Ciencia y Salud Sociedad

Respaldo económico del Gobierno de Aragón al futuro Centro de Innovación y Tecnología Gastronómica en Huesca

El Departamento de Ciencia y Universidad destina 30.000 euros para seguir avanzando en el proyecto junto a la Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Huesca

La consejera Maru Díaz se ha reunido con el presidente de los hosteleros y ha confirmado la ubicación en Walqa

El Departamento de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento respaldará con 30.000 euros el futuro Centro de Innovación y Tecnología Gastronómica, el proyecto en el que trabaja la Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Huesca desde 2019 y que se ha visto ralentizado por la crisis derivada de la pandemia de la Covid. 

Los presupuestos de la Consejería para este año 2022 incluyen esa partida para seguir avanzando en el diseño del instituto, que se concibe como un espacio de encuentro e investigación de todos los colectivos relacionados en la búsqueda de una gastronomía saludable, sostenible y de calidad.

Así se lo hizo saber la consejera Maru Díaz al presidente de los hosteleros de la provincia, Carmelo Bosque, con quien se reunió ayer en la capital oscense. En el encuentro, ambos apostaron por darle un nuevo impulso al proyectoe incidieron en la importancia de aunar esfuerzos para, a través de la investigación y la innovación, contribuir al desarrollo del sector gastronómico en la Comunidad como un elemento estratégico y sostenible.

Ante las propuestas lanzadas recientemente para otras posibles ubicaciones en la provincia altoaragonesa, que atesora cuatro de las siete estrellas Michelín de la Comunidad, la responsable autonómica quiso dejar clara la apuesta por Huesca.

“Esta ciudad es sinónimo de gastronomía. El centro se hará en la capital oscense, aunque pudiera colaborar con otras instituciones formativas en la provincia. Me consta que hay conversaciones con los responsables del Parque Tecnológico Walqa para dar con el espacio disponible más acorde y que mejor se adapte a las necesidades del futuro centro”, dijo.

Antes de la reunión, Díaz destacó “todo lo que puede aportar la innovación y la investigación” para consolidar un sector estratégico en Aragón, aunando “tradición y vanguardia” y “poniendo a colaborar a todos los implicados ante los retos del sector primario, educativo y empresarial en torno a la gastronomía”.

Por su parte, Carmelo Bosque, confía en que el futuro centro ayudará a “poner en valor el territorio y el sector, como último eslabón de la cadena de valor, y a unirlo al sector agroalimentario”.

También contribuirá, en sus palabras, a “posicionar Aragón a nivel nacional, ya que el turismo sin alta gastronomía es difícil de entender, y a poner en valor los productos aragoneses”. “Vamos a poner innovación y desarrollo, pero también ilusión, en unos momentos en los que la sociedad está necesitada de esta última”, ha concluido en referencia a la I+D+i.

El proyecto

El centro se concibe como un espacio de referencia para investigadores, hortelanos, transformadores y consumidores, vinculando la gastronomía a la salud y la cultura alimentaria.
Entre sus objetivos, figura que los comedores escolares se constituyan como un referente de calidad alimenticia y dieta saludables y que la alimentación se base en la economía de la naturaleza y no simplemente de mercado.

El convenio alcanzado en su día entre el Ejecutivo autonómico y los empresarios de hostelería preveía también la recuperación del origen y los valores del producto. Para ello, se proyectaba la realización de actividades con el sector primario, así como relacionadas con la transformación y elaboración del producto, y su consumo y experimentación. Asimismo, se perseguía fomentar la formación en torno a la gastronomía.

Fuente: Gobierno de Aragón

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.