Entrevista a Manuel Torres – Consejero delegado de la Sociedad Deportiva Huesca

Manuel Torres es consejero delegado de la Sociedad Deportiva Huesca desde hace año y medio, un tiempo que ha estado marcado por los retos de una temporada en la que venían de un descenso y por la necesidad de adaptar el funcionamiento del club a una competición marcada por la crisis sanitaria. Torres apuesta por hacer las cosas con sentido común y responsabilidad para consolidar su posición en Primera División y del fútbol destaca su capacidad para forjar una identidad y unir a las personas.

Cuéntenos un poco sobre su trayectoria profesional antes de llegar a la SD Huesca.
Tras licenciarme en la Facultad de Derecho de Zaragoza preparé oposiciones a Judicatura durante 4 años; tras ese periplo opositor me colegié como abogado en el ICA de Huesca en el año 2003 y comencé a trabajar como Gerente de la Federación de Asociaciones de la Construcción de la provincia de Huesca, donde desarrollé mi actividad profesional hasta agosto de 2013, fecha en la que me incorporé al despacho Camarero Abogados, un despacho recién creado por mi amigo y socio Pedro Camarero. Estos años de ejercicio profesional lo he compaginado con la realización de formación y docencia relacionada con mi actividad.

¿Cómo llegó a la SD Huesca?
Fue José Antonio Martín Otín quien en el año 2012 me invitó a sumarme al proyecto que él y Agustín Lasaosa estaban liderando; me uní al Patronato de la Fundación Alcoraz y al Consejo de Administración de la SD Huesca, asumiendo desde el año 2016 funciones más específicas en los asuntos jurídicos del club.

Háblenos brevemente sobre su trabajo como consejero delegado.
Además de las funciones propias que cualquier consejero delegado desempeña en una sociedad mercantil, el cargo de consejero delegado en mi caso supone la representación institucional del club ante las instituciones, políticas y administrativas, pero también y de manera muy destacada ante las deportivas, liga, federación y otros clubes, así como la supervisión de las normas de cumplimiento legal del club.

¿Qué balance hace de su primer año y medio como consejero delegado?
Ha sido un año difícil por las circunstancias en las que accedí al cargo y los retos de una temporada en la que veníamos de un descenso y que ha estado marcada por la necesidad de adaptar el funcionamiento del club a una nueva competición marcada por la crisis sanitaria; un año difícil pero también muy bonito con la consecución del título de campeón de segunda división y el ascenso a la liga Santander.

¿Qué objetivos se marca para el futuro?
La consolidación del Club en el futbol profesional fortaleciendo el ámbito deportivo y económico del club; la consolidación en el ámbito deportivo (con el mantenimiento de un bloque de jugadores) y económico (explotación de nuevos recursos e infraestructuras) debe permitirnos tener la oportunidad de optar por competir en la Primera división.
Pero además la situación de privilegio y liderazgo deportivo en la provincia de Huesca y en nuestra Comunidad Autónoma debe llevarnos a ser un motor de arrastre para el territorio generando proyectos que aporten valor al territorio y a nuestra gente.

¿Con qué valores le gustaría que se asociase a la SD Huesca?
En el gen de la SD Huesca está el esfuerzo, la fidelidad y la perseverancia, valores de los que se hace eco de nuestros fieles siempre sin reblar y, a partir de esos valores me gustaría que la SD Huesca fuera admirada por sus resultados deportivos y por su forma de conseguirlos, y querida por su vinculación con los aficionados y por su compromiso e impacto social.

Usted fue miembro del Consejo de Administración desde 2012, ¿cómo ha visto crecer al equipo en estos años?
Pues ha sido una constante evolución, es una organización que ha crecido y ha tratado de dimensionarse para, respetando la idiosincrasia de un club sencillo, adaptarse a los retos que la nueva industria del futbol genera.

¿Cuáles han sido los hitos fundamentales de este club desde su fundación en 1960?
Con la perspectiva de la situación de privilegio que en estos momentos estamos viviendo, disputando la mejor Liga del mundo, en mi opinión, además de la construcción de nuestro estadio El Alcoraz, abordada por el presidente José María Mur, los hitos fundamentales en la historia más reciente del club, primero con el ascenso a segunda división frente al Écija y, posteriormente con los dos ascensos a la primera división, tienen que ver, por un lado, con la asunción del liderazgo del club por parte de Petón y Agustín Lasaosa y, por otra, con el proceso de profesionalización y modernización del club impulsado por nuestro actual Director General Josete Ortas.

¿Cómo ha afectado la crisis sanitaria al funcionamiento normal del club?
Como todos los clubes profesionales hemos tenido que adaptar nuestro día a día a las exigencias sanitarias y además afrontar la disminución de ingresos procedentes de abonados, entradas, hospitality, eventos, etc.

Tras la vuelta del confinamiento, el Huesca volvió con fuerza y energía y ascendió a primera. ¿Cómo se consigue esto tras una cuarentena?
Con la serenidad necesaria para entender que la vuelta tras la cuarentena nos situaba en un nuevo escenario, un nuevo futbol, que requería que en ese periodo el buen trabajo de nuestro cuerpo técnico y jugadores, si cabe fuera mejor.

Y lo más importante: ¿Cómo se mantiene esta posición en primera división?
Pues vamos a tratar de hacer las cosas con el máximo sentido común y responsabilidad, confiando en el trabajo de nuestra área deportiva, equipo técnico y jugadores para tratar de consolidarnos en Primera División.

Desde SD Huesca animaron a que la gente celebrara el ascenso con responsabilidad social. ¿Respondió bien la afición a esta petición?
La respuesta fue extraordinaria, modélica, dignificando al club al que quieren y haciéndonos sentir orgullosos en toda España.

¿Qué mensajes están recibiendo desde julio por parte de su afición?
Sin duda mensajes de alegría, de orgullo, de confianza y, en estos momentos de esperanza y anhelo por asistir a los partidos en el Alcoraz.

¿Cree que el ascenso a primera división ha servido para crear un sentimiento de unión en la provincia?
No sólo el ascenso, la SD Huesca es un proyecto de territorio y de personas, y más allá del hito que el ascenso a la Liga Santander ha supuesto, lo cierto es que en torno a la SD Huesca se ha generado un sentimiento de pertenencia, de orgullo que vertebra a todo el Altoaragón.

¿Cómo ve el futuro del fútbol en general a medio plazo, con esta nueva normalidad en la que estamos inmersos?
Con incertidumbre, porque la viabilidad de nuestro futbol a medio plazo debe pasar, por una parte por recuperar una normalidad, cuando menos relativa, que permita el regreso a los estadios y, por otra por un escenario jurídico, que nos permita competir económicamente con las otras grandes Ligas, manteniendo la cobertura legal a la actual explotación y comercialización de los derechos audiovisuales por parte de la Liga e incorporando un régimen fiscal para los futbolistas similar al regulado en Italia.

¿Qué proyectos y objetivos tiene en mente para la SD Huesca?
Tal y como he comentado los proyectos en los que está trabajando el club se centran en aquellos que coadyuven por un lado a la consolidación del Club en el futbol profesional, fortaleciendo el ámbito deportivo y económico del club y, por otro a la configuración del club como un motor de arrastre para el territorio generando actividades e iniciativas empresariales que aporten valor a la provincia.

¿Cree que el deporte está lo suficientemente apoyado e incentivado?
La importancia social del deporte y, de manera particular su capacidad para forjar una identidad y unir a las personas hace que deba prestarse una atención especial no sólo al deporte aficionado sino al profesional; el deporte profesional puede y debe convertirse en un vehículo de desarrollo económico que arrastre a otras actividades; tiene retorno casi inmediato y genera marca de territorio. Esta manera de entender el deporte profesional creo que ha sido muy bien entendida, fundamentalmente por la Diputación Provincial de Huesca y también por el Gobierno de Aragón.

¿Le parece que estos años tan buenos que está viviendo el Huesca han podido servir para que en el conjunto de Aragón se tome verdadera conciencia de que hay muy buen futbol más allá del Real Zaragoza?
Sin duda, lo cierto es que el Real Zaragoza ha sido históricamente el equipo de referencia de generaciones de aragoneses y creo que la irrupción de la SD Huesca en el futbol profesional puede permitir que efectivamente en el conjunto de Aragón surja un sentimiento, en unos casos de apoyo y seguimiento y, en otros de simpatía hacia la SD Huesca.

El ascenso a primera ¿cree que puede ayudar a que muchos jóvenes se interesen por el deporte tanto para verlo como para practicarlo?
Estoy convencido, el futbol es un referente para nuestros niños y nuestros jóvenes.

El año pasado, el club se unió a una campaña del IAM contra la violencia de género. ¿Van a colaborar en más proyectos sociales?
Tal y como he comentado el compromiso e impacto social de nuestro proyecto es innegociable y trataremos de impulsar, colaborar hogar. o apoyar en proyectos sociales, ya sea directamente, ya sea a través de la Fundación Alcoraz que articula los diferentes proyectos de responsabilidad social del club.

¿Cómo les está afectando el caso Oikos?
Se trata de un proceso, aún en fase de instrucción, que investiga posibles conductas irregulares de personas individuales que podrían afectar, de forma directa o indirecta, a la SD Huesca. Algunas de las personas investigadas tenían una relación laboral o estatutaria con el club, que como entidad es independiente de las actuaciones de sus trabajadores y, en todo caso, desde el club no se ha cometido ninguna irregularidad por lo que estamos plenamente tranquilos y confiamos en que la justicia aclare definitivamente los hechos. La decisión de mantener nuestra condición de investigados es una decisión del juez que aunque entendemos y respetamos como parte de un proceso en el que hemos ofrecido y seguiremos ofreciendo nuestra plena colaboración, pero desde nuestra plena convicción de haber actuado siempre de forma irreprochable, no compartimos la decisión de mantenernos en el proceso como investigados, aunque respetamos por supuesto todas las decisiones y seguiremos colaborando como hasta ahora en todo lo que se nos requiera.

¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre?
Además de dedicarle tiempo mi familia, con la que a veces no estoy todo lo que debería, me encanta juntarme con mis amigos y compartir una buena mesa. La lectura y el golf son ahora los entretenimientos a los que trato de dedicar algún momento.

¿Le gusta jugar a futbol?
Me encanta, pero mi físico ya no da para hacer alardes; ahora me toca jugar con mi hijo de 6 años al que de un tiempo a esta parte se le ha despertado una auténtica fiebre por el futbol.

Aparte de los partidos de la SD Huesca, ¿a qué otros equipos suele seguir?
Pues veo normalmente al Barça y al Madrid, aunque me trago cualquier partido; veo mucho la segunda división y, no sé por qué me gusta la Liga francesa.

¿Qué lugares de Huesca recomienda para hacer una escapada y desconectar?
La provincia de Huesca es un territorio maravilloso en el que existen muchos lugares para escaparse y desconectar; el mío es Boltaña y desde allí no dejo de ir cuando puedo a los Miradores de Ordesa, un paraje único.

Háblenos un poco de su familia.
Soy el marido de Marta , el amor de mi vida, y el padre de dos niñas, Carlota y Marta, y un niño, Manuel, que me hacen sentirme muy querido; me siento un orgulloso hijo de sus padres, Manuel y Maite, que me han transmitido firmes valores y de un hermana Marita que siempre está cuando la necesitas; poco más puedo decir, en la familia creo que todos encontramos el granero espiritual y ningún éxito profesional compensa un fracaso en el hogar.