Cultura Sociedad

El nuevo Conservatorio de Teruel afronta su primer curso completo con 300 alumnos y más de 30 especialidades

El presidente de Aragón visitó ayer las instalaciones en las que se han invertido más de 8 millones procedentes del FITE

El Conservatorio de Teruel afronta su primer curso en las nuevas instalaciones del barrio de San Julián, en lo que era el antiguo asilo de San José, un moderno edificio, dotado de las mejores instalaciones y comodidades y que ha visitado este miércoles el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, junto a los consejeros de Presidencia y de Educación, Mayte Pérez y Felipe Faci.

La actuación, que ha sido financiada por el FITE, ha supuesto una inversión para el Gobierno de Aragón de más de 8 millones de euros, que incluye el mobiliario y el nuevo material estrenado el año pasado, entre ellos, siete nuevos pianos.

El Conservatorio ha sido estrenado por 300 alumnos, matriculados en alguna de las 33 especialidades que se ofrecen en las 40 clases que reúnen todas las condiciones de aislamiento acústico para poder impartir enseñanzas musicales. 

En concreto, en el centro educativo se ofertan Acompañamiento, Acordeón, Análisis Musical, Armonía, Banda, Canto, Clarinete, Contrabajo, Coro, Educación Auditiva, Fagot, Flauta, Guitarra, Fundamentos de Composición, Historia de la Música, Informática Musical, Inteligencia emocional, Lenguaje musical, Música de cámara, Oboe, Órgano, Orquesta, Percusión, Piano, Piano Complementario, Saxofón, Trombón, Trompa, Trompeta, Tuba, Viola, Violín y Violonchelo.

Además, el centro dispone de cabinas de estudio individuales para las prácticas de su alumnado y una biblioteca. Con 33 profesores, están también inmersos en un plan de digitalización para mejorar la impartición de la docencia. 

Asimismo, participa en un programa de simultaneidad de estudios con el IES Vega del Turia para alumnado de la ESO, al que se permite una reorganización horaria y liberar horas para cursar sus enseñanzas musicales. Este programa comenzó a funcionar en Huesca, con un acuerdo entre el IES Ramón y Cajal y el Conservatorio de la ciudad y ha dado muy buenos resultados.

El nuevo edificio cuenta asimismo con un auditorio para contribuir a la difusión de la cultura. La rehabilitación del antiguo asilo de San José como conservatorio profesional de música y centro socio cultural ha supuesto actuar en una superficie de 6.400 metros cuadrados, de los que 3.800 pertenecen al conservatorio.
El presidente Lambán ha alabado las nuevas instalaciones que, ha dicho, fomentarán “la atracción de talento” y “la mejor preparación de nuestros estudiantes en múltiples disciplinas musicales”. Incluso, ha pronosticado que muchos de estos alumnos podrían ser futuros integrantes de la Orquesta Sinfónica de Aragón, proyecto en el que trabaja el Gobierno de Aragón. Por otra parte, ha situado el FITE como una herramienta extraordinaria para corregir desequilibrios económicos y territoriales, permitiendo actuaciones como el nuevo Conservatorio.

Las actuaciones educativas, que han sido posibles gracias al FITE, superan los 10 millones de euros desde 2017, que se han destinado a obras como el nuevo colegio de Las Anejas, estrenado hace tres cursos en la capital, y que supuso un desembolso de 5 millones, además de actuaciones como un nuevo aulario en el CEIP Juan Ramón Alegre de Andorra o la ampliación de espacios de centros de infantil y Primaria de Calanda, Valderrobres, Monreal del Campo o el CRA Turia.

Fuente: Gobierno de Aragón

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.