poder envasar sin líquido de cobertura, también llamado líquido de gobierno, supone una importante innovación que permite mantener los sabores y propiedades naturales de los alimentos. Esto, además de reducir los gastos en el proceso de envasado y transporte, facilita el consumo.

En este sentido, dos importantes organismos están llevando a cabo sendos proyectos de investigación para evaluar las potenciales ventajas del sistema de cierre de envases en alto vacío de Ayrtac sobre las propiedades de los alimentos. 

Uno de ellos es el BCC Innovation – Centro Tecnológico Sectorial en Gastronomía del Basque Culinary Center- que está estudiando el impacto que ofrece el vacío de las máquinas de la compañía en las propiedades fisicoquímicas y sensoriales de algunos vegetales.

El Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria, por su parte, está inmerso en un estudio de vida útil realizado con aceitunas envasadas. La investigación, que concluirá en mayo, ya ha arrojado algunos resultados preliminares: la tecnología de alto vacío de Oxyneg les otorga una vida útil similar, desde el punto de vista microbiológico y sensorial, a la de las aceitunas envasadas con líquido de gobierno y sin vacío.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.