Ciencia y Salud Sociedad

Economía impulsa la Red Aragonesa de Prevención Psicosocial Permanente, que permitirá extender prácticas y experiencias positivas

Soledad de la Puente ha participado en la presentación oficial de este nuevo espacio multidisciplinar promovido por grupos de investigación de la Universidad de Zaragoza

La Red Aragonesa de Prevención Psicosocial Permanente (RAPPP I+D+i) ya está en marcha. Este lunes se ha presentado oficialmente esta iniciativa, financiada por el departamento de Economía, Planificación y Empleo a través de su convocatoria de ayudas para favorecer la prevención de los riesgos psicosociales en el trabajo, e impulsada por grupos de investigación de la Universidad de Zaragoza. 

Este espacio multidisciplinar permitirá avanzar en la cultura de prevención de este tipo de riesgos laborales en las organizaciones aragonesas de diversos sectores, además de compartir y asesorar en metodologías para gestionar estas cuestiones.

La directora general de Trabajo, Autónomos y Economía Social, Soledad de la Puente, ha participado en la presentación oficial celebrada en el Paraninfo de la Universidad junto a la vicerrectora de Transferencia e Innovación Tecnológica, Gloria Cuenca, y el responsable de la Red, el investigador Santiago Gascón. 

Al evento han asistido representantes de asociaciones, agentes sociales y responsables de prevención, que han mostrado su interés por esta iniciativa nacida en un momento en el que la salud mental y su conexión con el entorno laboral ganando relevancia en el debate público.

“Los riesgos psicosociales son uno de nuestros objetivos prioritarios y principales” en materia de prevención, ha asegurado Soledad De la Puente, que ha confirmado que la pandemia “no ha hecho sino acrecentar” este tipo de riesgos. 

“Padecemos más trastornos de sueño, de concentración, una mayor carga de tensión en general”, ha indicado la directora general de Trabajo, que ha animado a las empresas y entidades a sumarse a esta nueva red y trabajar “de forma coordinada para fomentar la salud mental también en el ámbito laboral.

El Gobierno de Aragón trabaja para generar una cultura preventiva en el tejido productivo de nuestro territorio que comprometa por igual a todos los agentes y, con este fin, puso en marcha el mencionado programa de subvenciones para responder a la necesidad de fortalecer los sistemas de seguridad y salud en el trabajo, anticipándose a los nuevos riesgos emergentes y generando estrategias frente a los riesgos psicosociales en el trabajo y frente a los comportamientos de violencia psicológica y acoso laboral.

Desde octubre de 2015, el Consejo Aragonés de Seguridad y Salud Laboral (CASSL) cuenta con un grupo de trabajo especializado en riesgos psicosociales, con un perfil técnico y multidisciplinar. En él participa el Gobierno de Aragón (representado por las direcciones generales de Trabajo –a través del ISSLA- y Salud Pública), la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, CEOE, CEPYME, UGT y CC.OO.

La página web del Instituto de Seguridad y Salud Laboral de Aragón (ISSLA) cuenta con un canal específico para informar, concienciar y prevenir sobre este tipo de riesgos laborales, puesto en marcha desde el CASSL: www.aragon.es/-/grupo-de-riesgos-psicosociales

Optimizar experiencias

Dirigida a empresas, investigadores, técnicos y personas implicadas en la mejora de las condiciones laborales, la nueva plataforma RAPPP I+D+i tiene como objetivo poner en valor y optimizar las experiencias que se están llevando a cabo en la Comunidad en el ámbito de la prevención y promoción de la salud, tanto desde la Administración, como desde grupos de investigación y agentes sociales.

Los riesgos psicosociales, explican los promotores de la iniciativa, son “aquellas características de las condiciones de trabajo que afectan a la salud de las personas a través de mecanismos psicológicos y fisiológicos, generando estrés”. Hablamos de estrés, incluso de agotamiento, cuando las demandas laborales superan las capacidades del trabajador, que se siente desbordado. El proceso suele desembocar en psicopatologías acompañadas de trastornos psicosomáticos, además de dejarse notar en un deficiente rendimiento para la empresa.

Cuando un factor se convierte en riesgo, puede afectar a la salud de las personas, a la organización y a la economía en general. Estos riesgos surgen de errores en el diseño, en la organización y en la gestión del trabajo -sistemas de comunicación, supervisión-, desajustes entre la percepción del individuo y la realidad de la organización -carga, control sobre la tarea, recompensas, justicia, clima laboral-, etc.

Fuente: Gobierno de Aragón

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.