Empresas, economía y actualidad

Olona pone en valor el papel de las cooperativas en la continuidad del modelo de agricultura familiar y en el desarrollo agroindustrial

El consejero ha visitado la cooperativa Cosanse en La Almunia de Doña Godina que se encuentra en plena campaña de recogida de la fruta

El sector de la fruta en Aragón factura 327 millones de euros en una superficie de 35.425 hectáreas de fruta dulce que producen aproximadamente 592.841 toneladas al año. El subsector de las frutas y hortalizas es el segundo en aportación económica agroalimentaria tras el cárnico y uno de los más exportadores a nivel internacional.

Aragón ostenta el liderazgo en producción de fruta dulce de hueso en España, como es el caso de la cereza con el 41% de la producción del país (41.549 toneladas) y del melocotón y la nectarina, que con 403.587 toneladas, representa el 34% de la producción total.

Sin embargo, es un sector muy fragmentado y disperso -hay 5.000 productores de fruta dulce y de ellos 2.000 tienen menos de una hectárea-, por lo que el papel que desempeñan las cooperativas y las OPFH para concentrar la oferta es fundamental. “Somos líderes por lo que debemos aportar soluciones no solo tecnológicas sino en la manera de organizarnos para llegar al mercado.”

Asimismo, el consejero ha destacado la labor que ejercen las cooperativas en el mantenimiento del modelo de agricultura familiar. «El modelo familiar de agricultura necesita de cooperativas como esta para poder afrontar el futuro”, ha señalado Olona, quien considera que las políticas públicas deben de centrarse en este modelo, de ahí su propuesta de reforma de la PAC, que pide concentrar la ayuda en el agricultor profesional de las explotaciones familiares, y en la puesta en marcha desde el Gobierno de Aragón de una nueva Ley de Protección de la Agricultura Familiar.

En su visita, el consejero también ha querido reconocer el esfuerzo del sector por que la campaña de recogida de la fruta esté transcurriendo con normalidad. “El éxito en la respuesta a la vacunación de los trabajadores tiene mucho que ver con la implicación del sector”, ha destacado el consejero. 

En la actualidad, el Departamento de Sanidad ya ha vacunado a más de 13.000 personas que trabajan en el sector hortofrutícola.

El Ejecutivo autonómico lanzó en el mes de febrero una orden para planificar con antelación la campaña y la respuesta ha sido muy positiva, aunque como ha recordado el consejero “continúan las inspecciones”.

Además, Olona se ha referido a la contribución de las cooperativas al conjunto de la industria aragonesa y a la importancia de la contratación del seguro agrario. “El seguro es una herramienta adecuada y desde la Administración debemos de garantizar que es útil para evitar la quiebra de las explotaciones familiares”.

Las 158 cooperativas que forman parte de Cooperativas Agro-alimentarias de Aragón suman una facturación de 870 millones de euros, cifra que se eleva a los 1.300 millones si se tiene en cuenta la actividad realizada por las empresas mercantiles participadas.

En los últimos 5 años, el 17% de los proyectos aprobados a través de la medida de apoyo de las industrias agrarias del Programa de Desarrollo Rural (PDR) del Gobierno de Aragón ha sido para iniciativas puestas en marcha por cooperativas.

COSANSE

Cosanse tiene un volumen de negocio de 15 millones de euros anuales con una producción de 20 millones de kilos de fruta y 250.000 litros de aceite de oliva virgen extra.

Cabe destacar que las dos terceras partes del empleo que genera es femenino y en su totalidad se corresponde con personas residentes en La Almunia o pueblos próximos, contribuyendo a asentar población en el medio rural y dando trabajo a más de 120 empleados en campaña.

La cooperativa responde al modelo familiar de agricultura con explotaciones pequeñas y mediana, que mediante la integración permite seguir garantizando la viabilidad de este modelo, así como generar valor añadido en el medio rural.

Cosanse la integran más de 200 socios de la sección de frutas y más de 600 en la sección de Almazara y entre todos trabajan más de 1.500 hectáreas. La central hortofrutícola se destinada a la manipulación y comercialización de diferentes variedades de fruta de hueso (cereza, albaricoque, ciruela, nectarina, paraguayo y melocotón) y fruta de pepita (manzana y pera), manipulada en diferentes líneas de envasado mecánico, y que se ajustan a las necesidades de los diferentes clientes (bandejas, cajas, cestas, y bolsas entre otros tipos). 

La almazara está destinada a la recepción y molturación de aceituna, junto con la posterior comercialización de Aceite de Oliva Virgen Extra. La moderna maquinaria empleada permite garantizar la calidad del aceite durante los procesos de molturación, filtrado y envasado final.

Asimismo, el consejero ha visitado una planta fotovoltaica para el bombeo de agua que, además del beneficio medioambiental, contribuye a la reducción de los costes de producción para los agricultores.  El regadío da cobertura a 28 hectáreas de frutales (cereza y albaricoque), ubicadas en el paraje Umbria de La Almunia de Doña Godina. 

Fuente: Gobierno de Aragón

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.