Empresas, economía y actualidad

Lambán: “Tenemos motivos para estar satisfechos del funcionamiento del autogobierno y sus instituciones frente a la crisis más grave desde la Guerra Civil”

El Presidente de Aragón asegura que las “dolorosas” restricciones han surtido efecto y las ayudas a los sectores afectados permitirán encarar el futuro

El acto reunió a un elenco de la sociedad oscense y la Hermandad de San Juan de la Peña ha recogido la medalla al mérito cultural

El Día de Aragón celebrado ayer en Huesca permitió reunir, con medidas de seguridad frente a la pandemia, a una representación de la sociedad altoaragonesa, reunida en el claustro de la iglesia de San Pedro el Viejo, que ha lucido tras las obras de remodelación.

La Hermandad de San Juan de la Peña recibió de manos del Presidente de Aragón la medalla al mérito cultural por razones que enumeró el consejero de Cultura, Felipe Faci.

Precisamente, Javier Lambán comenzó su intervención asegurando que celebrar un acto en este recinto resulta “sobrecogedor” para cualquiera que tenga un mínimo de conciencia histórica y que es el escenario idóneo para homenajear a la Hermandad de San Juan de la Peña, guardiana de una de las cunas reales más indiscutibles de Aragón, donde se halla el panteón en el que reposan los restos de los tres primeros reyes de la dinastía.

Explicó que la hermandad debería haber recogido este premio en 2020, coincidiendo con su 70 aniversario, así como con el centenario de la declaración del enclave como Sitio Nacional, pero la pandemia truncó la celebración, si bien se pudieron impulsar algunas acciones como la sala dedicada al Conde de Aranda, que también tiene su panteón allí, inaugurada por los Reyes de España.

Tras calificar de “impagable” la labor de la hermandad, insistió en que es merecedora de agradecimientos por muchas iniciativas como el análisis genético de los restos de San Juan, así como la celebración del 950 aniversario del viaje de Sancho Ramírez a Roma el cambio del rito mozárabe al rito romano en la celebración de la eucaristía, hecho que a su juicio no solo incumbe a la iglesia católica, sino que lo trasciende por conseguir la legitimación de la cristiandad romana (como si fuera la Europa del momento) y obtener un reconocimiento en la península frente a reinos vecinos, así como una autoestima “formidable” para todo lo que empieza a atesorar el Aragón primigenio, incluyendo el origen de la bandera cuatribarrada.

Por todo ello, Lambán dijo creer que el amor al pasado está hecho de la misma sustancia moral que el compromiso con el presente y con el sueño y ambición por el futuro optimista de la Comunidad, una tierra de interior, que el Presidente de Aragón entiende que sobrevive gracias al talento y a la vocación de universalidad.

Aprovechando la celebración del Día de Aragón, fecha que sirve para la reivindicación del Estatuto de Autonomía y para alimentar la autoestima, Javier Lambán aseguró que podemos estar “razonablemente satisfechos” del autogobierno y sus instituciones, que han funcionado frente a la crisis más importante desde la Guerra Civil.

Con sus errores y con la escasez de recursos, pero han funcionado y, además, se han consolidado en cuanto a la confianza de los ciudadanos, citando como ejemplo el hecho de que Aragón sea la única comunidad autónoma que dispone de una ley para hacer frente a la pandemia, gracias a que el Estatuto de 2007 permitió al Gobierno hacer decretos-ley.

El presidente aragonés cree que en la postpandemia se ve ya luz al final del túnel y en esta etapa, la labor de la Comunidad autónoma es tan importante como la desarrollada durante la pandemia, donde se puso de relieve lo mejor de la sociedad civil y que ha permitido que Aragón esté hoy en mejor situación económica que el resto de España para afrontar la crisis.

Entre los motivos, citó importantes motores que funcionan “a pleno rendimiento”, como el potencial exportador, la automoción, el peso de la industria o la fortaleza de la logística, entre otros sectores estratégicos a los que hay que seguir empujado y no poner trabas.

Lambán reconoció las “dolorosas” medidas que se han tenido que adoptar durante esta crisis sanitaria pero que ya han surtido efecto, como ocurre en la hostelería.

No obstante, asumió que son necesarias líneas de ayudas para los sectores más afectados, como el Plan Rremonta para el sector de la nieve o el Plan de ayudas a la hostelería y el turismo de 50 millones de euros.

Además, avanzó que está tratando de habilitar otras ayudas específicas para el sector de la nieve que supondrán un apoyo para poder volver a la normalidad.

En esta provincia, aseguró Lambán que hay motivos para la alegría debido a la retahíla de proyectos que hacen ver con esperanza el futuro, como los proyectos del Grupo Costa y Becton Dickinson en Fraga; los de Samca en Monzón, Ercros en Sabiñánigo, Amazon en Huesca capital, los regadíos y las sinergias que recoge el Pirineo, como la estación de Canfranc y su desarrollo urbanístico y la unión de las estaciones de esquí, que permitirá ampliar la competitividad de este sector y generador de empleo y riqueza.

A juicio de Lambán, frente a las muchas incertidumbres se puede actuar con miedo o con esperanza, conduciendo el primero al fracaso y al surgimiento de nacionalismos y populismos y, la segunda, al desarrollo, a la democracia, la justicia y la igualdad.

El ejemplo de unidad dado por Aragón en el peor momento de la pandemia, incluso firmando una Estrategia Aragonesa de Recuperación Económica y Social entre partidos políticos, agentes sociales y el mundo local, es la forma de salir reforzados de la crisis económica que sobreviene a la sanitaria, estando todos juntos compartiendo el gran proyecto de Aragón, integrado en España.

Real Hermandad de San Juan de la Peña

El Hermano Mayor de la Hermandad de San Juan de la Peña, Félix Longás, tras recoger la medalla al mérito cultural en Huesca, destacó “la ejemplar tarea de aunar voluntades en salvaguardar el patrimonio de San Juan de la Peña” por parte de esta entidad.

Longás repasó la trayectoria de los diferentes hermanos mayores y la apertura a la sociedad de esta hermandad, así como los distintos hitos de la recuperación del patrimonio. “Nuestro compromiso hoy es de absoluta fidelidad y servicio a lo que San Juan de la Peña representa como centro de acogida y espiritualidad, como raíz y cuna del Reino de Aragón y como señal de identidad que debe ser de todos los aragoneses”, subrayó.

“Todos los aragoneses compartimos una riquísima tradición histórica como reino, como comunidad política milenaria y ahora como una autonomía perfectamente integrada en España”, insistió Longás en su discurso, quién también mostró el compromiso de la Hermandad por “divulgar la historia y los mejores valores de los aragoneses: el diálogo, el respeto por las diferencias y el trabajar conjuntamente por Aragón”.

Longás finalizó con una frase repetida muchas veces por el Presidente Lambán cuando opina que somos lo que somos por nuestra historia pero sobre todo, por cómo nos relacionamos con ella, por lo el hermano mayor invitó a los aragoneses a “conocer en profundidad nuestras raíces y nuestra realidad histórica para, a partir de ella, aunar ideas y voluntades para construir el Aragón que queremos y sumando esfuerzos con las otras comunidades, conseguir una España y una Europa en la que estén presentes los mejores valores de nuestra cultura y tradición”.

 

Fuente: Gobierno de Aragón

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *