Sociedad

El Teléfono del Mayor de Aragón ha realizado 10.000 comunicaciones en sus dos años de vida

El IASS puso en marcha la línea gratuita 900 25 26 26 en junio de 2019 para ayudar a combatir la soledad no deseada y detectar situaciones de vulnerabilidad

La consejera de Ciudadanía anuncia el inicio de un trabajo de investigación en la Comunidad para detectar qué redes de apoyo tienen los mayores y seguir trabajando frente al aislamiento

El Teléfono del Mayor de Aragón, la línea gratuita 900 25 26 26, cumple dos años de vida habiendo llevado a cabo 10.071 comunicaciones, una cifra que, tal como ha destacado la consejera de Ciudadania y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón “permite afirmar que esta iniciativa del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) está cumpliendo con el objetivo con el que se puso en marcha en junio de 2019: detectar la soledad no deseada y situaciones de vulnerabilidad ante las que se puede trabajar a tiempo”.

De hecho, señaló María Victoria Broto, “dentro de todas estas comunicaciones están las 132 derivaciones a los Servicios Sociales que han sido posibles gracias al Teléfono del Mayor y que han permitido dar la respuesta adecuada a una persona que no disponía de otros recursos”.

La cifra de 10.071 comunicaciones la componen, además, 4.284 llamadas entrantes, 3.962 salientes, 1.608 mensajes atendidos 85 correos electrónicos que han permitido establecer contactos. Destaca también el dato de que el 49,6% de las personas que usa este servicio se encuentra en situación de soledad.

La consejera de Ciudadanía ofreció estos datos durante su visita a la sede donde se ubica el Teléfono del Mayor, en la Fundación DFA, y donde anunció que el IASS va a iniciar un trabajo de investigación en Aragón para detectar qué redes de apoyo social tienen los mayores para prevenir la soledad y cómo interactúan para identificar dónde hay que reforzar la protección a este colectivo.

“Esta investigación de redes está en línea con nuestra estrategia del mayor y con el teléfono puesto en marcha hace dos años: queremos saber qué necesidades tienen las personas mayores en Aragón para actuar donde sea necesario e ir poniendo coto a la soledad no deseada”, indicó María Victoria Broto.

Reforzar las redes de apoyo

Para iniciar este trabajo de investigación, tal como explicó la consejera, se van a realizar 1.140 encuestas a mayores de 65 años en las tres provincias aragonesas, donde se abordará desde el grado de dependencia de la persona, su conocimiento de los recursos que hay a su disposición o su percepción de soledad, entre otras cuestiones.

A esta actuación se sumarán entrevistas en profundidad con personas mayores, con expertos en redes de apoyo social y el establecimiento de grupos de discusión.

“En una Comunidad como la nuestra, donde el 21% de población tiene más de 65 años y donde el envejecimiento y el sobre envejecimiento siguen avanzando debemos establecer cauces, redes en este caso, que permitan apoyar, acompañar y estar disponibles”.

“Es fundamental –recalcó Broto- reforzar las redes de apoyo social e impulsar la intervención comunitaria para ayudar a las personas dentro su contexto vital. A través de esta investigación nos acercaremos al entorno social que rodea a las personas mayores y nos centraremos especialmente en aquellas que viven en soledad”.

El trabajo lo va a llevar el IASS a través de la Fundación DFA, que también se encarga del servicio del Teléfono del Mayor.

“Este servicio encaja perfectamente en la razón de ser de DFA ya que nos permite atender a personas que están en una situación vulnerable o de soledad, por lo que podemos contribuir a mejorar su calidad de vida y, por otra parte, ponemos de manifiesto las capacidades de las personas con discapacidad para trabajar, ya que el servicio lo atienden personas con discapacidad”, indicó Marta Valencia, presidenta de Fundación DFA que también recalcó cómo “trabajando juntas entidades sociales y gobiernos se puede mejorar la calidad de vida de las personas”.

Sobre los motivos de las llamadas a la línea gratuita 900 25 26 26, Ángeles Cepero, trabajadora social y responsable el servicio recordó que “el 43,1% de las personas que llaman a este teléfono solo buscan entablar una conversación y el 26,4% requiere información sobre los servicios y prestaciones que existen para las personas mayores”.

Sobre el perfil de los usuarios, ha indicado que el 61,3% son mujeres y que cerca de la mitad de las llamadas son realizadas por personas con una edad comprendida entre los 65 y 79 años (el 48,8%).

El 35,3% tiene 80 o más años. La mayoría de las llamadas proceden de la provincia de Zaragoza (el 90,9%).

Un papel clave en la pandemia

De los datos de estos dos años de vida de este servicio, su responsable quiso subrayar el importante papel que desempeñó en la pandemia. “Solo en 2020, y gracias a las comunicaciones que se realizaron, se pudieron llevar a cabo 86 derivaciones a servicios sociales”, indicó Cepero, que recordó que “solo en marzo de 2020, en pleno confinamiento, se gestionaron 1.473 comunicaciones de las 7.000 que hubo en todo ese año”.

Dentro de las 1.639 comunicaciones registradas en 2021 (entre los meses de enero y junio), 762 han sido llamadas entrantes; 474, salientes; 368 respuesta a mensajes, 19 a correos y 16 derivaciones a Servicios Sociales.

Cabe recordar que el Teléfono del Mayor, el 900 25 26 26 es un servicio gratuito del Instituto Aragonés de Servicios Sociales destinado a prestar atención inmediata a las personas mayores, así como para prevenir situaciones de soledad.

Se trata de un servicio gratuito que empezó a funcionar en junio de 2019 con el objetivo de facilitar autonomía y bienestar personal a sus usuarios y prevenir situaciones de riesgo o de malos tratos que puedan sufrir las personas mayores, así como garantizar su bienestar emocional y su seguridad, reducir su soledad y favorecer su protección social.

Este servicio atiende llamadas desde las 15:00 hasta las 07:00 horas; y las 24 horas los sábados, domingos y festivos. Sirve así de complemento a los servicios habituales de atención a la ciudadanía, especialmente durante las noches, proporcionando una atención inmediata ante cualquier necesidad que pueda surgir. 

Fuera de ese horario, el servicio permanece operativo a través de un buzón de voz. Cualquier persona que lo desee puede llamar a este teléfono gratuito, ya sean las propias personas mayores o alguien de su entorno que desee informar de una situación de soledad o riesgo.

Este servicio se presta en una Comunidad donde de los 1,3 millones de habitantes, el 21,8% tiene más de 65 años (288.662 personas, de las cuales 206.558 viven en Zaragoza; 49.956 en Huesca; y 32.148 en Teruel) y que el número de personas mayores sigue aumentando anualmente. 

De hecho, desde 2000 se ha incrementado en un 28,1% debido al descenso de la natalidad y el incremento de la esperanza de vida. Dentro de estas cifras, destaca que el 24% de estas personas (65.400) viven solas y que esta situación se incrementa con la edad: es decir, el porcentaje de personas que viven solas es mayor superados los 85 años (el 30,5%) que entre los 65 y los 69 (17%). 

Los hogares unipersonales de mayores tienen, además, rostro femenino: el 69,95% frente al 30% de varones.

Fuente: Gobierno de Aragón

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.