Sociedad

Díaz y Mayoral preparan las bases para negociar un nuevo acuerdo de financiación para la Universidad pública

La consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Maru Díaz mantuvo ayer un encuentro con el rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, tras su reelección en el cargo.

Ambos ratificaron su voluntad de seguir trabajando de forma coordinada para mejorar la universidad pública, como “principal fuente de conocimiento e investigación en Aragón, motor de progreso, ascensor social y elemento vertebrador”, y coincidieron en que el reto inmediato al que se enfrentan es la mejora de la financiación del campus.

La reunión sirvió para sentar las bases de la negociación del nuevo acuerdo de financiación y establecer una metodología y un calendario de trabajo.

El actual contrato-programa de financiación expiraba este 2020, pero la crisis sanitaria y las dificultades surgidas en este complicado año han obligado a prorrogarlo.

Ambas partes manifestaron su buena sintonía y predisposición a llegar a un acuerdo próximamente, con el fin de ir avanzando en los cuatro años venideros en el camino de garantizar los gastos básicos y de mantenimiento del campus, en el que estudian este curso unos 30.000 alumnos.

“La voluntad es clara: la Universidad necesita mejorar su financiación”, reconoció la responsable autonómica, quien recordó, no obstante, cómo pese a no haberse renovado el acuerdo de financiación, los presupuestos de 2021 incluyen ya un incremento de 11,3 millones en la transferencia básica a la Universidad. El montante total, destacó, es de 182 millones de euros, “el más alto de la historia”.

La consejera mantuvo su primera reunión con el rector tras su reelección en el cargo y mostró el compromiso de trabajar de forma coordinada para seguir mejorando el campus y acordar una senda expansiva

Además, Díaz subrayó cómo este mismo ejercicio, y atendiendo al sobreesfuerzo económico en el que ha tenido que incurrir la institución para mantener la calidad de la oferta académica y de investigación, se ha llevado a cabo hace apenas unas semanas un libramiento extra de 8,2 millones.

Esa aportación, recordó la consejera, compensa el esfuerzo realizado por el campus en estos meses, en los que la universidad –pese a las dificultades añadidas- ha seguido además mejorando su posicionamiento internacional, captando nuevos fondos para investigación y mejorando al mismo tiempo su transferencia.

Por todo ello, Díaz se comprometió a aprobar una senda “expansiva” de financiación para el campus público, bajo la base de las directrices que marca la Ley de Ordenación del Sistema Universitario de Aragón.

La intención es poder disponer de ella antes del verano, con el objetivo de poder plasmar ya los compromisos en los presupuestos autonómicos del año 2022.

Un calendario que compartió el rector, José Antonio Mayoral, quien no quiso dar a conocer cifras aún, pero que sí detalló la lista de prioridades en cuanto a infraestructuras.

Después de la reforma de Filosofía y Letras, ya en marcha, en Huesca citó el Seminario; en Teruel, Las Anejas, y en Zaragoza, la Facultad de Medicina.

Además de abordar la financiación del campus, la consejera y el rector trataron también las repercusiones de la Covid en el día a día universitario. Tanto Díaz como Mayoral valoraron positivamente el primer trimestre del curso, donde la docencia ha pasado a ser semipresencial, con una óptima adaptación tanto por el estudiantado como el profesorado, y aseguraron que los protocolos han funcionado bien, demostrando que las aulas están siendo seguras.

Tal y como confirmaron, no ha sido necesario cerrar ningún aula ni ningún colegio mayor, gracias a la responsabilidad del estudiantado, y trasladaron la intención de recuperar a la vuelta de las Navidades la mayor presencialidad posible en función siempre de lo que permita la situación sanitaria y en coordinación con Salud Pública.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *