Cultura Entrevistas Sociedad

Marcos Cebrián: «Llevo la cámara siempre a mano y preparada para disparar en cualquier condición»

Marcos Cebrián

Fotógrafo y creador de Zaragoza Walkers

La fotografía ha sido su pasión desde que tenía 12 años y actualmente se dedica profesionalmente a ella. Marcos Cebrián es el fotógrafo oficial del Teatro de las Esquinas, pero también trabaja en otros ámbitos como el turístico, el publicitario, el deportivo o el institucional. Además, es el creador del proyecto Zaragoza Walkers, que cuenta con más de 25.000 seguidores en Instagram, y a través del cual retrata la capital aragonesa y a sus gentes desde un punto de vista muy personal

¿Podría hablarnos brevemente de su trayectoria profesional? ¿Cuándo decidió dedicarse a la fotografía?

La fotografía siempre fue mi pasión, desde los 12 años llevaba la cámara a todos sitios y me encantaba documentar las reuniones familiares o los momentos con amigos, después estudié Imagen y Sonido e hice algunos cursos de fotografía. 

Nunca pensé que pudiera dedicarme exclusivamente a la fotografía, pero fue en 2012 cuando empecé a trabajar en Teatro de las Esquinas fotografiando conciertos y obras de teatro, me fui especializando en ese sector y trabajo tanto con compañías realizando fotografías promocionales, para cartel y para dossier como con grupos de música. 

Además, por esa época empecé también con la fotografía gastronómica y distintos tipos de fotografía de producto, pero siempre “humanizándola” y dándole un toque más teatral.

Después estudié dirección de fotografía para aplicarlo a mis trabajos del día a día y en un futuro poder trabajar en cine.

Uno de sus proyectos más conocidos es Zaragoza Walkers, surgido en 2014, donde muestra a través de la fotografía callejera otra perspectiva de Zaragoza. ¿Cómo nació este proyecto y qué es exactamente Zaragoza Walkers?

El proyecto nació como una idea de mostrar la ciudad de una forma diferente, siempre me gustó la idea de fotografiar a la gente sin que se diera cuenta y que es la forma en la que más natural sale. Me pareció interesante fusionarlos con el paisaje urbano.

¿Cómo definiría las fotografías que forman parte de este proyecto?

Estas fotografías las defino como escenas cotidianas, fotografía costumbrista pero mezclada con teatro y en la que trato de exponer composiciones interesantes y que las personas que aparecen como figurantes se complementen con la ciudad

¿Qué debe tener una escena para que la fotografíe para Zaragoza Walkers?

Las escenas que más me gustan son las que hay varias fotografías dentro de una misma, me parece interesante captar 3 instantes dentro de una misma exposición, es complicado, pero a veces ocurre. Llevo la cámara siempre a mano y preparada para disparar en cualquier condición, si veo algo interesante voy ajustando la ruleta de la velocidad de la cámara en función de la luz del momento, me la acerco al ojo, encuadro, enfoco y disparo. Otras ocasiones son lugares que me llaman la atención por como incide el sol por ejemplo y espero a que pase alguien por ahí para meterlo en la escena.

¿Cómo ha ido evolucionando el proyecto desde 2014?

Durante estos años ha ido cambiando mi forma de ver la ciudad, ha cambiado mi forma de fotografiar y he pasado por épocas en las que me acercaba menos a la gente.

Los primeros años tenía más tiempo para poder dedicarle al proyecto y eso me daba mucho rodaje tanto para Zaragoza Walkers como para otros trabajos en los que tienes que estar preparado para pensar en una fotografía y realizarla porque es un momento que no se va a repetir. Durante un tiempo estuve subiendo minivideos, sonidos de la ciudad con imágenes de zaragozanos en movimiento, me gustó mucho ese tipo de publicación y seguramente seguiré con ellas, también tuvieron muy buena acogida los videos que hacía sobre lo que rodea a la Semana Santa de Zaragoza. Eran resúmenes de un minuto con bastante acción, se pueden ver tanto en el perfil de Instagram como en VIMEO.

Foto: Mar Arbués

¿Por dónde cree que pasa el futuro de Zaragoza Walkers?

En este proyecto me dejo llevar, sé que no puedo dedicarle el tiempo que se merece, pero siempre que me desplazo a algún trabajo estoy preparado para fotografiar cualquier cosa que se me ponga por delante, me gusta llevar la cámara en la mano todo el tiempo para que no se escape nada.

Además de Zaragoza, ha extendido el proyecto a otras ciudades. ¿Ha encontrado similitudes entre todas ellas? ¿Qué le gusta fotografiar en otros lugares?

Allá donde he ido por trabajo o vacaciones he sacado un rato y he salido a la calle a fotografiar a los habitantes, en mi web www.zaragozawalkers.com/alrededores se pueden ver algunos de los viajes y como he fotografiado a las personas que viven allí (Europa, América y Asia). Son diferentes culturas, algunas muy llamativas para nosotros y me encanta poder conocer cómo viven o como se divierten. Me encanta fotografiar la luz de distintas partes del mundo.

Es también el fotógrafo residente del Teatro de las Esquinas, trabaja en el ámbito cultural, turístico, institucional, publicitario, deportivo etc. ¿Qué le aporta cada una de estas facetas?

Siempre, para bien o para mal, digo que veo todo como una obra de teatro, mi andadura profesional comenzó en ese mundo y debido al equipo y al tipo de lentes que uso (muy luminosas) estoy acostumbrado a una forma de mirar, la aplico tanto para publicidad, deporte o prensa y por el momento me funciona. Trabajo con grandes empresas a nivel nacional y tengo encargos que ni en mis sueños con 15 años pensaba que pudieran llegar. 

Me siento muy afortunado por poder dedicarme a la fotografía y disfruto mucho porque por mi forma de ser me hago a todo y por la mañana puedo estar trabajando para un político y por la noche para un cantante, eso me divierte y hace que no me aburra nunca. 

Redacción AEA / L L M

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.