Sociedad

Constituido el Comité de Ética Social de Aragón

El órgano -de carácter consultivo, independiente e interdisciplinar- nace con el objetivo de asesorar a los profesionales y velar porque no se vulneren los derechos de las personas en el ámbito de los Servicios Sociales

Diecisiete profesionales de diferentes instituciones y entidades conformarán este comité que puede elaborar informes y recomendaciones o proponer protocolos de actuación cuando se produzcan conflictos éticos

Asesorar y sensibilizar a los profesionales de los Servicios Sociales de la dimensión ética de su práctica profesional y velar porque ésta no vulnere el derecho de las personas al respeto a su personalidad, dignidad humana e intimidad. Son los dos objetivos fundamentales con los que ayer quedó constituido el Comité de Ética Social de Aragón.

Se trata de un organismo de carácter consultivo, independiente e interdisciplinar integrado por 17 profesionales de los servicios sociales, las humanidades o el derecho de diferentes instituciones y entidades de carácter social. 

“Con la constitución de este órgano damos un paso más en la necesidad de asegurar, también desde un órgano externo y especializado, que el servicio que se presta y las garantías que se ofrecen están alineadas con la excelencia y la calidad humana”, subrayó la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, que asistió ayer a la constitución virtual de este organismo.

Con la constitución de este órgano damos un paso más en la necesidad de asegurar, también desde un órgano externo y especializado, que el servicio que se presta y las garantías que se ofrecen están alineadas con la excelencia y la calidad humana

Las funciones el Comité se van a centrar en asesorar sobre cuestiones o controversias de carácter ético que puedan surgir en la intervención social, así como en los procesos de decisión que tengan que darse en las situaciones de conflicto ético entre profesionales, personas destinatarias e instituciones. 

También puede elaborar informes y recomendaciones ante casos concretos sobre los que se solicite, o a propuesta de algún miembro del comité, y proponer protocolos de actuación para situaciones de conflictos éticos. 

Además, promoverá la sensibilización, docencia e investigación sobre cuestiones de ética en relación con la intervención social en el sistema de servicios sociales e impulso en la sociedad del desarrollo de una ética que mejora la calidad de las intervenciones sociales.

Este comité no podrá peritar, emitir juicios o temar decisiones de carácter vinculante, puesto que –como señala su naturaleza- se trata de un organismo consultivo. A él podrán llevarse debates éticos y morales, así como actuaciones que requieran de la opinión contrastada de profesionales que aporten diferentes informes, análisis y diferentes puntos de vista y puedan ayudar a mejorar la práctica diaria de la atención a las personas en el ámbito de los Servicios Sociales.

Fuente: Gobierno de Aragón

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.